Funcionarios de la Oficina Electoral local ya instruyeron a integrantes de mesa y no cambiaron nada para facilitar tarea

Funcionarios de la Oficina Electoral local ya instruyeron a  integrantes de mesa y no cambiaron nada para facilitar tarea
Si bien la campaña electoral que terminó ayer de cara a la segunda vuelta electoral fue de las más frías de la historia reciente de la vida política del país, las condiciones para llevar a cabo la instancia electoral del próximo domingo son exactamente las mismas que las del pasado 26 de octubre, cuando se desarrolló la primera vuelta electoral.
Si bien no hubo cambios trascendentes en cuanto a la planificación de las autoridades para la instancia electoral, ya que se mantiene la cantidad de circuitos instalados y más allá de alguna modificación puntual en un circuito dentro del mismo recinto, no habrá mayores cambios, la coordinación de las fuerzas de seguridad para la custodia de las mismas, las salidas hacia las localidades más lejanas y la cantidad de funcionarios públicos que trabajarán en las distintas mesas de votación son exactamente las mismas.
Asimismo, a partir de hoy comenzó a regir la veda electoral, donde no se puede hacer publicidad en los medios ni actos públicos, ya que la idea es no incidir en los electores para que tengan su “jornada de reflexión”.
NO DEBERÍAN
Según afirmó días pasados a este diario el jefe de la Oficina Electoral Departamental, Maximiliano Muñoz, respecto a la veda electoral “los partidos políticos no deberían repartir listas, ni hacer propaganda en la veda, pero no está claro quién puede controlar esto”. En ese aspecto, el jerarca del organismo electoral señalaba que la conducta depende en realidad de cada uno de los que impulsa las candidaturas, porque no hay nadie que controle el cumplimiento de la misma.
En tanto, según pudo saber EL PUEBLO, la integración de las mesas receptoras de votos, esta vez, fueron conformadas con “normalidad” ya que así quedaron establecidas desde la primera vuelta, cuando se registró una importante cantidad de renuncias, que fueron subsanadas por las autoridades electorales.
En este marco, trabajarán unos 1.600 funcionarios públicos en las 271 mesas de votación que están apostadas en nuestra ciudad y el interior del departamento. A esto hay que sumarle la cantidad de funcionarios de las fuerzas de seguridad, que prestarán servicios como custodias en los circuitos mencionados.
Por lo tanto, ese día si bien está previsto que haya menos movimiento que en la elección del pasado 26 de octubre, por una cuestión muy simple, ya que solamente son dos los candidatos que participan de la instancia electoral, la cantidad de funcionarios públicos cumpliendo labores en distintas actividades para que la instancia electoral se cumpla con normalidad, es al menos la misma.
Al igual que en la instancia anterior, las mesas receptoras de votos cuentan con cinco funcionarios públicos designados para esta jornada, los tres integrantes titulares y los dos suplentes. Esto obedece a que hubo muchas renuncias presentadas el mes anterior, y para que no se generen mayores complicaciones, las autoridades electorales prefirieron no modificar nada en ese aspecto y dejar las cosas como están.
En ese sentido, ya se llevaron a cabo las charlas de información sobre cómo llevar a cabo la tarea en la elección del próximo domingo. Los funcionarios de la Oficina Electoral encargados de impartir las charlas informativas a los integrantes de las mesas de votación, brindaron las mismas con “normalidad y con buena participación de parte de los convocados, los que incluso ya tienen experiencia de otras elecciones o algunos ya conocieron cómo se desarrolla la actividad en las elecciones de octubre”, señalaron funcionarios de la OED a este diario.
Además dijeron que para muchos integrantes de mesas, -por el hecho de que solamente son dos las hojas de votación que deben ser escrutadas,- “recuento de votos será más fácil y más rápido” esta vez, comparado con el mes de octubre.
SALIDAS Y CUSTODIAS
Por otro lado, las autoridades de la Oficina Electoral Departamental ya mantuvieron un encuentro con las autoridades de las fuerzas de seguridad, con el fin de coordinar las salidas hacia los puntos más lejanos  al interior del departamento.
En ese aspecto, se prevé la misma rutina que el mes anterior, donde las urnas para las localidades más lejanas partirán en la madrugada del domingo, sobre las tres y media, por lo cual, la calle Treinta y Tres entre Artigas y Rivera, estará cortada desde la medianoche del sábado para evitar complicaciones de cualquier índole en esa zona, teniendo en cuenta que más allá de la realización del acto electoral, se llevan a cabo actividades bailables, en las que incluso se expenden bebidas alcohólicas.
Las urnas saldrán desde las oficinas de la OED ubicadas en el Palacio de Oficinas Públicas, en la madrugada del domingo con destino a las localidades de Sarandí de Arapey, Pueblo Fernández, Cambará de Arapey y toda la zona más lejana de la capital departamental. Entregándose las de las zonas más cercanas ya sobre el amanecer de ese mismo día.
VEDA
En la OED de Salto trabajan actualmente 16 funcionarios y cuentan además con el apoyo de los integrantes de la Junta Electoral Departamental. Por su parte, la veda electoral que entró a regir a partir de la hora 0 de anoche, si bien está legislada, no está definido quién tiene la competencia para intervenir en un caso de violación de la veda, a veces las denuncias las recibe la propia policía y a veces lo hace la Junta Electoral, explicaron desde la OED a este diario.
Pero aseguraron que “no está claro de quién es la competencia para intervenir en estos casos, aunque adujeron que “habitualmente” se trabaja con el Ministerio del Interior y se complementan para tratar de tener todo controlado.
En ese aspecto, es que se plantea que los partidos políticos “no deberían” repartir listas en las calles durante la veda ni hacer propagandas en los espacios públicos. Aunque sí pueden tener sus propios locales abiertos y que el ciudadano que quiera acercarse allí, lo haga.

Si bien la campaña electoral que terminó ayer de cara a la segunda vuelta electoral fue de las más frías de la historia reciente de la vida política del país, las condiciones para llevar a cabo la instancia electoral del próximo domingo son exactamente las mismas que las del pasado 26 de octubre, cuando se desarrolló la primera vuelta electoral.

Si bien no hubo cambios trascendentes en cuanto a la planificación de las autoridades para la instancia electoral, ya que se mantiene la cantidad de circuitos instalados y más allá de alguna modificación puntual en un circuito dentro del mismo recinto, no habrá mayores cambios, la coordinación de las fuerzas de seguridad para la custodia de las mismas, las salidas hacia las localidades más lejanas y la cantidad de funcionarios públicos que trabajarán en las distintas mesas de votación son exactamente las mismas.

Asimismo, a partir de hoy comenzó a regir la veda electoral, donde no se puede hacer publicidad en los medios ni actos públicos, ya que la idea es no incidir en los electores para que tengan su “jornada de reflexión”.

NO DEBERÍAN

Según afirmó días pasados a este diario el jefe de la Oficina Electoral Departamental, Maximiliano Muñoz, respecto a la veda electoral “los partidos políticos no deberían repartir listas, ni hacer propaganda en la veda, pero no está claro quién puede controlar esto”. En ese aspecto, el jerarca del organismo electoral señalaba que la conducta depende en realidad de cada uno de los que impulsa las candidaturas, porque no hay nadie que controle el cumplimiento de la misma.

En tanto, según pudo saber EL PUEBLO, la integración de las mesas receptoras de votos, esta vez, fueron conformadas con “normalidad” ya que así quedaron establecidas desde la primera vuelta, cuando se registró una importante cantidad de renuncias, que fueron subsanadas por las autoridades electorales.

En este marco, trabajarán unos 1.600 funcionarios públicos en las 271 mesas de votación que están apostadas en nuestra ciudad y el interior del departamento. A esto hay que sumarle la cantidad de funcionarios de las fuerzas de seguridad, que prestarán servicios como custodias en los circuitos mencionados.

Por lo tanto, ese día si bien está previsto que haya menos movimiento que en la elección del pasado 26 de octubre, por una cuestión muy simple, ya que solamente son dos los candidatos que participan de la instancia electoral, la cantidad de funcionarios públicos cumpliendo labores en distintas actividades para que la instancia electoral se cumpla con normalidad, es al menos la misma.

Al igual que en la instancia anterior, las mesas receptoras de votos cuentan con cinco funcionarios públicos designados para esta jornada, los tres integrantes titulares y los dos suplentes. Esto obedece a que hubo muchas renuncias presentadas el mes anterior, y para que no se generen mayores complicaciones, las autoridades electorales prefirieron no modificar nada en ese aspecto y dejar las cosas como están.

En ese sentido, ya se llevaron a cabo las charlas de información sobre cómo llevar a cabo la tarea en la elección del próximo domingo. Los funcionarios de la Oficina Electoral encargados de impartir las charlas informativas a los integrantes de las mesas de votación, brindaron las mismas con “normalidad y con buena participación de parte de los convocados, los que incluso ya tienen experiencia de otras elecciones o algunos ya conocieron cómo se desarrolla la actividad en las elecciones de octubre”, señalaron funcionarios de la OED a este diario.

Además dijeron que para muchos integrantes de mesas, -por el hecho de que solamente son dos las hojas de votación que deben ser escrutadas,- “recuento de votos será más fácil y más rápido” esta vez, comparado con el mes de octubre.

SALIDAS Y CUSTODIAS

Por otro lado, las autoridades de la Oficina Electoral Departamental ya mantuvieron un encuentro con las autoridades de las fuerzas de seguridad, con el fin de coordinar las salidas hacia los puntos más lejanos  al interior del departamento.

En ese aspecto, se prevé la misma rutina que el mes anterior, donde las urnas para las localidades más lejanas partirán en la madrugada del domingo, sobre las tres y media, por lo cual, la calle Treinta y Tres entre Artigas y Rivera, estará cortada desde la medianoche del sábado para evitar complicaciones de cualquier índole en esa zona, teniendo en cuenta que más allá de la realización del acto electoral, se llevan a cabo actividades bailables, en las que incluso se expenden bebidas alcohólicas.

Las urnas saldrán desde las oficinas de la OED ubicadas en el Palacio de Oficinas Públicas, en la madrugada del domingo con destino a las localidades de Sarandí de Arapey, Pueblo Fernández, Cambará de Arapey y toda la zona más lejana de la capital departamental. Entregándose las de las zonas más cercanas ya sobre el amanecer de ese mismo día.

VEDA

En la OED de Salto trabajan actualmente 16 funcionarios y cuentan además con el apoyo de los integrantes de la Junta Electoral Departamental. Por su parte, la veda electoral que entró a regir a partir de la hora 0 de anoche, si bien está legislada, no está definido quién tiene la competencia para intervenir en un caso de violación de la veda, a veces las denuncias las recibe la propia policía y a veces lo hace la Junta Electoral, explicaron desde la OED a este diario.

Pero aseguraron que “no está claro de quién es la competencia para intervenir en estos casos, aunque adujeron que “habitualmente” se trabaja con el Ministerio del Interior y se complementan para tratar de tener todo controlado.

En ese aspecto, es que se plantea que los partidos políticos “no deberían” repartir listas en las calles durante la veda ni hacer propagandas en los espacios públicos. Aunque sí pueden tener sus propios locales abiertos y que el ciudadano que quiera acercarse allí, lo haga.