“Fundación Salto Grande”, a 10 años de su nacimiento

Ahora, en 2019, la Fundación Salto Grande cumple sus primeros diez años de vida. La Contadora Angelina Bazzano, quien no integra la Directiva pero es quien asesora profesionalmente a la Fundación, dialogó sobre el tema con EL PUEBLO y ante todo aclaró que no se debe confundir a esta Fundación con la propia empresa (represa hidroeléctrica) Salto Grande.
Son cosas relacionadas sí, pero diferentes. Aunque la vinculación se da, explicó, “porque, y en realidad desde el 2007, se planteó aportar para la Fundación una parte del salario (de los funcionarios de la obra binacional)… Como los salarios son binacionales, se planteó igualarlos un poco al salario de los jerarcas nacionales de Uruguay… Fue simplemente un planteo, porque no está hecho Angelina-Bazzanopor ley ni nada así, pero ellos tomaron esa sugerencia y esa diferencia la fueron aportando a la fundación los delegados actuales”, comentó Bazzano, quien además de brindar asesoramiento general y ayuda al momento de la selección de proyectos a apoyar, es quien administra los referidos fondos económicos con que cuenta la fundación. Dijo también que son “aportes a voluntad” con los que se fue generando un fondo económico. Lo de la celebración por el cumpleaños número 10 años en el presente año se debe a que, según señaló la contadora, “en 2009 se terminaron de sellar los estatutos de la fundación; primero la fundación se apoyó más en proyecto sociales, como en viviendas, merenderos, Centros Caif… y después, a partir de 2012 fue que empezamos a plantear los ‘llamados anuales’ que tengan que ver con apoyos más productivos y ahí empezó a jugar más el rol de los emprendedores y de cómo la fundación les podía dar una mano por ejemplo con un préstamo. Pero siempre lo planteamos que si era para emprendedores, para un aporte en su trabajo que después iba a ser un negocio, tenía que haber una parte de retorno, una devolución, de modo tal que pudiera ser en realidad un fondo rotatorio”.
Los estatutos de la fundación establecen claramente que los objetivos son promover el desarrollo e impulsar programas de formación y capacitación. “Y esto no solamente en Salto sino en la región, Paysandú, Río Negro …”, dijo Bazzano.