- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Hubo daños importantes en invernáculos de horticultura en Colonia 18 y Tropezón

En lo que tiene que ver a los daños a productores de la zona de chacras, EL PUEBLO dialogó con el Coordinador del Área de Desarrollo Rural de la Intendencia de Salto, Ítalo Tenca, quien comentó que “si bien la tormenta fue una típica tormenta de verano, lo que sucedió fue que los vientos fueron muy fuertes y en algunas zonas llegaron a los 90 y 100 km/hora”.
En estos lugares los daños fueron muy importantes, y las zonas más afectadas fueron Tropezón, Barrio Albisu, Colonia 18 de Julio e Hipódromo.
“La rotura fue básicamente de invernaderos, con mucho nylon roto y aquellos que tenían algunos años se vieron deteriorados con más facilidad, a eso se sumó lo dilatado que se encontraba el nylon por las altas temperaturas, donde el efecto del viento es más nocivo aún” dijo Tenca.
En los cultivos de campo no hubo mayores daños, porque fue básicamente lluvia, algo que lo benefició.
La cantidad de productores afectados aún no se sabe, eso depende de la zona y el costo de los daños depende de lo que tuvo que sufrir cada productor. “Para quien se vio afectado el daño siempre es importante, hay zonas de Colonia 18 de Julio muy afectadas con muchos productores con invernaderos tirados, en cambio en otras zonas los daños fueron mínimos” agregó. Lo que lleva un mayor gasto es el reacondicionamiento de los invernáculos, donde el metro cuadrado oscila entre los ocho y nueve dólares y por lo general, éstos miden entre un mil y dos mil metros cuadrados.
La sequía venía afectando más que nada a los cultivos de campo, como boneatos y algún otro que había que regar con un alto costo de energía, así que en estos casos la lluvia los benefició.

En lo que tiene que ver a los daños a productores de la zona de chacras, EL PUEBLO dialogó con el Coordinador del Área de Desarrollo Rural de la Intendencia de Salto, Ítalo Tenca, quien comentó que “si bien la tormenta fue una típica tormenta de verano, lo que sucedió fue que los vientos fueron muy fuertes y en algunas zonas llegaron a los 90 y 100 km/hora”.

En estos lugares los daños fueron muy importantes, y las zonas más afectadas fueron Tropezón, Barrio Albisu, Colonia 18 de Julio e Hipódromo.

“La rotura fue básicamente de invernaderos, con mucho nylon roto y aquellos que tenían algunos años se vieron deteriorados con más facilidad, a eso se sumó lo dilatado que se encontraba el nylon por las altas temperaturas, donde el efecto del viento es más nocivo aún” dijo Tenca.

En los cultivos de campo no hubo mayores daños, porque fue básicamente lluvia, algo que lo benefició.

La cantidad de productores afectados aún no se sabe, eso depende de la zona y el costo de los daños depende de lo que tuvo que sufrir cada productor. “Para quien se vio afectado el daño siempre es importante, hay zonas de Colonia 18 de Julio muy afectadas con muchos productores con invernaderos tirados, en cambio en otras zonas los daños fueron mínimos” agregó. Lo que lleva un mayor gasto es el reacondicionamiento de los invernáculos, donde el metro cuadrado oscila entre los ocho y nueve dólares y por lo general, éstos miden entre un mil y dos mil metros cuadrados.

La sequía venía afectando más que nada a los cultivos de campo, como boneatos y algún otro que había que regar con un alto costo de energía, así que en estos casos la lluvia los benefició.