Fue presentado el libro “Un escribano y la biblia” por su autor y el Obispo Mons. Pablo Galimberti

Fue presentado en la sede de la Asociación de Escribanos de Salto el libro “Un escribano y la biblia” a cargo de su autor, Carmelo Curbelo Soria y la participación especial de Monseñor Pablo Galimberti. En los últimos tiempos ha podido visualizarse a la sede de los escribanos salteños como un centro de diversas actividades culturales y académicas, sobre ese tema comenzó dialogando el Esc. Roberto Zunini con EL PUEBLO. “Es con satisfacción que lo puedo decir porque nuestras luchas más intensas desde hace muchos años se han encaminado hacia esa meta.
“O sea, la Asociación de Escribanos cumple una función específica y otra general –acotó-, la específica tiene que ver con la defensa de la actividad gremial y la tendencia a actualizarlo a través de jornadas, charlas, conferencias y una larga cadena de etcéteras más. Pero al mismo tiempo, como integrante de la sociedad civil salteña, donde nos sentimos con una muy fuerte participación en ella, y desde esa perspectiva, pretendemos generar un foco de cultura desde y hacia esa sociedad, eso nos parece algo fundamental”.
“Cuando hablamos de actividad cultural lo hacemos en términos genéricos. Por ejemplo, tenemos una muy buena relación con comisiones vecinales, en especial con la de Barrio Ceibal, desde hace mucho tiempo hay una interacción muy fuerte. Ellos tienen una excelente biblioteca, nos habían solicitado alguna actualización, bueno, dentro de unos días iremos a visitarla y con mucho gusto llevaremos un Código Civil, Constitución y otros libros que nos han pedido por el carácter jurídico y no jurídico. Por ahí viene, en nuestra impresión, la forma de interactuar activamente en la sociedad salteña”.
PRESENTACIÓN
DEL LIBRO
Respecto a la jornada vivida con la presentación del libro del escribano Curbelo Soria, el escribano Zunini entendió que se trató “de una experiencia muy interesante por la posibilidad de concretar la publicación de un libro de un distinguido colega, el escribano Carmelo Curbelo, con quien el año pasado habíamos presentado la historia del automotor tan interesante. En este caso escribió sobre un escribano y la biblia, y desde una raíz cristiana, el escribano Curbelo traza desde la antigüedad hasta nuestros tiempos un resumen de los vínculos de nuestra profesión con la actividad de fe, la fe pública y la fe religiosa, y centra toda su obra en el famoso tema de la confianza”.
“Es interesantísimo –agregó Zunini-, porque ese tema de la confianza se ve en Historias de las Ideas en primer año de Derecho (en la Facultad) cuando uno habla de John Locke y la teoría de la representación en el mandato, cuyo centro es, justamente, la confianza”.
Esa noche en la presentación del libro “había sectores de otras institución muy ligada a nosotros, AJUPENSAL, había grupos representativos de distintas iglesias como la evangélica, la adventista y la protestante, que hicieron también sus aportes, y había grupos de reflexión de la Iglesia Católica que concurrieron con particular interés”, además de “un público variopinto –ahora se usa esa palabra en el sentido abarcativo de distintos casilleros de la sociedad salteña- de diferentes edades, jóvenes y veteranos, que le dio un calor humano particular”.
Es por eso que se entiende que “se cumplió con la sociedad salteña en presentar un libro que es bien interesante porque además está escrito con un estilo coloquial y tuvimos además el gusto que Monseñor Galimberti hiciera una brillante exposición presentando el libro y opinando sobre el tema”, concluyó Zunini.
EL PUEBLO pudo saber además que a raíz de la presentación de este libro, su autor ha sido invitado a hacer lo propio en las ciudades capitales de Colonia el 5 de octubre, en Maldonado en los primeros días de noviembre y que en breve correrá la misma invitación para Carmelo Curbelo desde Paysandú.

Fue presentado en la sede de la Asociación de Escribanos de Salto el libro “Un escribano y la biblia” a cargo de su autor, Carmelo Curbelo Soria y la participación especial de Monseñor Pablo Galimberti. En los últimos tiempos ha podido visualizarse a la sede de los escribanos salteños como un centro de diversas actividades culturales y académicas, sobre ese tema comenzó dialogando el Esc. Roberto Zunini con EL PUEBLO. “Es con satisfacción que lo puedo decir porque nuestras luchas más intensas desde hace muchos años se han encaminado hacia esa meta.

“O sea, la Asociación de Escribanos cumple una función específica y otra general –acotó-, la específica tiene que ver con la defensa de la actividad gremial y la tendencia a actualizarlo a través de jornadas, charlas, conferencias y una larga cadena de etcéteras más. Pero al mismo tiempo, como integrante de la sociedad civil salteña, donde nos sentimos con una muy fuerte participación en ella, y desde esa perspectiva, pretendemos generar un foco de cultura desde y hacia esa sociedad, eso nos parece algo fundamental”.

“Cuando hablamos de actividad cultural lo hacemos en términos genéricos. Por ejemplo, tenemos una muy buena relación con comisiones vecinales, en especial con la de Barrio Ceibal, desde hace mucho tiempo hay una interacción muy fuerte. Ellos tienen una excelente biblioteca, nos habían solicitado alguna actualización, bueno, dentro de unos días iremos a visitarla y con mucho gusto llevaremos un Código Civil, Constitución y otros libros que nos han pedido por el carácter jurídico y no jurídico. Por ahí viene, en nuestra impresión, la forma de interactuar activamente en la sociedad salteña”.

PRESENTACIÓN

DEL LIBRO

Respecto a la jornada vivida con la presentación del libro del escribano Curbelo Soria, el escribano Zunini entendió que se trató “de una experiencia muy interesante por la posibilidad de concretar la publicación de un libro de un distinguido colega, el escribano Carmelo Curbelo, con quien el año pasado habíamos presentado la historia del automotor tan interesante. En este caso escribió sobre un escribano y la biblia, y desde una raíz cristiana, el escribano Curbelo traza desde la antigüedad hasta nuestros tiempos un resumen de los vínculos de nuestra profesión con la actividad de fe, la fe pública y la fe religiosa, y centra toda su obra en el famoso tema de la confianza”.

“Es interesantísimo –agregó Zunini-, porque ese tema de la confianza se ve en Historias de las Ideas en primer año de Derecho (en la Facultad) cuando uno habla de John Locke y la teoría de la representación en el mandato, cuyo centro es, justamente, la confianza”.

Esa noche en la presentación del libro “había sectores de otras institución muy ligada a nosotros, AJUPENSAL, había grupos representativos de distintas iglesias como la evangélica, la adventista y la protestante, que hicieron también sus aportes, y había grupos de reflexión de la Iglesia Católica que concurrieron con particular interés”, además de “un público variopinto –ahora se usa esa palabra en el sentido abarcativo de distintos casilleros de la sociedad salteña- de diferentes edades, jóvenes y veteranos, que le dio un calor humano particular”.

Es por eso que se entiende que “se cumplió con la sociedad salteña en presentar un libro que es bien interesante porque además está escrito con un estilo coloquial y tuvimos además el gusto que Monseñor Galimberti hiciera una brillante exposición presentando el libro y opinando sobre el tema”, concluyó Zunini.

EL PUEBLO pudo saber además que a raíz de la presentación de este libro, su autor ha sido invitado a hacer lo propio en las ciudades capitales de Colonia el 5 de octubre, en Maldonado en los primeros días de noviembre y que en breve correrá la misma invitación para Carmelo Curbelo desde Paysandú.