Hogar de INAU en Barrio Artigas pasó a ser lugar de retención de infractores y no tiene las condiciones

Hogar de INAU en Barrio Artigas pasó a ser lugar  de retención de infractores y no tiene las condiciones

Funcionarios denuncian que no cuentan con los recursos ni humanos ni materiales

Que se defina si es un hogar de amparo o si va a ser un hogar de retención de adolescentes infractores. Eso es lo que quieren los funcionarios del INAU por estas horas, que han visto como en poco tiempo, el Hogar Rural de Varones que está ubicado en Barrio Artigas, pasó de ser un hogar de amparo para niños y adolescentes en situación de calle o con problemas de violencia en su casa, a un reformatorio para delincuentes menores de edad, pero sin los recursos humanos ni materiales adecuados para ello.

Además de carecer de la preparación y capacitación para enfrentar situaciones de esta naturaleza, los 11 funcionarios que cumplen servicio en ese lugar, a razón de 1 o 2 por turno, para cuidar en la actualidad a 9 adolescentes, no cuentan con la infraestructura suficiente como para hacer frente a esta realidad y poder “retener” en el caso que lo amerite, al adolescente infractor.

Es que allí no van solamente infractores primarios, sino que muchos de los que están recluidos y estuvieron en más de una oportunidad, han sido menores que pasaron anteriormente por lugares como la Colonia Berro, donde se encuentran los adolescentes infractores más peligrosos del país.

“Los jueces (penales y de adolescentes) los mandan para ahí y nosotros hacemos lo que podemos, pero hay situaciones sumamente difíciles de manejar porque además no estamos preparado para ese tipo de casos, pero nos tenemos que arreglar, porque después que lo mandan para ahí, el juez te dice que el INAU se haga cargo y se lava las manos y nosotros tenemos que hacer todo el trabajo”, dijo a EL PUEBLO el máximo representante del sindicato del INAU de Salto e integrante del Secretariado Ejecutivo Departamental del PIT CNT, Gonzalo Acuña.

Acuña comentó a este diario detalles del funcionamiento del Hogar Rural de Varones, el reclamo de los funcionarios al directorio del INAU para que éste defina el perfil de ese centro de albergue para adolescentes, y para que les dote de los recursos administrativos, económicos, educativos y de infraestructura necesaria para hacer frente a la nueva realidad del lugar.

POCOS PERO MUCHOS

El Hogar Rural de Varones está ubicado sobre la avenida Manuel Oribe a pocos metros por la misma calle del Liceo Nº7 del barrio Artigas, donde concurren decenas de jóvenes de la zona. El Hogar cuenta con 4 dormitorios amplios en los que está previsto que puedan ser alojados cómodamente unos 12 adolescentes.

Actualmente son 11 los funcionarios que prestan servicios en ese lugar, a razón de 1 o 2 por turno, para cuidar a unos 9 adolescentes que actualmente son los que están recluidos en el lugar. Varios de ellos son infractores, incluso que ya poseen antecedentes de reclusión en otros lugares más complejos, lo que determina una conducta que puede llegar a ser problemática, lo que genera preocupación en los funcionarios de INAU debido a que señalan que “no están preparados para hacerle frente a este problema”.

“Nos ha pasado que vamos a una barrio determinado y la gente nos dice que no dejemos escapar a tal o cual adolescente infractor que está internado, y no es que los dejemos escapar, es que no tenemos la infraestructura necesaria como para retenerlo en caso de que éste intente escaparse y tampoco tenemos la capacitación adecuada como para tomar medidas ante casos de esta naturaleza. Nosotros ponemos toda nuestra voluntad porque las cosas anden bien y funcionen, pero fuimos capacitados y contamos con la estructura para un hogar de amparo, con otro perfil, y no para un hogar de retención de infractores como está ocurriendo con el Hogar de Barrio Artigas”, indicó Acuña.

Los primarios no se van, pero los reincidentes buscan fugarse

Por el Hogar de barrio Artigas pasan menores que ya han estado en la Colonia Berro, cuando no deberían

Para los funcionarios la situación de que el Hogar Rural de Varones del barrio Artigas pase a ser un lugar de retención de adolescentes infractores, supone varias cosas. Entre ellas, que el organismo pague la prima por capacitación para los funcionarios que trabajan con estos casos. Sin embargo, nada de esto ocurre, pero la sobrecarga de trabajo, hasta el momento y según denuncia el presidente del sindicato del sector, es lo único que tienen. 300511 002

“Es un sobresueldo que perciben los funcionarios que trabajan con menores infractores por cumplir con esa tarea, la que requiere además de una capacitación especial para enfrentar este tipo de casos. Nosotros lo venimos reclamando desde el año 2008, pero hasta el momento el directorio del INAU no nos ha respondido nada”, informó a EL PUEBLO el representante del sindicato del sector, Gonzalo Acuña.

LOS JOVENES HAN CAMBIADO

Ante la situación de peligrosidad que acusa de algunos adolescentes infractores, Acuña aduce que la misma se da por varios motivos.

“Los jóvenes de hoy han cambiado, no era lo mismo un adolescente infractor hace varios años que los de hoy. El vínculo que tienen los jóvenes con la droga en la actualidad y principalmente con la pasta base, es algo que venimos denunciando desde hace muchos años, la pasta base los está destruyendo, y ellos la consumen como agua”, comentó.

Dijo que “estos gurises se vuelven mucho más violentos por consumir esa droga que los hace delinquir y los vuelve locos. Esto genera que los adolescentes infractores que llegan hoy al INAU sean más violentos y no tengan códigos y sean difíciles de contener, para eso se requiere una preparación especial que nosotros no tenemos”.

Sostuvo que en el Hogar Rural de Varones “no hay celdas” de seguridad para la retención de los menores en caso de que lo ameriten. “No tenemos lugares de seguridad y entonces se da que si un interno que tiene un comportamiento difícil se quiere ir debemos hacer lo que podemos hasta donde podemos, pero si se nos va, bueno, hicimos todo lo que pudimos y listo”, argumenta el funcionario que afirma que ya se lo han planteado a los jueces penales de Salto en más de una oportunidad, para que evalúen ante la disposición de alojar a un menor conflictivo en ese lugar.

EL NO DESARRAIGO

Acuña explica que los magistrados envían muchas veces a cumplir reclusión en ese lugar a adolescentes infractores que ya han pasado por la Colonia Berro. Pero esgrime que “nos han mandado jóvenes que ya tienen antecedentes de haber cumplido reclusión en la Colonia Berro. Entonces como el Código de la Niñez y la Adolescencia que es muy bueno pero cuya aplicación se hace inviable para la capacidad de respuesta que tenemos en este país, dice que se debe procurar que el adolescente infractor no sea desarraigado de su lugar, como factor de ayuda a la recuperación para estar cerca de su familia y creemos que eso en la teoría está bien, pero en los hechos no contamos con un lugar para alojar a un menor que ya tienen antecedentes con rapiñas y robos violentos y que ya estuvo en el sur del país”, expresó Acuña.

El dirigente sindical comentó además que los adolescentes infractores que tienen condiciones de primarios “no tienden a fugarse”, pero aseguró que los reincidentes sí. “Después que llegan a su tercera o cuarta situación de internación en el Hogar, ya conocen el mecanismo, como funciona el Hogar y buscan la manera de fugarse para volver a las andadas y a veces pervierten o complican a los más nuevos. Nosotros la vamos llevando, porque la experiencia te indica cómo debe ser el trato con esos gurises, y vos hacés lo que podés, pero no puedo negar que a veces se nos va de las manos y no podemos controlarlos a todos. Pero por lo general, acá en Salto la vamos llevando”, asintió el funcionario.

Pero los funcionarios admiten estar “cansados” de esta situación y sostienen que “queremos que el directorio del INAU se decida de una vez por todas cual va a ser el perfil del Hogar Rural de Varones de Salto, si va a ser un Hogar de Amparo como para el cual fue creado y para que el posee las características. O si se va a volver definitivamente un Hogar de Retención, para el que hay que cambiarle todas las características y dotarlo de recursos materiales y humanos para que cumpla esa función”, advirtió Gonzalo Acuña.

ACTIVIDADES

Acuña dijo además a este diario, que en el lugar se cumplen distintos tipos de actividades para los adolescentes internados. La mayoría son talleres, tanto de carpintería, como de herrería, además de actividades recreativas y educativas porque al lugar, asiste un maestro alfabetizador, que les imparte cursos de escuela a los internos que no terminaron su formación en educación primaria.

Informó además que se está trabajando en un proyecto de chacra para que los jóvenes allí internados realicen cultivos y aprendan a trabajar la tierra.

Los menores que se encuentran internados, más allá de la peligrosidad y características de cada uno, no cuentan con custodia policial, solamente si aún no se ha decidido su situación a nivel de la Justicia, pero esto, dijo Acuña, generalmente es por un plazo menor a las 24 horas.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...