Grupo XXI va a los barrios a brindar capacitación para atender casos de adicciones

Grupo XXI es un proyecto que llevan adelante el Prof. de Educación Física José Reyes y el Psicólogo Daniel Riviezzo, una propuesta para trabajar con jóvenes con problemas de adicciones.
La Asociación Civil Grupo XXI es la convergencia de voluntades, saberes y vivencias de personas que desde sus diversos perfiles pretenden aportar a la construcción de una sociedad más justa y participativa.
La idea es poder unirse a trabajar directamente en los barrios, asesorando a los vecinos, familiares y personas que trabajan en los centros comunales, a fin de que éstas sepan actuar al verse frente a casos de personas que tienen algún tipo de adicción.
Siendo en su origen apenas la suma de acciones espontáneas y aisladas de vecinos y vecinas que compartían intereses en común, cobra fuerza con la suma de colaboradores técnicos y se consolida entonces una organización social que hoy impulsa proyectos, gestiona y administra recursos, con un proceso sostenido de reconocer necesidades y promover las acciones por satisfacerlas.
Recoge la trayectoria de profesionales que han participado en experiencias de trabajo en equipos interdisciplinarios, en Instituciones dedicadas a promover el desarrollo sostenible, mediante propuestas de trabajo social, cultural, ambiental y arquitectónico.
Sus puertas están abiertas a todas las personas que quieran sumar sus ideas, capacidades y cuestionamientos, en el afán de mejorar cada vez más la gestión.
El grupo está enmarcado dentro de la iniciativa “Espacio Joven”, que nuclea a los chicos y chicas con adicciones, brindándoles la posibilidad de superar sus problemas y que puedan sumarse a diferentes actividades.
“Consideramos que es importante en estos momentos, que la sociedad comience a comprometerse mucho más con estas problemáticas y no mirar para el costado.
Es preciso estar preparados, ser partícipes y poder aportar cuando estas cosas suceden” – puntualizó  el Prof. Reyes
Se trata de un proyecto con connotaciones diferentes a las que se han implementado, abarcando a toda la sociedad, mediante un trabajo comunitario, de instrucción a la familia y vecinos.
GRUPO XXI
Es una organización de carácter civil que se creó hace dieciséis años y ha participado en diferentes propuestas de trabajo.
“Espacio Joven” se inauguró en diciembre del año pasado; allí se trabaja con jóvenes con consumo problemático y su entorno familiar.
El centro está ubicado en Bilbao 465 (a media cuadra de Barbieri), un lugar fácil de ubicar.
“De acuerdo a la experiencia de trabajo que surgió en estos meses, nosotros mismos advertimos que era importante atender la situación que se daba en la comunidad, en los diferentes barrios.
Presentamos con Reyes un proyecto en la Junta Nacional de Drogas, en el marco de los Fondos Concursables y fuimos seleccionados.
Ahora comenzamos con este trabajo de ir a los barrios a capacitar, brindar charlas y formar a sus componentes, para que sepan qué hacer cuando están frente a una situación de consumo.” – explicó el Psicólogo Riviezzo.
Dentro de la dinámica en sí, lo primero que hay que hacer es escuchar a las personas.
Muchas veces las adicciones están vinculadas a otras que tienen que ver con lo familiar y social.
Luego se analiza lo que se puede hacer en conjunto; la participación de los interesados siempre es voluntaria y debe serlo.
Se elabora entonces un plan de trabajo; hay quienes desean dejar de consumir, otras no, pero quieren dejar de meterse en problemas… también ello forma parte de una realidad.
Se utiliza en esos casos una técnica de reducción de daños en donde se trata de atender la problemática desde otro punto de vista.
“Tenemos que reconocer que la droga está instalada en la sociedad salteña y que hay que aplicar las diferentes posibilidades a merced, sobre todo cuando el consumo es problemático” – aseveró el profesional.
Los chicos en el centro aprenden diferentes disciplinas, cursos, actividades físicas y de recreación.

Grupo XXI es un proyecto que llevan adelante el Prof. de Educación Física José Reyes y el Psicólogo Daniel Riviezzo, una propuesta para trabajar con jóvenes con problemas de adicciones.

La Asociación Civil Grupo XXI es la convergencia de voluntades, saberes y vivencias de personas que desde sus diversos perfiles pretenden aportar a la construcción de una sociedad más justa y participativa.

La idea es poder unirse a trabajar directamente en los barrios, asesorando a los vecinos, familiares y personas que trabajan en los centros comunales, a fin de que éstas sepan actuar al verse frente a casos de personas que tienen algún tipo de adicción.

Siendo en su origen apenas la suma de acciones espontáneas y aisladas de vecinos y vecinas que compartían intereses en común, cobra fuerza con la suma de colaboradores técnicos y se consolida entonces una organización social que hoy impulsa proyectos, gestiona y administra recursos, con un proceso sostenido de reconocer necesidades y promover las acciones por satisfacerlas.

Recoge la trayectoria de profesionales que han participado en experiencias de trabajo en equipos interdisciplinarios, en Instituciones dedicadas a promover el desarrollo sostenible, mediante propuestas de trabajo social, cultural, ambiental y arquitectónico.

Sus puertas están abiertas a todas las personas que quieran sumar sus ideas, capacidades y cuestionamientos, en el afán de mejorar cada vez más la gestión.

El grupo está enmarcado dentro de la iniciativa “Espacio Joven”, que nuclea a los chicos y chicas con adicciones, brindándoles la posibilidad de superar sus problemas y que puedan sumarse a diferentes actividades.

“Consideramos que es importante en estos momentos, que la sociedad comience a comprometerse mucho más con estas problemáticas y no mirar para el costado.

Es preciso estar preparados, ser partícipes y poder aportar cuando estas cosas suceden” – puntualizó  el Prof. Reyes

Se trata de un proyecto con connotaciones diferentes a las que se han implementado, abarcando a toda la sociedad, mediante un trabajo comunitario, de instrucción a la familia y vecinos.

GRUPO XXI

Es una organización de carácter civil que se creó hace dieciséis años y ha participado en diferentes propuestas de trabajo.

“Espacio Joven” se inauguró en diciembre del año pasado; allí se trabaja con jóvenes con consumo problemático y su entorno familiar.

El centro está ubicado en Bilbao 465 (a media cuadra de Barbieri), un lugar fácil de ubicar.

“De acuerdo a la experiencia de trabajo que surgió en estos meses, nosotros mismos advertimos que era importante atender la situación que se daba en la comunidad, en los diferentes barrios.

Presentamos con Reyes un proyecto en la Junta Nacional de Drogas, en el marco de los Fondos Concursables y fuimos seleccionados.

Ahora comenzamos con este trabajo de ir a los barrios a capacitar, brindar charlas y formar a sus componentes, para que sepan qué hacer cuando están frente a una situación de consumo.” – explicó el Psicólogo Riviezzo.

Dentro de la dinámica en sí, lo primero que hay que hacer es escuchar a las personas.

Muchas veces las adicciones están vinculadas a otras que tienen que ver con lo familiar y social.

Luego se analiza lo que se puede hacer en conjunto; la participación de los interesados siempre es voluntaria y debe serlo.

Se elabora entonces un plan de trabajo; hay quienes desean dejar de consumir, otras no, pero quieren dejar de meterse en problemas… también ello forma parte de una realidad.

Se utiliza en esos casos una técnica de reducción de daños en donde se trata de atender la problemática desde otro punto de vista.

“Tenemos que reconocer que la droga está instalada en la sociedad salteña y que hay que aplicar las diferentes posibilidades a merced, sobre todo cuando el consumo es problemático” – aseveró el profesional.

Los chicos en el centro aprenden diferentes disciplinas, cursos, actividades físicas y de recreación.







Recepción de Avisos Clasificados