“No me lo imagino a Gennaro sin hermanos”

Gianella Duarte. Una muy joven mamá

Muy responsable y organizada, llega a ser un ejemplo de mamá joven.
Completó los doce años de novia con Alexander, para comprometerse con lo más lindo y anhelado de una mujer: traer su bebé al mundo.
Se siente orgullosa y feliz, con su familia. Y cuando habla de Gennaro su hijo, se emociona hasta las lágrimas.
¿Cómo es ser mamá tan joven?

Gianella Duarte

Gianella Duarte 

Yo siempre quise.
Y Gennaro fue deseado, buscado desde hace mucho tiempo, ya que hace doce años, que estamos en pareja con Alexander.
Nos conocemos desde pequeños con él. Nos pusimos de novios en la adolescencia y seguimos juntos nuestra vida.
Y en el 2013, decidimos darle un vuelco a nuestra pareja y aunque no vino el anillo, decidimos buscar a nuestro hijo.
Todo bien organizado fue como lo quisimos hacer.
Con una visita previa al médico, con todas las precauciones y lo que conlleva encargar un bebé, lo buscamos durante siete meses, hasta que llegó.
¿Cómo fue la noticia del embarazo?
Siempre quise ser mamá, era como un sueño.
El día que llegó fue el día más feliz. Uno se lo imagina, pero cuando llega, es diferente. No es como nadie te lo cuenta.
Hay etapas lindas y de las otras. Me ha tocado vivir una etapa de un control de rutina, donde los médicos, nos decían que había posibilidades de lo que podía tener y fue muy feo todo lo que pasamos.
Por suerte pasó, contando con el apoyo de nuestras familias, que estuvieron presente en todo momento y gracias a ellos, pudimos salir adelante.
Gennaro para mí, es un sueño realizado, un compañero de vida, es una parte mía. Creo que todas las mamás, daríamos todo por ellos.
Esa conexión que nos brinda la maternidad, solo las madres la entendemos.
Fue para mí y es, una experiencia única.
¿Cómo transcurrió el embarazo?
Estuve muy acompañada. Fue un embarazo precioso.
Siempre soñé que mi hijo naciera en verano y nació el 12 de enero. Es muy pegado a mí, pero con sus dos añitos, puedo apreciar el apego impresionante con su papá también.
Lo imita y copia todos los gestos, entonces, veo que ellos están en pleno disfrute, mientras que yo trabajo y cumplo la meta, que tenía de estudiar.
¿Cómo es la rutina de Gennaro?
Desde que tenía tres meses, concurre a un CAIF una vez por semana. Y ahora que cumplió los dos años, ya puede quedar solito allí.
Es como una adaptación que se logra y al principio costó, pero ahora creo se va acostumbrando.
¿Qué hacen juntos?
Todo. Y cuando estamos los tres, es todo más fácil, porque los papás se dividen los roles y yo disfruto de verlos interactuar.
Jugando a la pelota, por ejemplo, que son cosas que conmigo nos las hace. Cuando está conmigo, pintamos y es más tranqui.
Si hablamos del fin de semana, cuando mis amigas nos invitan a salir, es tan nuestro el sábado que no queremos salir de casa, porque son nuestros momentos.
Nos acostamos en la cama, miramos películas, le leemos un cuento, charlamos, miramos videos de él, comparando y asombrándonos con su cambio.
Gennaro es muy imaginativo, súper activo, bien desenvuelto.
Es muy conversador y pregunta todo. Y ahí puedo apreciar el cambio y como voló el tiempo.
Y quiero aprovecharlo todo, para no perderme detalle.
¿Qué planes tienes?
Nuestro plan y mayor proyecto, es la casa propia.
Pensando en Gennaro y en los otros hijos que van a venir, porque no me lo imagino a Gennaro sin hermanos.
Va a ser siempre un apoyo para él.
Además, como plan, tenemos pensado con mi hermana Lorena, realizar un viaje y estamos en pleno proyecto para hacerlo.
¿Cómo te las arreglas para trabajar y atender la casa?
Bastante bien, porque luego de aceptar el trabajo cubriendo una licencia de una amiga en una joyería, me surge el poder estudiar. Y aprovechando de que Gennaro ya cumplió sus dos añitos, me animé a un sueño que lo tenía reservado, que es el de poder estudiar Auxiliar preescolar.
Me costó un poco desprenderme, además muy rápido de Gennaro y nos extrañamos mutuamente.
Ellos amnifiestan éstos cambios. Pero estoy cumpliendo las ocho horas en mi trabajo y dos veces a la semana, concurro al curso, que es de noche y queda él con el papá
¿Un sueño?
Tener otro hijo o hija me encantaría.
Terminar mis estudios y tener nuestra casa propia.
¿Un mensaje a las mamás salteñas?
Cada madre es única, cada hijo es único y hay que disfrutarse.
Es una bendición tener un hijo.
¡Felíz día a mi mamá y a todas las madres en su día!!!







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...