Franco Santana privilegia todas sus fichas por la apuesta a la producción audiovisual

Postergando el ejercicio como Psicólogo Clínico de Niños

Franco Santana ha venido dando fuertes pasos en el ámbito del cine y decidió postergar su ejercicio como Psicólogo Clínico de Niños para dedicarse de lleno a la producción audiovisual. Recordamos que el año pasado fue nominado en el Short Fil Corner de Calles y fue partícipe de la semifinal en L.A. Cinfest.
-¿Qué rescate hace del año pasado en torno a su performance laboral y creativa?
-“El 2017 fue un año clave, un año bisagra, o punto de inflexión como se dice en matemática; habrá siempre en mi vida, un antes y un después del 2017. ¿Por qué? Porque fue el año en el que terminé de madurar, por distintas franco santana 001razones y circunstancias, un proceso interno el cual concluye, en definitiva, en una toma de decisión muy importante para mí y mi familia: la de renunciar a mi trabajo en Aldeas Infantiles y empezar a dedicarme freelance y a tiempo completo, a la realización audiovisual. Por supuesto no es una decisión sencilla por los riesgos que conlleva dejar un trabajo estable y con el respaldo que brinda la formación académica que uno tiene (en mi caso, la licenciatura en psicología), para dedicarse a algo con un porvenir incierto desde lo económico y con el viento en contra de no contar con el aval de una formación que esté validada por alguna institución educativa. Pero bueno, la vocación ha sido más fuerte, y con dedicación, esfuerzo y pasión, creo que las cosas, poco a poco, se irán dando”.
¿Cómo se están dando las situaciones en esta primera etapa del 2018?
-«En este momento, a pocos días de haber comenzado el 2018, estoy trabajando en una multiplicidad de cosas en la productora.
El emprendimiento personal, a través del cual le di forma a esta «aventura» que comencé, es el de «LOMA Productora Audiovisual».
Hago una breve digresión para contar que LOMA toma su nombre de mis dos hijos Lorenzo y Mateo, que tienen 4 y 2 años y son, para mí y mi pareja, el epicentro de nuestro universo -el cual se lleva casi el cien por ciento de nuestra energía psíquica y material, jaja-. Entonces, volviendo a las actividades, LOMA es una productora que brinda servicios audiovisuales de acuerdo a las necesidades del cliente, desde publicidad hasta eventos sociales. Sin embargo, también tiene algunos componentes que no tienen como finalidad la rentabilidad sino producir contenido artístico, el cual tiene un valor por sí mismo. Este es el caso de LOMA Music o LOMA Ficción. Parte de lo cual se puede ver en nuestro canal de YOUTUBE: LOMA Productora.
¿Cómo describe su experiencia en el NOX Film Fest 2018?
-“En relación al NOX Film Fest 2018, vale aclarar que fue una experiencia muy interesante de transitar. Me tocó formar parte de un jurado de 3, en el cual los otros dos compañeros, eran personas con mucha experiencia y formación en el mundo del cine, por lo cual no sólo pude disfrutar del visionado de las películas y cortometrajes en competencia, sino que también pude ampliar mi campo de conocimiento en relación al cine de género -de terror-, que es en lo que se especializa el Festival.
Pero más allá del aprendizaje, más interesante aún, fue la oportunidad de compartir y conocer, en lo personal, tanto a Edna Campos (México) -quien era la presidente del Jurado por su gran trayectoria, entre otras cosas, como Organizadora del Festival de cine Macabro en México-, como a Hernán Moyano (Argentina) -quién también posee una gran trayectoria como guionista, docente, locutor entre otras actividades creativas-. Tanto por su sencillez, como por su amabilidad y compañerismo, hicieron que la tarea de «jurar» los films fuese de lo más placentera.
Por último, y no menor, va la mención a Salomón Reyes, organizador y gestor intelectual y material de este Festival, por todo lo que logra, año a año, acercando el cine de género a la población de Salto y alrededores».
-¿Nuevos proyectos?
-“Los nuevos proyectos son muchos. Algunos son más concretos y a corto plazo, como los relacionados a publicidad, y otros son de más largo aliento, como lo serían los proyectos más orientados al desarrollo de audiovisuales de ficción. En este último caso, se está terminando de rodar un cortometraje titulado Belén ojos azules, el cual tenemos intenciones de estrenar en algún momento del mes de marzo.
Al igual que Expiación, se trata de un cortometraje de ficción realizado íntegramente en la ciudad de Salto con actores, artistas y técnicos que colaboran de manera vocacional y honoraria, en particular porque creen en el proyecto, y en un plano más general, por su propio amor al séptimo arte. Y en cuanto a proyectos de más largo alcance, hemos escrito con una compañera, Mariela Krämer, un tratamiento para un largometraje, el cual está en etapa de desarrollo -fue presentado a un llamado del ICAU-, llamado La magia de la vida.
También estamos empezando a esbozar otro proyecto de largometraje de género, a ver qué posibilidades de desarrollo tiene.
Es un poco ambicioso, ya que se trata de una historia de fantasía y terror, algo que implica cuestiones de producción un poco más complejas, pero queremos incursionar en esta área. Y teniendo en cuenta mi formación de psicólogo, y siendo Mariela, estudiante de psicología, queremos ahondar en este proyecto en cuestiones oscuras y profundas del alma, utilizando para narrar, el tono de la fantasía y algunos recursos del cine de terror. Veremos cómo resulta”.
-¿Cuál es su mirada hacia la impronta cinéfila local?
-“Mi mirada a la creación de cine en el medio local: Bueno, no soy ningún experto, así que no sé bien cómo empezar a responder esto…
De hecho, yo mismo me encuentro en la búsqueda de cómo ir abriendo camino para la realización de proyectos de cine, en nuestro medio, sin tener hasta ahora una respuesta concreta. Esto no quiere decir que no sea optimista al respecto, de hecho, si no lo fuera, no lo hubiese dejado todo por este proyecto. Intentando reflexionar acerca de lo que veo en mi entorno más cercano, puedo decir que hay mucha gente que quiere hacer cine. Y no sólo que quiere sino que además cree que es posible.
Y eso está buenísimo. Yo tengo 36 años. Hace exactamente 18 años, cuando yo tenía 18, yo quería hacer cine.
De hecho, cuando me fui a Montevideo a estudiar, yo fui a la ECU -era 1999- en la calle Chucarro y me informé sobre la carrera. Era imposible: sólo la cuota mensual salía 3 veces lo que yo pagaba de alquiler en un apartamento en el centro. Pero el problema no era ese; el problema era que no había otra alternativa. En esa época se filmaba, es decir, literalmente se imprimían fotogramas sobre un film -película- de haluro de plata que salía una fortuna también, al igual que las cámaras. Y para editar precisabas una isla de edición que jamás supe lo que podría llegar a salir.
Hoy esa brecha tecnológica abismal, ha desaparecido. Y no quiero caer en el lugar común de decir que uno puede hacer una película con celular. Pero es verdad que sí se puede empezar por allí. Y editás en una PC de escritorio. Y si no sabés cómo hacerlo, buscás un tutorial en Youtube, y con un poco de maña, ya podés crear algo. A lo que quiero llegar es, que esto, los más jóvenes lo saben. Por eso creen que es posible hacer cine.
Algo que a los de mi generación, no nos pasaba, o por lo menos no me pasó a mí. Entonces, si me preguntás cuál es, a mi juicio, el panorama de cine local, creo que es promisorio. Por supuesto que faltan cosas (no sólo no hay carreras vinculadas a la realización audiovisual en interior, sino que ni siquiera hay cursos técnicos: ni de dirección de fotografía, ni de montaje, ni de nada). Pero eso siempre va a pasar. Lo importante es que hay ganas, y también hay medios. Y eso, no es poco”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...