Importante adhesión al paro proclamado por ADEOMS ante la irregularidad en el pago de los salarios a los municipales

Eran las diez de la mañana de ayer miércoles y en la Plaza de los Treinta y Tres, se producía una importante concentración de funcionarios de la Intendencia de Salto, así como también de los municipales que revisten tareas en algunos Municipios del interior del departamento, en respuesta a la convocatoria realizada por ADEOMS (Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto), como parte de la medida de lucha adoptada por los trabajadores ante las dificultades en el cobro regular de sus haberes.
Allí permanecieron con carteles y pancartas que cuestionaban la situación actual por la que estaban atravesando y a los jerarcas comunales por haber retrasado el pago de sus salarios. Sobre las 12 del mediodía procedieron a realizar una Asamblea General, que se desarrolló en las instalaciones del club Círculo Sportivo, donde todos los funcionarios analizaron el tema.
Entre pancartas y fuegos artificiales, y una gran molestia e incertidumbre de parte de los trabajadores presentes, por lo que pueda pasar en los próximos meses, EL PUEBLO dialogó con Antonio Rodríguez, secretario general de ADEOMS, quien se mostró “satisfecho” con lo que consideró fue una “gran adhesión” la recibida por la propuesta de “paro de brazos caídos” que “tuvo aceptación de funcionarios de todos los sectores”, a la vez que destacó el “apoyo de los trabajadores del área de ómnibus que a pesar de haber sido uno de los sectores que cobró sus haberes, se adhirió en solidaridad a los compañeros con esta medida”.
Rodríguez dijo también que es “importante la adhesión de los trabajadores de las Alcaldías, ya que a modo de ejemplo los funcionarios del Municipio de Lavalleja no cobraron todavía sus haberes”.
COBRAR ANTES DE FIN
DE MES ES UN ACUERDO HISTÓRICO
Rodríguez aseguró que “existe un acuerdo histórico con la administración de cobrar los sueldos el día 28 de cada mes, lo que generó esta situación con el agravante de que en el mes de setiembre, está corriendo el IPC y entonces se va a tener que largar más plata por el ajuste”.
La preocupación que surge ahora, según destacó el dirigente gremial, es qué va a suceder al momento de cobrar los sueldos cuando finalice el mes de setiembre, ya que los trabajadores temen que se repita una situación similar.  Preocupa a Rodríguez el tema de las “primas por eficacia” que la administración está dando a quienes ostentan cargos de carácter político, porque tienen “elevados montos, mientras hay compañeros que realizan tareas superiores al grado y estamos en esta disyuntiva con respecto a la situación del pago”.
El secretario general de ADEOMS añadió que el gobierno departamental “no dio certezas de que el 28 o 29 de setiembre se fuera a estar realizando el pago de los salarios”. El sindicalista señaló además que tuvo en cuenta la promesa de que “entre el sábado y domingo pasado se iban a pagar los salarios del mes de agosto y tampoco se cumplió, estamos hoy movilizándonos porque no tenemos certeza ninguna de lo que va a pasar con nuestros salarios”, aclaró.
Respecto a la transferencia bancaraia a la que hizo referencia públicamente la Secretaria General de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, Rodríguez dijo que “hay una plata depositada en el Banco y no sabemos si el Gobierno Nacional la puso ahí o si fue la Intendencia, sabemos que sí existió esa transferencia, pero entendemos que los salarios dependen mucho de las partidas que vienen del Gobierno Nacional”.
PARA TRABAJADORES
“TOCAR EL SUELDO,
ES LA GOTA QUE
DESBORDÓ EL VASO”
Por su parte, Mario Martínez, vicepresidente de ADEOMS, comentó que “para nosotros fue un error pagar así los salarios como se está haciendo, y es algo que se venía viendo, por los reclamos que veníamos haciendo como Consejo Directivo, como lo que tiene que ver con el tema de las maquinarias que se necesitan en los distintos sectores, pero hoy la gota desbordó el vaso, porque se nos está tocando el sueldo a todos los trabajadores y eso no lo vamos a permitir, no queremos que se financie lo que precisa la Intendencia con nuestro dinero”.
“Nosotros le pedimos a la Secretaria (Cecilia Eguiluz) que se comunicara para explicar la situación, pero acá hay un gran problema y es que ellos no dan el brazo a torcer y no visualizan las cosas como son. Hay  problemas en diferentes sectores, como en el caso de Recolección o en el Gramon donde no hay combustible y hay cuadrillas paradas porque no pueden salir a trabajar. Sin embargo sigue ingresando gente a trabajar a la Intendencia y se siguen dando compensaciones de grado once a gente que no está cumpliendo esa función y son compensaciones netamente políticas; mientras cuando vamos a preguntar porqué se dan esas compensaciones, nos dicen que es potestad del Intendente poder hacerlo”, dijo Martínez.
Respecto al pago de los sueldos que la Intendencia adujo el martes haber cumplido ya con el 90% de los mismos, el dirigente gremial fue enfático en resaltar que “se mal pagó”, porque “a muchos compañeros no se les pagó la extensión horaria, ni las horas extras, se les hizo el descuento por la retención alimenticia y no se volcó el pago a las señoras, ellas no recibieron esa retención”, agregó.
“TEÑIR DE TINTE POLÍTICO ESTA REALIDAD ES
NO DAR LA CARA”
Ante la consulta de EL PUEBLO sobre los dichos de la Secretaria General de la comuna, que adujo que se trataba de “ruido político”, el gremialista comentó “¿a vos te parece que esto es ruido político, con toda la masa de trabajadores que están hoy adheridos al paro? Acá hay una realidad y es que al sindicato se lo sigue ninguneando cada vez que vamos a reclamar. El sector de Recolección no tiene máquinas para trabajar, no hay materiales, ni ropa, que es lo mínimo, agradecemos que todavía no hemos tenido un accidente laboral. Pero teñir de tinte político esta realidad, es no dar la cara a lo que está pasando”, concluyó.
SUELDOS DE LA
INTENDENCIA RONDAN
LOS 70 MILLONES DE
PESOS
Por su parte, Andrés Torres y Alfredo Ricciardi, ambos vocales del Consejo Directivo de ADEOMS, dijeron que todavía “no saben concretamente cuál es el porcentaje de trabajadores que han cobrado su salario y cuál aún es el que falta”, y comentaron que “en muchos casos no se pagaron horas extras, ni extensión horaria”.
Hay más de dos mil trabajadores en la Intendencia de Salto, lo que implica un desembolso de más de setenta millones de pesos, según dijo Torres.

Eran las diez de la mañana de ayer miércoles y en la Plaza de los Treinta y Tres, se producía una importante concentración de funcionarios de la Intendencia de Salto, así como también de los municipales que revisten tareas en algunos Municipios del interior del departamento, en respuesta a la convocatoria realizada por ADEOMS (Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto), como parte de la medida de lucha adoptada por los trabajadores ante las dificultades en el cobro regular de sus haberes.

Allí permanecieron con carteles y pancartas que cuestionaban la situación actual por la que estaban atravesando y a los jerarcas comunales por haber retrasado el pago de sus salarios. Sobre las 12 del mediodía procedieron a realizar una Asamblea General, que se desarrolló en las instalaciones del club Círculo Sportivo, donde todos los funcionarios analizaron el tema.

Entre pancartas y fuegos artificiales, y una gran molestia e incertidumbre de parte de los trabajadores presentes, por lo que pueda pasar en los próximos meses, EL PUEBLO dialogó con Antonio Rodríguez, secretario general de ADEOMS, quien se mostró “satisfecho” con lo que consideró fue una “gran adhesión” la recibida por la propuesta de “paro de brazos caídos” que “tuvo aceptación de funcionarios de todos los sectores”, a la vez que destacó el “apoyo de los trabajadores del área de ómnibus que a pesar de haber sido uno de los sectores que cobró sus haberes, se adhirió en solidaridad a los compañeros con esta medida”.

Rodríguez dijo también que es “importante la adhesión de los trabajadores de las Alcaldías, ya que a modo de ejemplo los funcionarios del Municipio de Lavalleja no cobraron todavía sus haberes”.

COBRAR ANTES DE FIN DE MES ES UN ACUERDO HISTÓRICO

Rodríguez aseguró que “existe un acuerdo histórico con la administración de cobrar los sueldos el día 28 de cada mes, lo que generó esta situación con el agravante de que en el mes de setiembre, está corriendo el IPC y entonces se va a tener que largar más plata por el ajuste”.

La preocupación que surge ahora, según destacó el dirigente gremial, es qué va a suceder al momento de cobrar los sueldos cuando finalice el mes de setiembre, ya que los trabajadores temen que se repita una situación similar.  Preocupa a Rodríguez el tema de las “primas por eficacia” que la administración está dando a quienes ostentan cargos de carácter político, porque tienen “elevados montos, mientras hay compañeros que realizan tareas superiores al grado y estamos en esta disyuntiva con respecto a la situación del pago”.

El secretario general de ADEOMS añadió que el gobierno departamental “no dio certezas de que el 28 o 29 de setiembre se fuera a estar realizando el pago de los salarios”. El sindicalista señaló además que tuvo en cuenta la promesa de que “entre el sábado y domingo pasado se iban a pagar los salarios del mes de agosto y tampoco se cumplió, estamos hoy movilizándonos porque no tenemos certeza ninguna de lo que va a pasar con nuestros salarios”, aclaró.

Respecto a la transferencia bancaraia a la que hizo referencia públicamente la Secretaria General de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, Rodríguez dijo que “hay una plata depositada en el Banco y no sabemos si el Gobierno Nacional la puso ahí o si fue la Intendencia, sabemos que sí existió esa transferencia, pero entendemos que los salarios dependen mucho de las partidas que vienen del Gobierno Nacional”.

PARA TRABAJADORES “TOCAR EL SUELDO, ES LA GOTA QUE DESBORDÓ EL VASO”

Por su parte, Mario Martínez, vicepresidente de ADEOMS, comentó que “para nosotros fue un error pagar así los salarios como se está haciendo, y es algo que se venía viendo, por los reclamos que veníamos haciendo como Consejo Directivo, como lo que tiene que ver con el tema de las maquinarias que se necesitan en los distintos sectores, pero hoy la gota desbordó el vaso, porque se nos está tocando el sueldo a todos los trabajadores y eso no lo vamos a permitir, no queremos que se financie lo que precisa la Intendencia con nuestro dinero”.

“Nosotros le pedimos a la Secretaria (Cecilia Eguiluz) que se comunicara para explicar la situación, pero acá hay un gran problema y es que ellos no dan el brazo a torcer y no visualizan las cosas como son. Hay  problemas en diferentes sectores, como en el caso de Recolección o en el Gramon donde no hay combustible y hay cuadrillas paradas porque no pueden salir a trabajar. Sin embargo sigue ingresando gente a trabajar a la Intendencia y se siguen dando compensaciones de grado once a gente que no está cumpliendo esa función y son compensaciones netamente políticas; mientras cuando vamos a preguntar porqué se dan esas compensaciones, nos dicen que es potestad del Intendente poder hacerlo”, dijo Martínez.

Respecto al pago de los sueldos que la Intendencia adujo el martes haber cumplido ya con el 90% de los mismos, el dirigente gremial fue enfático en resaltar que “se mal pagó”, porque “a muchos compañeros no se les pagó la extensión horaria, ni las horas extras, se les hizo el descuento por la retención alimenticia y no se volcó el pago a las señoras, ellas no recibieron esa retención”, agregó.

“TEÑIR DE TINTE POLÍTICO ESTA REALIDAD ES NO DAR LA CARA”

Ante la consulta de EL PUEBLO sobre los dichos de la Secretaria General de la comuna, que adujo que se trataba de “ruido político”, el gremialista comentó “¿a vos te parece que esto es ruido político, con toda la masa de trabajadores que están hoy adheridos al paro? Acá hay una realidad y es que al sindicato se lo sigue ninguneando cada vez que vamos a reclamar. El sector de Recolección no tiene máquinas para trabajar, no hay materiales, ni ropa, que es lo mínimo, agradecemos que todavía no hemos tenido un accidente laboral. Pero teñir de tinte político esta realidad, es no dar la cara a lo que está pasando”, concluyó.

SUELDOS DE LA INTENDENCIA RONDAN LOS 70 MILLONES DE PESOS

Por su parte, Andrés Torres y Alfredo Ricciardi, ambos vocales del Consejo Directivo de ADEOMS, dijeron que todavía “no saben concretamente cuál es el porcentaje de trabajadores que han cobrado su salario y cuál aún es el que falta”, y comentaron que “en muchos casos no se pagaron horas extras, ni extensión horaria”.

Hay más de dos mil trabajadores en la Intendencia de Salto, lo que implica un desembolso de más de setenta millones de pesos, según dijo Torres.