Fenómeno El Niño trae temperaturas por encima de lo normal para el verano 2015

Como forma de describir la distribución climatológica de precipitación acumulada y temperatura media en Uruguay para el trimestre en estudio, se presenta en las siguientes tablas, la distribución histórica de ambas variables en diversas estaciones meteorológicas.
La mayoría de los modelos predicen el desarrollo de un débil El Niño durante los meses de diciembre 2014 – enero 2015 y extendiéndose hacia los primeros meses del 2015.  Asumiendo que El Niño se defina completamente, el consenso de los pronósticos favorecen un evento. Se espera  que la temperatura media del trimestre diciembre 2014 – enero – febrero de 2015 presente condiciones por encima de lo normal sobre todo el País excepto el litoral atlántico, con probabilidades de 40% para el tercil superior, 35% para el superior central y 25%, para el tercil inferior, y condiciones por encima de lo normal sobre el litoral atlántico, con probabilidades de 45% para el tercil superior, 30% para el superior central y 25%.
Los valores indicados determinan los límites del tercil medio de la distribución.
Es decir que en un tercio de los años se registraron valores menores mientras que en un tercio de los casos se verificaron registros mayores.
El resto de los casos, también un 33%, se dieron entonces en el tercil medio, con registros entre los dos valores indicados.
Con esta información se intenta transmitir el rango de valores de precipitación y temperatura media.
Durante el pasado mes de noviembre de 2014, las anomalías de las temperaturas en la superficie del océano en el Océano Pacífico ecuatorial central y este han aumentado.
Las temperaturas de la subsuperficie del Pacífico Central y este.
Sin embargo la circulación atmosférica no ha demostrado aún un acoplamiento claro a las aguas anormalmente cálidas.
Los vientos ecuatoriales en niveles bajos han estado muy cerca del promedio, aunque en algunas ocasiones se generaron vientos anómalos desde el oeste en una porción del Pacífico este tropical.
Las anomalías en los vientos del este en los niveles superiores han estado presentes en el este y centro del Pacífico tropical.
El índice de la Oscilación del Sur ha estado ligeramente negativo.
Aunque las anomalías en la superficie del océano solamente implican condiciones de un evento débil El Niño, los patrones de las anomalías del viento y lluvia en general no indican claramente un acoplamiento de la atmósfera al océano.
Por lo tanto, aunque hay evento débil El Niño y un calentamiento de la superficie del Pacífico comparando con al mes anterior. La mayoría de los modelos predicen el desarrollo de un débil El Niño durante los meses de diciembre 2014 – enero 2015 y extendiéndose hacia los primeros meses del 2015.
Asumiendo que El Niño se defina completamente, el consenso de los pronósticos favorecen un evento débil.
En resumen, hay un 65% de probabilidad de que El Niño ocurra durante el verano y que se extienda hasta el otoño de 2015.
En función de la actual coyuntura climática y las relaciones estadísticas históricas demostradas entre el clima local y condiciones de TSM remotas y los modelos climáticos de predicción en
centros de investigación internacionales, se definen las perspectivas climáticaspara el trimestre diciembre 2014 – enero – febrero de 2015 en Uruguay.
La elaboración de este informe fue coordinada por el Instituto Uruguayo de Meteorología en colaboración con la Universidad de la República en el marco de un Convenio entre ambas Instituciones.
SESGOS PREVISTOS
Se presenta a continuación los sesgos que debido a las consideraciones anteriores, surgen como significativos.
Dichos resultados se describen en función de la probabilidad que el registro en el trimestre caiga en el tercil superior, medio o inferior de la distribución climatológica.
En este informe se indican solo aquellos resultados estadísticamente significativos.
En ausencia de sesgos, se debe esperar con igual probabilidad (33%) cada uno de los tres casos.

Como forma de describir la distribución climatológica de precipitación acumulada y temperatura media en Uruguay para el trimestre en estudio, se presenta en las siguientes tablas, la distribución histórica de ambas variables en diversas estaciones meteorológicas.

La mayoría de los modelos predicen el desarrollo de un débil El Niño durante los meses de diciembre 2014 – enero 2015 y extendiéndose hacia los primeros meses del 2015.  Asumiendo que El Niño se defina completamente, el consenso de los pronósticos favorecen un evento. Se espera  que la temperatura media del trimestre diciembre 2014 – enero – febrero de 2015 presente condiciones por encima de lo normal sobre todo el País excepto el litoral atlántico, con probabilidades de 40% para el tercil superior, 35% para el superior central y 25%, para el tercil inferior, y condiciones por encima de lo normal sobre el litoral atlántico, con probabilidades de 45% para el tercil superior, 30% para el superior central y 25%.

Los valores indicados determinan los límites del tercil medio de la distribución.

Es decir que en un tercio de los años se registraron valores menores mientras que en un tercio de los casos se verificaron registros mayores.

El resto de los casos, también un 33%, se dieron entonces en el tercil medio, con registros entre los dos valores indicados.

Con esta información se intenta transmitir el rango de valores de precipitación y temperatura media.

Durante el pasado mes de noviembre de 2014, las anomalías de las temperaturas en la superficie del océano en el Océano Pacífico ecuatorial central y este han aumentado.

Las temperaturas de la subsuperficie del Pacífico Central y este.

Sin embargo la circulación atmosférica no ha demostrado aún un acoplamiento claro a las aguas anormalmente cálidas.

Los vientos ecuatoriales en niveles bajos han estado muy cerca del promedio, aunque en algunas ocasiones se generaron vientos anómalos desde el oeste en una porción del Pacífico este tropical.

Las anomalías en los vientos del este en los niveles superiores han estado presentes en el este y centro del Pacífico tropical.

El índice de la Oscilación del Sur ha estado ligeramente negativo.

Aunque las anomalías en la superficie del océano solamente implican condiciones de un evento débil El Niño, los patrones de las anomalías del viento y lluvia en general no indican claramente un acoplamiento de la atmósfera al océano.

Por lo tanto, aunque hay evento débil El Niño y un calentamiento de la superficie del Pacífico comparando con al mes anterior. La mayoría de los modelos predicen el desarrollo de un débil El Niño durante los meses de diciembre 2014 – enero 2015 y extendiéndose hacia los primeros meses del 2015.

Asumiendo que El Niño se defina completamente, el consenso de los pronósticos favorecen un evento débil.

En resumen, hay un 65% de probabilidad de que El Niño ocurra durante el verano y que se extienda hasta el otoño de 2015.

En función de la actual coyuntura climática y las relaciones estadísticas históricas demostradas entre el clima local y condiciones de TSM remotas y los modelos climáticos de predicción en

centros de investigación internacionales, se definen las perspectivas climáticaspara el trimestre diciembre 2014 – enero – febrero de 2015 en Uruguay.

La elaboración de este informe fue coordinada por el Instituto Uruguayo de Meteorología en colaboración con la Universidad de la República en el marco de un Convenio entre ambas Instituciones.

SESGOS PREVISTOS

Se presenta a continuación los sesgos que debido a las consideraciones anteriores, surgen como significativos.

Dichos resultados se describen en función de la probabilidad que el registro en el trimestre caiga en el tercil superior, medio o inferior de la distribución climatológica.

En este informe se indican solo aquellos resultados estadísticamente significativos.

En ausencia de sesgos, se debe esperar con igual probabilidad (33%) cada uno de los tres casos.