“Hay que disfrutar cada momento con las personas más cercanas”, dijo el adolescente que tiene sus raíces acá

Francisco Enrique Escobal Goldman – joven estadounidense hijo de uruguayos que emigraron durante la crisis del 2002

“Me llamo Francisco Enrique Escobal Goldman (16), nací en Virginia, Estados Unidos, y no recuerdo todo… pero lo que sí me acuerdo es lo lindo que era estar en la escuela.
Allá era muy lindo…tenía buenos amigos.
La educación era muy buena, buenas personas pero también había gente de otros países, tenía un amigo mexicano y era uno de mis mejores amigos allá.

Francisco Enrique junto a su amado tío Franco que hoy atraviesa dificultades de salud

Francisco Enrique junto a su amado tío Franco que hoy atraviesa dificultades de salud

El horario de estudio era completo… entraba a las 8 y salía a las 7 de la tarde más o menos… desayunábamos y almorzábamos allá. Muy lindos recuerdos”. – Así comienza relatando su historia Francisco Enrique, joven estadounidense hijo de uruguayos que decidieron emigrar en los tiempos complicados, de crisis económica.
Estas familias por lo general suelen experimentar sentimientos encontrados… puesto que cuando se van, extrañan a su tierra pero con el tiempo se adaptan a su nuevo modus vivendi que les brinda otras posibilidades.
Y en ocasiones, al retorno ya la vida no es como antes, porque las nuevas experiencias van dejando sus huellas.
Si bien Francisco vivió desde que nació la influencia de las dos culturas, sus raíces americanas lo llevan a plantearse en un futuro la vuelta a aquel lejano país.
¿Cómo comienza su historia?
-”Mis padres son uruguayos y por algún motivo decidieron irse a vivir a Estados Unidos.
A ellos les encantó vivir allá, pero por extrañar a familiares decidimos volver.
Yo tenía como 11 años cuando volvimos y fue un cambio difícil pero logré adaptarme.
No sabía hablar español, entonces eso me trajo un poco atrás.
Por suerte ahora sé mucho más… lo único que no sé vocalizar y no sé diferenciar bien las palabras femeninas o masculinas pero me va muy bien acá y es muy lindo.
Obviamente en USA la realidad es muy diferente y me gusta más.
Pero aquí tampoco está tan mal… tengo mis amigos, novia y familia los cuales amo muchísimo”.
-¿Por qué motivo emigraron sus padres?
-”Creo que un por qué definido no hay… porque creo que fueron para ver cómo era, además para tener una vida más fácil.
La verdad es que no sé no se bien la historia de cómo y por qué”.
-¿Cómo fue convivir entre dos culturas diferentes?
-”Fue difícil además de los dos idiomas, las dos culturas son muy diferentes, allá pasan todos los días todo el día trabajando, mucho más que acá… la economía es muy buena y aquí no es la mejor.
Hay muchas cosas que te das cuenta al toque cuando te ponés a comparar, obviamente hay cosas malas también.
Como en los Estados Unidos últimamente hay adolescentes que pasan por la tragedia de los tiroteos en la escuela, allá hay terremotos, inundaciones, etcétera.
En Uruguay por suerte no pasa nada tan grave… y eso me gusta mucho, vivir con menos miedo que allá.
También una de las cosas que me di cuenta es que allá son muy puntuales y limpios, no podés encontrar basura en la calle, claro pueden existir excepciones pero hay muy poca mugre, acá sí hay y eso no me gusta para nada, pero bueno… siempre hay puntos positivos como negativos.
- ¿Recuerdas tu llegada a Salto?
-”Fue en el 2011 no me acuerdo la fecha exacta, fue un momento lindo venir porque pude sentir como es viajar en avión y me encantó mucho, y cuando llegué estaban muchos de mis familiares esperándonos y estaban muy contentos de vernos.
Fue un momento muy hermoso… me acuerdo que cuando estábamos yendo hacia el aeropuerto para venir a Salto.
Era super estresante especialmente para mis padres… los vuelos se atrasaban o cuando bajábamos de un vuelo había que ir directo hacía el otro corriendo con las valijas, tuvimos que ir de Virginia a New York y desde ahí tomar otro avión para Montevideo.
Todo eso, el viaje y eso demoró 3 días, fue lindo experimentar a pesar del estrés”.
¿Cómo se siente usted en la actualidad?
“Hoy en día me encuentro muy bien la verdad… aunque me hace falta aprender hablar español, me va bien en general”.
¿Qué proyectos tiene para cumplir en el futuro?
-”Pienso terminar el liceo más que nada y estudiar Arquitectura, eso me encanta… todo es gracias a mi Tío Franco.
Luego pienso estudiar Chef y al recibirme pienso mudarme para USA de vuelta y hacer los papeles para que mi familia pueda venir también, y eso es lo que tengo pensado por ahora.
Cuando digo mi familia, me refiero a mi padre, madre y hermanas. Lamentablemente no creo poder llevar a todos mis familiares más cercanos.
Lo cierto es que mi familia extraña los Estados Unidos tanto como yo”.
-¿El móvil para emigrar nuevamente es el tema económico?
-”Sí, exactamente. La economía aquí es lo que más complica a todos en Salto.
Por suerte no andamos sin plata… con los trabajos de mamá y papá estamos viviendo y podemos vivir bien”.
¿Se extrañan algunas cosas?
-”Sí… extrañamos casi todo pero creo que sentiremos lo mismo si vamos allá?
¿Qué reflexión le gustaría compartir con los lectores?
-”Hay que disfrutar cada momento con las personas más cercanas porque nunca se sabe cuándo será la última vez que los veremos”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...