FENAPES afirma que se está intentando convertir a la Educación en un negocio

Ante la convocatoria realizada a las autoridades de la Educación, en particular del CODICEN de la ANEP, realizada por el Senado de la República, y la posterior declaración aprobada por el mismo, la Asamblea General de Delegados de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria reunida en el día de la fecha declara:

1) La intención, así como la forma, por la cual se pretende intervenir a la Educación Pública, imponiendo las políticas educativas a llevar adelante por la ANEP y la UDELAR, constituyen una flagrante violación de la autonomía consagrada en la Constitución de la República y de los derechos de este pueblo logrados con lucha y trabajo.
2) En efecto, nuestra Carta Magna establece la Autonomía que tendrán los Entes que habrán de dirigir a la Educación, limitando el accionar sobre esta tanto del Poder Ejecutivo como del Poder Legislativo.

3) El no respeto a los preceptos constitucionales por parte del Poder Ejecutivo y el Parlamento constituyen por sí mismo un grave ataque al orden jurídico vigente, lesionando por tanto al propio sistema democrático.

4) Pero más grave aún resulta el sometimiento a estos poderes del Estado y su accionar de buena parte de los miembros del CODICEN de la ANEP, en particular de su presidente el Dr. José Seoane, así como la actitud chantajista del Partido Nacional y su representante en dicho organismo el Lic. Daniel Corbo.

5) Con estas acciones se introduce a la Educación Pública en territorio de disputas político- partidarias, la cual no hace otra cosa que atentar contra un desarrollo de la enseñanza en el sentido de los principios nacionales de gratuidad, obligatoriedad, laicidad y autonomía.

6) Como si esto fuera poco, las posibles acciones publicitadas se enmarcan en un proyecto educativo sustentado en la lógica de mercado en educación, que busca su mercantilización, deslindar al Estado de la responsabilidad de asegurar el efectivo ejercicio de un derecho humano fundamental, haciendo de la misma un negocio y por ello privatizándola; inspirándose como modelo a seguir en el sistema educativo chileno, cuyo fracaso es de público conocimiento.

7) Alertamos que la “crisis educativa” que se manifiesta en los documentos emanados por el poder político no tienen fundamento técnico pedagógico alguno, ni se refiere a las carencias que este sindicato viene reclamando.

8- La FENAPES seguirá bregando, en el marco del movimiento sindical uruguayo y su sistema de alianzas, por la construcción de una educación al servicio del país productivo con justicia social y profundización democrática.

 Asamblea General de Delegados de FENAPES.