Gobierno deroga cero kilo desde julio, abogado que acusó de ilegal la medida dijo que ahora se cumple con Mercosur

Gobierno deroga cero kilo desde julio, abogado que acusó de ilegal la medida dijo que ahora se cumple con Mercosur

Luego de 4 años Aduanas da marcha atrás con la medida y el Dr. Cartagena da su punto de vista

El 8 de abril del 2013, Uruguay se despertaba con la noticia de que debido al tipo de cambio favorable para Argentina y ante la defensa del comercio y la industria nacional, el director nacional de Aduanas, Enrique Canon, que aún sigue en el cargo, decidía imponer la medida de cero kilo, en todas las fronteras uruguayas con Argentina.

La situación generó una ola de manifestaciones de los conocidos como bagayeros, que aún siguen ejerciendo tal oficio ingresando mercadería muchas veces en forma ilegal al país, los que aducían que la normativa les hacía perder sus fuentes de empleo. En Salto hubo una manifestación en los alrededores del puente internacional cerca de la represa de Salto Grande, donde los bagayeros exponían sus penurias por la medida.
Luego el gobierno inició un plan para hacer de los mismos una cooperativa y tras esto, también surgió la intención de regularizar ese comercio informal que se da hasta hoy, algo que naufragó a todas luces.
Pero cuatro años después, con una Argentina totalmente diferente y con el tipo de cambio favorable al Uruguay, Aduanas que incluso fue cuestionada por la norma mencionada donde se aducía que la misma controvertía el Tratado de Asunción, tomó la decisión de derogarla.
Por tal motivo, EL PUEBLO dialogó con el abogado Gabriel Cartagena, quien en su momento efectuó un pedido de informes al respecto, manifestando en reiteradas oportunidades su concepto de la ilegalidad de la decisión administrativa, en un trabajo publicado en este medio.
-¿Cómo tomó la noticia?
-La verdad que con satisfacción. EL PUEBLO, el 19 de abril de 2015, publicó un artículo de mi autoría sobre la ilegalidad del “cero kilo”, lo cual generó reacciones a distintos niveles. Luego, varios medios de prensa locales y a nivel nacional, publicaron la nota, incluso alumnos del Liceo Nº1 de Paysandú, realizaron un estudio en base a mi publicación sobre cómo afectaba esta medida en la zona litoral. Es así que recibo con alegría el Comunicado Nº 5/2017 de fecha 28/6/2017, donde se informa que desde el lunes 3 de julio no se aplicará la medida llamada «cero kilo”, por lo cual pasa de una medida ilegal -en mi humilde concepto- a una medida derogada, donde se hace justicia y se corrige de forma adecuada el tráfico fronterizo legislado en el Código Aduanero.
-¿Su “denuncia” surgió en respaldo a una empresa local que se vio afectada por la medida?
-Exactamente. Debo recordar que nadie le ha dado importancia hasta el momento, a un servicio internacional de transporte fluvial como es la empresa de lanchas de Sancristóbal, la cual tuvo pérdidas millonarias en estos años; es una empresa de la cual dependen muchas familias y que la medida del “cero kilo”, dejó a la vista la disminución de frecuencias diarias y la venta de pasajes, lo cual es acreditable ante las autoridades de Migración, Aduaneras, etc.; empresario que nos apoyó en nuestra lucha y que debo citar en esta nota. Ahora, en el correr de estos dos años, planteamos la ilegalidad de la medida a todos los partidos políticos con representación parlamentaria sin resultados hasta el día de hoy; incluso, con el titular de la empresa mencionada que fue directamente afectado por esta medida, quien se acercó y me dijo: «Ud. no está solo en esta lucha». Le entregamos nuestras explicaciones jurídicas y lo peticionado, que se derogara la medida a los diputados por Salto y a senadores, incluso al ministro de Economía y al vicepresidente sin resultados.
-¿Y a la Dirección Nacional de Aduanas?
-También. El artículo del 22 de diciembre de 2015 sobre la ilegalidad del “cero kilo”, fue entregada personalmente al Director Nacional de Aduanas, Cr. Enrique Canon, quien nos recibió en su despacho en Montevideo; donde le explicamos nuestra opinión y que la realidad del litoral no es la que tienen en Montevideo. Planteamos un expediente en Aduanas solicitando información sobre este tema, y la respuesta difiere de la actual resolución, por lo cual reitero, este cese de la medida es muy alentador para el comercio exterior y para el tráfico fronterizo, que es legal.
-¿Por lo tanto, desde su óptica volvemos a la legalidad?, explíquenos las bases de su argumentación y los pro y los contra que ve en el tema.
-Debo aclarar que derogar el “cero kilo”, no es permitir el contrabando, lo cual continúa siendo un delito; sino autorizar, como lo establece el Código Aduanero de Uruguay y el Código del MERCOSUR, el tráfico fronterizo, ya que las normativas así lo establecen. La norma sobre tráfico fronterizo, tiene su antecedente en el artículo 114 del Código Aduanero Mercosur (CAM), por lo cual nos encontramos con una norma que dispone de antecedentes aplicables en los países integrantes de este bloque regional, donde no ha sido un concepto excepcional sino un claro ejemplo de comprensión de la realidad.
Esto es la realidad de lo que sucede en las fronteras en relación al tráfico de mercadería, que a nuestro criterio, no puede ninguna reglamentación de menor rango legislativo pasar por alto. Puede ser una medida que conforme a los comercios locales pero, es claramente una medida ilegal, debido a que no surge de normativa vigente para tener una medida de este tipo. Es por ello que deberán tomarse como siempre las medidas requeridas para el adecuado control aduanero. Pero ya, ningún vecino podrá ser molestado en cuanto a que pueda transportar mercaderías para la subsistencia familiar.
-¿Afectará al comercio local o regional?
En este momento los comerciantes de Uruguay en ningún caso reclaman que los argentinos o brasileños compran en nuestros comercios, debido a que es conveniente por el cambio y otros temas financieros que superan el breve análisis que podemos realizar en esta nota. Incluso esta medida del “cero kilo” en mi criterio, no afecta el comercio local, ya que quienes vivimos en la frontera litoral seguimos consumiendo en el medio local pero sirve de regulación de precios de los mismos productos de un lado y otro. Debo nuevamente reafirmar que el “cero kilo” era ilegal; ahora, desde el 3 de julio estará derogada, y se cumple con la normativa del Mercosur. En lo personal, es una satisfacción y un logro que lo tomamos como propio, porque fui quien levantó la bandera en el año 2015. Por lo tanto digo: bienvenidos al siglo XXI donde la libertad de tránsito fronterizo debe primar entre países democráticos, lo cual no es meramente una opinión; es lo legislado.