Gobierno comunicó que “no se puede circular sin casco” y aspira a tener 40 inspectores más en las calles

ADEOMS conforme con tratamieno de la salud laboral

Si bien el nuevo gobierno mandó bajar la pelota al piso con la rigurosidad en las políticas de tránsito que se estaban implementando desde la comuna durante la administración anterior, ahora la idea es contar con más inspectores de tránsito en las calles de la ciudad, para fiscalizar el cumplimiento de la normativa vigente y lograr avanzar en el ordenamiento del tráfico.

En un comunicado oficial remitido desde la Intendencia, el gobierno informó que el director de Tránsito y Transporte, Nelson Elizalde, ha realizado un llamado interno para cubrir 20 nuevos puestos de inspector de tránsito, con el objetivo de “mejorar el servicio y duplicar la cantidad de inspectores disponibles”, algo que espera que se concrete antes de fin de año.

Las autoridades entendieron que de esta manera, podían contar en forma más rápida con funcionarios que estén dispuestos a cumplir funciones de ese tipo. Además habrá un llamado interno para el traslado de los funcionarios que pretendan trabajar en esta área, porque la dirección de Tránsito piensa sumar otros 20 inspectores para el próximo mes de marzo del año 2011, a los efectos de que la Intendencia de Salto pueda contar con un cuerpo de 60 inspectores de tránsito.

Según aclararon las autoridades, los 20 funcionarios actuales, repartidos en tres turnos, resultan insuficientes para cubrir las demandas de servicio existentes.

POR EL CASCO

Pero lo más llamativo de este comunicado fue el hecho que la Intendencia de Salto, haya salido al cruce en las últimas horas, esto para reafirmar que la normativa que establece el uso obligatorio del casco para los motonetistas en todo el departamento de Salto,  desde el 1º de julio del año 2007, todavía está vigente.

La comuna salió al cruce de un rumor, diciendo que “ante el rumor que los motociclistas podían circular sin casco, la dirección de Tránsito sacó a todo el cuerpo inspectivo a realizar un operativo especial de control por distintos puntos de la ciudad. Se informó y recordó a los motociclistas que se mantiene la obligación de usar el casco habilitado y ajustado de la forma correcta”.

En este caso, el gobierno local pretende mostrar que si bien se han bajado los decibeles con respecto a que la Intendencia practica una política de amonestación sobre los conductores y no de rigurosa fiscalización sancionatoria “tampoco queremos decirle a la gente que si bien la intención es que el inspector de tránsito sea su amigo, se acerque para darle consejos y ayudarlo, no es para que todo el mundo ande sin casco y como se le de la gana”, había manifestado a EL PUEBLO en anterior oportunidad, el jerarca del ramo, Nelson Elizalde.

Aunque adujo que como en “la calle se respira la idea de que los inspectores de tránsito ahora ya no multan, mucha gente piensa que puede hacer lo que quiere y eso no es así”.

Ayer en un comunicado oficial la Intendencia de Salto informó que este tipo de controles de parte de los funcionarios del cuerpo inspectivo de tránsito, continuarán en los próximos días por distintas zonas de la ciudad.

SALUD LABORAL

En otro orden de cosas, los funcionarios municipales manifestaron a través de la directiva de ADEOMS, su beneplácito porque las autoridades actuales se “están ocupando” de la situación de salud laboral de los funcionarios municipales de los distintos sectores de la Intendencia.

Tras una visita a las diferentes dependencias realizadas semanas atrás por el director de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto, Carlos Albisu, para conocer de primera mano cuál es la situación en este ámbito, los informes que se vienen llevando a cabo sobre la realidad de cada sector han sido “muy elocuentes sobre aspectos claves de la calidad de vida de los funcionarios municipales que tenemos”, había manifestado Albisu a este diario.

En las últimas horas, los directivos de ADEOMS hicieron saber a EL PUEBLO que pese a la suspensión de la adecuación escalafonaria y al cese de algunos funcionarios, medidas que causaron un estado de conflicto con el actual gobierno departamental, “no todas son pálidas, porque lo que han hecho de preocuparse por la salud laboral de los funcionarios, es algo muy importante que nadie lo había hecho antes y que el gremio lo venía reclamando desde hace tiempo”, dijo Jorge Peruchena a este diario.

Ayer, el jefe comunal salteño estuvo en Tacuarembó participando del Congreso Nacional de Intendentes, e hizo saber a través de su sitio en la red social Facebook, que el saldo del encuentro habría sido positivo, aunque no abundó en detalles sobre esta reunión.