HOMENAJE

HOMENAJE

En el marco del 60º aniversario del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Afines (SUNCA) la Intendencia de Salto le brindó un homenaje a este gremio, por ser considerado como uno de los pilares de la lucha obrera en el Uruguay. A su vez, en la Junta Departamental se realizó una sesión extraordinaria donde los principales dirigentes del sindicato, encabezados por el secretario general a nivel nacional, Oscar Andrade, participaron de la misma, donde hicieron uso de la palabra con una retórica que reseñó los años de trabajo de dicho sindicato en el quehacer nacional. En la foto, el director de Hacienda de la Intendencia, Gustavo Chiriff, el secretario general del SUNCA, Oscar Andrade y dirigente departamental, Nelson Rodríguez.

Está “en una meseta” que ha llevado a que hayan “miles de compañeros sin trabajo, y eso nos preocupa”.

Para Oscar Andrade, la construcción “no está en crisis”

Anoche la Junta Departamental de Salto homenajeó al Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA) en su 60º aniversario.

En dicha sesión extraordinaria, donde ediles de todos los partidos políticos destacaron a los obreros de la construcción organizados, participaron además la diputada Manuela Mutti y el secretario general de la intendencia, Fabián Bochia, junto al secretario general de dicho sindicato, Oscar Andrade, con quien dialogó EL PUEBLO previo al inicio de dicho homenaje sobre la situación actual en la que se encuentra la industria de la construcción.

MESETA QUE PREOCUPA
“La industria de la construcción está en una meseta –comenzó diciendo Andrade- por lo menos desde hace tres años, que se dio una meseta diferente en cualquier momento de la historia del Uruguay, distinto al 2011, 2014.
El promedio de trabajadores cotizantes en la construcción fue fluctuando, si uno toma los últimos cuarenta años, vemos que del 85 al 99, por ejemplo, anduvo entre 25, 35 mil, en algún momento llegó a 40 mil trabajadores. Podríamos ubicar a ese más o menos como el promedio histórico. Entonces podemos decir, ¿por qué hoy hay tantas señales de alerta cuando la construcción está registrando 45 mil trabajadores?

El tema es que entremedio, sobre todo en el período que va de 2011 a 2014, la construcción llegó a un récord histórico de trabajadores ocupados, de 65 mil y hasta en algún mes de 70 mil trabajadores. Y esos trabajadores no desaparecieron, no es que entraron a trabajar marcianos, son trabajadores que hasta hace poco estaban trabajando en la construcción.

Entonces, lo que se encuentra al agrandarse tanto la industria, es que hay miles de compañeros que hoy están sin trabajo, además con un efecto indirecto que es que cuando la construcción trabaja en los niveles que llegó a alcanzar en el 2011 al 2014, es un motor que dinamiza toda la economía porque el mercado interno depende en buena parte de los niveles salariales. La construcción es una industria con un peso muy fuerte en el mercado interno, claramente los salarios de la construcción no van destinados a otro lugar que no sea el consumo de acá, porque además es una industria con fuertes encadenamientos productivos. O sea, hay puestos de trabajo directos de la construcción pero un montón que son indirectos, y ese es otro impacto muy fuerte”.

- ¿Por qué no se invierte más en el sector?
– Estamos en un momento en los últimos tres años, sobre todo para América Latina, de caída fuerte en la inversión extranjera directa.
En ese período tan extraordinario que le decía de 2011 a 2014, representó tres cuartas partes de la inversión en la construcción.
Es decir, tres de cada cuatro puestos de trabajo de la construcción dependían de la inversión extranjera. Para ponerle un ejemplo, llegamos a tener trabajando a 14 mil trabajadores en Punta del Este, una cifra histórica. Y en ese mismo período teníamos una planta de celulosa que ocupaba a 7 mil compañeros, y en esa misma situación tuvimos una inversión en la costa de Montevideo que duplicaba la inversión actual.
Hoy tenemos una inversión que está en los promedios históricos, pero claro, veníamos de una que duplicó. Y además, tuvimos un momento de la inversión de obra pública, sobre todo en lo que era fibra óptica, las inversiones de ANCAP, saneamiento, los parques eólicos que coincidió además con un cuarto o quinto motor de la industria que tiene que ver con el crecimiento brutal que Uruguay tuvo en el sector agropecuario, producto del precio de los commodities, llevó a que hubiera inversiones muy importantes en silos, caminería.
Todo eso junto llevó a ese nivel de 65 mil trabajadores.

- ¿Hoy el sector está en crisis?
– No, a ver, quien quiera que haya estado en Uruguay en el 2002 o 2003, que teníamos 15 mil trabajadores desocupados, no puede decir que 45 o 50 mil trabajadores que es lo que hoy hay, se puede comparar, no sería serio. Pero si estamos preocupados, porque en realidad las señales que tenemos no son de caída pero tampoco de saltos. O sea, la meseta se va a sostener y eso a nosotros nos preocupa, por eso, entre otras cosas, hemos tenido reuniones en el Ministerio de Transporte, de Vivienda.
La Rendición de Cuentas incorpora un incremento en el rubro de viviendas, sobre todo para cooperativas, pero en nuestra opinión, todavía es insuficiente para la situación que vive la industria.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...