Identifican los restos hallados en el Batallón 14, son de Ricardo Blanco, detenido en 1978

Identifican los restos hallados en el Batallón 14,  son de Ricardo Blanco, detenido en 1978
Habían sido encontrados en marzo; «en principio, no hay indicios de que en este caso haya habido ejecución», dijo Presidencia.
Los restos hallados en marzo en el batallón 14 pertenecen a Ricardo Alfonso Blanco Valiente, según informó Presidencia en la noche de este lunes.
La identificación de los restos, que fueron encontrados el pasado 16 de marzo en la «trinchera 199″ de los terrenos pertenecientes al Batallón 14, fue anunciada por el Equipo Argentino de Antropología Forense a la Secretaría de Seguimiento. Luego, se le otorgó la información a los familiares, y a la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.
Ya se comunicó a las autoridades judiciales «verbalmente», según indicó presidencia y será comunicado de manera «formal» este martes por la mañana.
Según informa el sitio web de presidencia, la probabilidad de que la muestra pertenezca al padre biológico de Nancy Cristina Blanco Lorido es 99,997%. En principio, no hay indicios de que a Blanco se lo haya ejecutado.
Blanco Valiente fue detenido el 15 de enero de 1978 y trasladado a La Tablada. Según la Comisión para la Paz murió el 3 de febrero, como consecuencia de las torturas. Nació el 27 de diciembre de 1938 en la ciudad de Mercedes, Soriano. Era dueño de un almacén en Montevideo y también trabajó como empleado de UTE en su ciudad natal.

Habían sido encontrados en marzo; «en principio, no hay indicios de que en este caso haya habido ejecución», dijo Presidencia.

Los restos hallados en marzo en el batallón 14 pertenecen a Ricardo Alfonso Blanco Valiente, según informó Presidencia en la noche de este lunes.

La identificación de los restos, que fueron encontrados el pasado 16 de marzo en la «trinchera 199″ de los terrenos pertenecientes al Batallón 14, fue anunciada por el Equipo Argentino de Antropología Forense a la Secretaría de Seguimiento. Luego, se le otorgó la información a los familiares, y a la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos.

Ya se comunicó a las autoridades judiciales «verbalmente», según indicó presidencia y será comunicado de manera «formal» este martes por la mañana.

Según informa el sitio web de presidencia, la probabilidad de que la muestra pertenezca al padre biológico de Nancy Cristina Blanco Lorido es 99,997%. En principio, no hay indicios de que a Blanco se lo haya ejecutado.

Blanco Valiente fue detenido el 15 de enero de 1978 y trasladado a La Tablada. Según la Comisión para la Paz murió el 3 de febrero, como consecuencia de las torturas. Nació el 27 de diciembre de 1938 en la ciudad de Mercedes, Soriano. Era dueño de un almacén en Montevideo y también trabajó como empleado de UTE en su ciudad natal.

Muy cerca de donde estaban los restos del Maestro Julio Castro

El hallazgo de restos en el Batallón 14, cinco meses después de ubicar los del maestro Julio Castro y a sólo 50 metros de ese lugar, confirma que había información, que hay personas que saben dónde están enterrados los cuerpos y que ahora están empezando a decir la verdad.

Esos elementos son para el jefe del equipo de antropólogos de la Universidad de la República, José López Mazz, claro indicio de que podría haber más cuerpos en esa zona y que allí no se realizó la Operación Zanahoria. “Este nuevo hallazgo da grandes indicios de que puede haber más enterramientos clandestinos en el predio”, concluyó el profesor.

El cuerpo de quien ahora se sabe que es Ricardo Blanco, estaba enterrado boca abajo.

“La información original que se tenía sobre ese lugar fue dada por vecinos que hace unos 20 años vieron máquinas trabajando buscando cuerpos para desenterrarlos. Vinimos para ver si encontrábamos restos residuales o cuerpos que hayan quedado olvidados” dijo el antropólogo.

Agregó que hay otra zona en el Batallón 14 donde se nota claramente la remoción de tierra y que allí también están trabajando. En ese otro lugar se encontraron algunos restos que serán analizados. Son más de cien los fragmentos que están siendo estudiados.

En ocasión de aparecer el cuerpo, el mes anterior, la integrante de la asociación Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, Luisa Cuesta, fue consultada sobre el pacto de silencio que habría en ámbitos castrenses para no brindar datos sobre el destino de los desaparecidos. Opinó: “Los milicos son todos unos sinvergüenzas, no puedo esperar otra cosa de ellos”. Cuesta visitó el predio junto a unos 50 representantes de la asociación y de ex presos políticos.

Las casualidades

La coincidencia de los hallazgos con hechos políticos, fueron utilizados por los militares para echar un manto de duda sobre los hallazgos. Este descubrimiento se produjo una semana antes de que el gobierno asumiera –en un acto celebrado en el Palacio legislativo– la responsabilidad del Estado en la desaparición de  María Claudia García de Gelman. En su momento, el cuerpo de Castro apareció cuando se discutía en el Parlamento la nulidad de la ley de Caducidad.

Por otra parte, fuentes militares afirmaron que desde marzo del año pasado López Mazz decidió que se dejara de filmar las tareas de los antropólogos. En tanto el portal de Presidencia emitió un comunicado en el que aclaró que la filmación “se ha hecho durante todo el tiempo, todos los días y a toda hora, desde que se realizan las investigaciones de campo en el Batallón 14”.

“Oficiales y personal subalterno mantienen vigilancia permanente sobre los predios afectados y disponen de la filmación continua de todos los movimientos que allí ocurren para dar garantía de los procedimientos a las partes involucradas y otorgar seguridad jurídica a los propios hallazgos”, afirmó el comunicado. Sin embargo, una fuente militar dijo a El Observador que si bien el hallazgo ocurrió a las 14.30 –según informó López Mazz–, la salida del camión que trasladó a los camarógrafos desde su base hacia el Batallón 14, quedó registrada a las 15.35 horas.

Por su parte, el senador nacionalista Gustavo Penadés afirmó que “si una casualidad se repite demasiadas veces deja de ser casualidad”. López Mazz respondió que si alguien pide “un arbitraje científico” tiene “la mejor disposición” pero no tiene nada que responder a esas sospechas