Hay 6 sospechosos de participar en la riña, pero juez quiere saber quién propinó las lesiones más graves

Al menos 6 personas entre 19 y 28 años de edad, son las sospechosas de haber participado de la riña protagonizada el domingo 15 de julio en la Costanera Norte, a raíz de la cual un joven de 24 años de edad se debate entre la vida y la muerte, internado en un CTI de la ciudad de Montevideo.
Por esa razón, la Justicia viene intentando individualizar a los culpables de este hecho que ha alcanzado un auge de relevancia nacional por las violentas características del caso.
Sin embargo, hasta el momento solo ha obtenido testimonios encontrados entre los testigos del caso lo que ha determinado que la jueza penal de 4º Turno, Francisca Suárez, pidiera una ampliación de los medios probatorios existentes hasta el momento.
Según informaron a EL PUEBLO fuentes de la investigación, hay detalles aportados en varios de los elementos de prueba que maneja la Justicia hasta ahora, que la fiscalía entiende que son suficientes como determinar la responsabilidad de algunos de los involucrados, al menos para la imputación del delito de riña.
Sin embargo, las autoridades entienden que deben ir un poco más allá del asunto y que por lo tanto, buscarán la posibilidad de encontrar elementos que permitan avanzar sobre el involucramiento de los sospechosos ya indagados, con relación a las lesiones graves que mantienen a uno de los implicados internado en el CTI de un sanatorio capitalino, de donde es oriundo.
En las últimas horas, las actuaciones judiciales avanzan sobre los implicados en este hecho. La Policía no brindó información oficial sobre este asunto y aún se espera por una resolución sobre este hecho, que ya captó el interés del país a través de la difusión del caso por los medios de comunicación de la capital.
Por otra parte, la Justicia le tomó declaraciones a dos de los empleados de la discoteca donde se originó el incidente, quienes dieron versiones que no coinciden entre sí sobre lo presuntamente ocurrido, lo que generó aún más controversias, ante el reclamo enérgico de la defensa de los sospechosos, que se ampara en la no individualización de los supuestos agresores y aduce que los elementos con los cuales fueron agredidos los tres denunciantes, no fueron tan contundentes.
Además, el abogado de los salteños denunciados, dice que los mismos “también fueron agredidos y resultaron lastimados” a raíz de la pelea.
Para las autoridades judiciales que investigan el caso, llama la atención la saña con la que actuaron los implicados en la riña, por las lesiones que le fueron propiciadas a los tres denunciantes. Se trata de tres turistas de la capital del país que se encontraban pasando un fin de semana en las termas del Daymán y decidieron salir a la discoteca, donde terminaron implicados en este lamentable episodio.
Mientras tanto, más allá de las expresiones de cada uno de los implicados sobre este asunto, persisten las dudas de quienes fueron los autores concretos de las terribles lesiones causadas al joven que permanece herido e internado en la capital del país.
Asimismo, la justicia considera que existen elementos para individualizar a los participantes de la riña, pero aún no puede afirmar el grado de involucramiento de los mismos en los resultados posteriores a la trifulca.
Por estas horas, la Justicia Penal de 4º Turno a cargo de la Dra. Francisca Suárez y el Fiscal Letrado Departamental de Tercer Turno, el Dr. Ricardo Lackner, continuarán analizando los elementos y esperan la carpeta de la Policía Técnica para sumar datos a los ya existentes.
FALTÓ POLICÍA
Según información extraoficial que obra en poder de EL PUEBLO, si bien uno de los testigos, empleado de la discoteca en cuyo interior comenzó el incidente que derivó en la riña, declaró ante la Justicia que fue él quien dio aviso a las autoridades policiales sobre la gravedad del hecho, la ausencia de móviles policiales en el correr de la Costanera Norte, en un lugar donde la actividad convoca a miles de personas, llamó poderosamente la atención de los denunciantes, y de quienes llevan a cabo la investigación a nivel judicial.
No obstante, fuentes policiales señalaron a este diario que la situación “generalmente es calma” y que la Seccional Quinta de Policía (con sede frente a la Plaza Flores y jurisdicción en todo el Cerro e incluso los barrios Fátima y Villa España) “puede atender los hechos que comúnmente ocurren en ese lugar, que no son tan graves como éste”.
Aunque asimismo, la gravedad del asunto habría requerido de la intervención de efectivos policiales los que llegaron para trasladar a los heridos, uno de ellos que según manifestó otro de los heridos, “ya estaba inconsciente”.

Al menos 6 personas entre 19 y 28 años de edad, son las sospechosas de haber participado de la riña protagonizada el domingo 15 de julio en la Costanera Norte, a raíz de la cual un joven de 24 años de edad se debate entre la vida y la muerte, internado en un CTI de la ciudad de Montevideo.

Por esa razón, la Justicia viene intentando individualizar a los culpables de este hecho que ha alcanzado un auge de relevancia nacional por las violentas características del caso.

Sin embargo, hasta el momento solo ha obtenido testimonios encontrados entre los testigos del caso lo que ha determinado que la jueza penal de 4º Turno, Francisca Suárez, pidiera una ampliación de los medios probatorios existentes hasta el momento.

Según informaron a EL PUEBLO fuentes de la investigación, hay detalles aportados en varios de los elementos de prueba que maneja la Justicia hasta ahora, que la fiscalía entiende que son suficientes como determinar la responsabilidad de algunos de los involucrados, al menos para la imputación del delito de riña.

Sin embargo, las autoridades entienden que deben ir un poco más allá del asunto y que por lo tanto, buscarán la posibilidad de encontrar elementos que permitan avanzar sobre el involucramiento de los sospechosos ya indagados, con relación a las lesiones graves que mantienen a uno de los implicados internado en el CTI de un sanatorio capitalino, de donde es oriundo.

En las últimas horas, las actuaciones judiciales avanzan sobre los implicados en este hecho. La Policía no brindó información oficial sobre este asunto y aún se espera por una resolución sobre este hecho, que ya captó el interés del país a través de la difusión del caso por los medios de comunicación de la capital.

Por otra parte, la Justicia le tomó declaraciones a dos de los empleados de la discoteca donde se originó el incidente, quienes dieron versiones que no coinciden entre sí sobre lo presuntamente ocurrido, lo que generó aún más controversias, ante el reclamo enérgico de la defensa de los sospechosos, que se ampara en la no individualización de los supuestos agresores y aduce que los elementos con los cuales fueron agredidos los tres denunciantes, no fueron tan contundentes.

Además, el abogado de los salteños denunciados, dice que los mismos “también fueron agredidos y resultaron lastimados” a raíz de la pelea.

Para las autoridades judiciales que investigan el caso, llama la atención la saña con la que actuaron los implicados en la riña, por las lesiones que le fueron propiciadas a los tres denunciantes. Se trata de tres turistas de la capital del país que se encontraban pasando un fin de semana en las termas del Daymán y decidieron salir a la discoteca, donde terminaron implicados en este lamentable episodio.

Mientras tanto, más allá de las expresiones de cada uno de los implicados sobre este asunto, persisten las dudas de quienes fueron los autores concretos de las terribles lesiones causadas al joven que permanece herido e internado en la capital del país.

Asimismo, la justicia considera que existen elementos para individualizar a los participantes de la riña, pero aún no puede afirmar el grado de involucramiento de los mismos en los resultados posteriores a la trifulca.

Por estas horas, la Justicia Penal de 4º Turno a cargo de la Dra. Francisca Suárez y el Fiscal Letrado Departamental de Tercer Turno, el Dr. Ricardo Lackner, continuarán analizando los elementos y esperan la carpeta de la Policía Técnica para sumar datos a los ya existentes.

FALTÓ POLICÍA

Según información extraoficial que obra en poder de EL PUEBLO, si bien uno de los testigos, empleado de la discoteca en cuyo interior comenzó el incidente que derivó en la riña, declaró ante la Justicia que fue él quien dio aviso a las autoridades policiales sobre la gravedad del hecho, la ausencia de móviles policiales en el correr de la Costanera Norte, en un lugar donde la actividad convoca a miles de personas, llamó poderosamente la atención de los denunciantes, y de quienes llevan a cabo la investigación a nivel judicial.

No obstante, fuentes policiales señalaron a este diario que la situación “generalmente es calma” y que la Seccional Quinta de Policía (con sede frente a la Plaza Flores y jurisdicción en todo el Cerro e incluso los barrios Fátima y Villa España) “puede atender los hechos que comúnmente ocurren en ese lugar, que no son tan graves como éste”.

Aunque asimismo, la gravedad del asunto habría requerido de la intervención de efectivos policiales los que llegaron para trasladar a los heridos, uno de ellos que según manifestó otro de los heridos, “ya estaba inconsciente”.