Ingeniero Agrónomo Jorge Aguerre habló sobre la problemática de los animales sin un diagnóstico a tiempo

El Ingeniero Agrónomo Jorge Aguerre – en entrevista que le formuláramos días pasados indicó que en los campos que venían con una carga muy elevada cuando empezaron a venir los temporales, se trancó el crecimiento del pasto. Esa cantidad de animales que no se fueron y los que no siguieron en el campo se comieron lo que había y empezaron a surgir otras situaciones donde de repente se ajusta a años normales.
Entonces en estos años de mayor producción sobre una sobreoferta del pasto, así mantuvieron su esquema productivo y cuando empezó a bajar la tasa de producción de los campos, los encontraron con los ganados que llevan y esos ganados se encuentran en mejor estado. De cualquier manera creemos que sí tuvimos algunos episodios completamente extremos como las lluvias del mes de abril, que en algunos lados como en Baltasar Brum fue de más de novecientos milímetros y en lo que llevamos del año en muchos lados de la zona, superan los mil quinientos a mil seiscientos en medio año. Ya estamos en invierno y hemos pasado medio año; ya hemos pasado lo que es la lluvia normal de todo un año, con creces. En este sentido creemos que es un año fuera de lo normal.
Sobre las enfermedades podales en los ovinos ¿Qué nos puede decir?
“También hay mucha variación; hay gente que venía con los deberes muy bien hechos; habían trabajado muy bien en el tema y no tenían problemas y con esas lluvias grandes aún se siguen manteniendo libres, con mucha humedad. Se ven algunos lanares manquitos, pero cuando los revisan son abscesos. Entonces esos casos son muy distintos, donde se detectaron animales a los que no se les hizo un trabajo de diagnóstico, hoy esos establecimientos presentan problemáticas mucho mayores”