Inauguraron monitoreo con 16 cámaras de filmación en la zona del BPS en Montevideo

Autoridades de Banco de Previsión Social (BPS) y del Ministerio del Interior inauguraron ayer Cordón Seguro, el primer centro de videovigilancia que abarca un circuito cerrado y fue financiado por públicos y privados. El centro de monitoreo está ubicada en el hall de la sede del anexo BPS, en Fernández Crespo y Colonia, y los jubilados y pensionistas que frecuentan el lugar pueden observar cómo tres policías monitorean las 16 cámaras instaladas en el barrio y observar las imágenes que transmiten.
El presidente de BPS, Ernesto Murro, que fue quien presentó la propuesta del plan a Bonomi, destacó que el centro de vigilancia está a la vista del público y “no en un lugar escondido”. Se trata de un “centro de monitoreo con absoluta transparencia de lo que está haciendo y se está viendo”, destacó Murro en la inauguración. A su lado estaba Bonomi, quien, por estas horas, enfrenta cuestionamientos por la política de vigilancia de la Policía y, en particular, por el nuevo sistema de escuchas adquirido: El Guardián (ver apunte).
En un cubículo con paredes de vidrio y a la vista de quienes pasan por el hall de BPS, tres policías visualizan y monitorean las 16 cámaras instaladas en el Cordón. Enfrente a los agentes, grandes monitores muestran a los curiosos lo que las cámaras registran. “Nos importa qué es lo que se está controlando y vigilando para mejorar la calidad de vida y seguridad pública”, dijo Murro, luego de destacar que el centro está “ubicado en uno de los lugares donde asiste más gente en el Uruguay, que es este hall central de BPS”.
Roberto Taroco, director del Centro de Comando Unificado (CCU), la dependencia del ministerio encargada de la vigilancia virtual, destacó que el Cordón “tiene características que potencian la actividad delictiva, por tratarse de una zona de gran tránsito de personas, especialmente de ancianos, con instituciones que mueven activos, ya sea empresas recaudadoras o pagadoras, y centros de educación y deportivos”.
Las autoridades inauguraron ayer la primera etapa de Cordón Seguro, con 16 cámaras. La segunda y última etapa se completará el mes próximo, anunció Bonomi, y contará en total con 40 cámaras que vigilarán 22 “puntos estratégicos” del barrio. Estas cámaras, se sumarán a las 110 que ya funcionan en Montevideo.
El sistema permite, según Bonomi, la actuación ante un hecho delictivo consumado y el registro como prueba del delito ante requerimiento de juez. Las imágenes registradas se visualizan simultáneamente en el centro de vigilancia instalado en BPS y en el CCU, desde donde se coordina la respuesta policial con las comisarías.
Con financiamiento de privados
El plan de videovigilancia Cordón Seguro costó US$ 335 mil y fue financiado por instituciones públicas y empresas privadas. “Estas empresas e instituciones pusieron la plata antes de que el proyecto estuviera pronto, y eso es confianza”, destacó Murro, quien antes de comenzar la conferencia de prensa consultó a Bonomi si podía nombrar a los privados que financiaron el proyecto. Bonomi le dijo que sí y Murro agradeció a Abitab, Red Pagos, Casmu, el Banco Hipotecario, República AFAP y Anda. El minsitro también destacó el involucramiento de los privados para contar con teconología de última generación. “La eficiencia policial no surge solo de que haya más policías en la calle; surge también de que haya más tecnología en la calle”, dijo el ministro.
“La idea es ir recuperando paseos de otra época que se hacían con cariño y sin problema; hoy se podrá poner cariño, pero tienen problemas. Posiblemente lo que pase hoy se pueda mejorar mucho. Pero no vamos a volver a tener el Uruguay de hace mucho tiempo. Como ningún país de los vecinos es el de hace mucho tiempo”, advirtió Bonomi.
Los seis puntos estratégicos vigilados durante 24 horas en esta primera etapa del plan Cordón Seguro son las dos sedes de BPS, el Instituto de Enseñanza de la Construcción, la plaza Líber Seregni, la Biblioteca Nacional y el liceo IAVA.
A fin de año, Bonomi prevé inaugurar un plan de videovigilancia similar en Ciudad Vieja, y el año próximo, otro que abarque desde Plaza Independencia hasta la calle Germán Barbato.
Temor de diputados “es un invento”
Varios legisladores de la oposición le expresaron al ministro Bonomi su temor de estar siendo vigilados a través de escuchas ilegales. El diputado oficialista José Bayardi también manifestó su preocupación por este tema, según publicó ayer El País. “Lo que los legisladores manifestaron y están completamente equivocados es que se sienten espiados porque se les corta las llamadas. Las teconologías modernas permiten escuchar lo que uno habla pero no cortan las llamadas. Esa conclusión de que porque se me corta la llamada me están escuchando es un disparate”, dijo ayer el ministro. Sobre el software de vigilancia El Guardián agregó que “da garantías” y que “el temor lo están inventando”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...