Franco Santana comenzará su recorrido por los festivales de cine con el corto “Belén ojos azules”

Franco Santana – desde el 2004 se dedica a la creación de documentales y cortos y en el 2017 una de sus creaciones fue nominada a participar en el Short Fil Corner de Cannes – en aquel momento con su cortometraje “Expiación”
A finales del 2018 estrenamos Belén ojos azules, un cortometraje de ficción de 27 minutos de duración el cual fue rodado en Salto durante los años 2017 y 2018. franco santana001
A pesar del estreno sin embargo, seguimos trabajando en la post producción (corrección de color, etalonaje, música y mezcla de sonido) y la idea es que, en breve -al finalizar estas cuestiones técnicas- empecemos el recorrido de festivales” – comentó a nuestro medio. Dado que es un corto de género drama dentro de lo que se podría catalogar como cine social, y que por su temática tiene elementos de género, hay que realizar una búsqueda y selección de los perfiles más adecuados a este tipo de cortometrajes, a fin de achicar la brecha existente entre lo que busca cada festival y lo que ofrece el cortometraje que se postula.
Respecto a los proyectos para este año, en lo que hace específicamente a lo cinematográfico, estoy comenzando a planificar el rodaje de un tercer cortometraje, que si bien aún no tengo el guión terminado, sí tengo el argumento y las principales líneas de acción.
El nombre provisorio es El ritual y se trata de un cortometraje de ficción que rondaría los 12-14 minutos.
“Estamos comenzando a armar el equipo con Valeria Schneider (Arte y vestuario) y Antonella Menoni posiblemente en la producción.
Al igual que con los cortometrajes anteriores, la idea es seguir trabajando con actores, técnicos y músicos locales.
Como realizador independiente sin formación específica, me interesa mucho que se pueda producir de la mejor manera apostando a la más alta calidad narrativa y técnica, potenciando al máximo las posibilidades que tenemos de talentos locales.
Somos un país de una extensión bastante pequeña, no obstante, padecemos una terrible centralización en la capital.
Tanto la formación como los recursos suelen quedar en el sur, por eso para mí trabajar con talentos locales, no es sólo una cuestión de pragmatismo sino una decisión política.
Se hacen muchas cosas en Salto, Paysandú, entre otras ciudades. Ojalá con el tiempo la sumatoria de todos los proyectos audiovisuales que poco a poco se van concretando y viendo la luz, permita un mayor y mejor desarrollo de la producción audiovisual en esta parte del país” – concluyó Santana.