Inician censo de perros en Colonia Itapebí ante los graves daños que jaurías realizan en ovinos y vacunos de la zona

Las jaurías de perros atacan las majadas de ovejas y generan problemas a los productores de las zonas más próximas a los pueblos del interior del departamento. Esta situación hizo que en los alrededores de los pueblos los productores no quieran criar más ovejas y por eso desde la AAS (Asociación Agropecuaria de Salto) se solicitó una reunión al Intendente de Salto y otras autoridades departamentales para tratar el tema y hallar una solución al problema.
EL PUEBLO dialogó con el Secretario General de la Intendencia de Salto, Fabián Bochia, quien comentó que “hace un mes aproximadamente”, junto al Intendente de Salto Dr. Andrés Lima visitó la Asociación Agropecuaria de Salto y “allí nos plantearon la preocupación por las jaurías de perros que andan sueltos y están atacando las majadas” y IMG_3565plantearon la posibilidad de una nueva reunión para buscar una solución al problema involucrando a otros organismos departamentales. Bochia transmitió el malestar de los productores tras la conversación mantenida en la AAS. “Hay gente a la que le han matado no uno, o dos animales, sino cincuenta. El Cdor. Walter Texeira Núñez (ex Presidente de la AAS), nos mostró fotos que son prácticamente de una película de terror”, comentó. En la reunión participaron además, integrantes de la CODETRYVA (Comisión Departamental de Tenencia Responsable y Bienestar Animal) compuesta por representantes del MGAP (Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca), el MSP (Ministerio de Salud Pública) y el MI (Ministerio del Interior). El productor, Texeira Núñez, comentó además, que los ataques de los perros son tanto en ovinos como vacunos y la situación mantiene muy preocupado al sector.
CENSO DE PERROS
EN COLONIA ITAPEBÍ
Tras la reunión mantenida, se decidió comenzar con un censo en Colonia Itapebí “para ver la cantidad de animales que hay, la cantidad que está con patente y registrada y cuántos perros sin dueños hay. Eso es en una primera etapa, es para tener alguna información y ver dónde estamos parados, ante qué fenómeno estamos y qué cantidad de perros tenemos en la zona”, señaló el jerarca.
NO VOLVERÍA LA PERRERA
Ante la consulta de este medio sobre si se habló en la reunión de la posibilidad de que vuelva la perrera a actuar en el departamento como una medida para controlar la cantidad de perros sueltos, Bochia fue enfático en la respuesta, “sí, se habló, pero fue una persona sola la que la pidió”. Seguidamente agregó “de todas formas está el problema de lo que pasa después, porque si la perrera agarra diez perros de la calle ¿a dónde los lleva?, porque PRODEA (Protectora de Animales) ya no da abasto. Nosotros como Intendencia todavía no nos animamos a manejar la perrera como una posibilidad porque es algo que hay que estudiarlo mucho. Se habló del tema, pero no hay ningún consenso en que se vaya a implementar”, aseguró.
EN PUEBLO FERNÁNDEZ APARECIERON PERROS ENVENENADOS
Según manifestó el Secretario General, el problema con las jaurías de perros lo viven los productores más próximos a varios pueblos del interior del departamento, “El comentario que nos llegó también es que en los terrenos linderos a los pueblos ya no tienen ovejas porque es una problemática importante”.
A modo de ejemplo, Bochia mencionó la problemática que viven pueblos como Constitución, Valentín, Pueblo Fernández. “En las zonas aledañas a esos pueblos hay muchos perros sueltos, en Valentín nos dijeron que la problemática es aguda y en la zona de Colonia Lavalleja también. Además, en Pueblo Fernández aparecieron perros envenenados y hay miedo de que eso pueda afectar a alguna persona”, puntualizó el Secretario General.
“Salto en un momento fue uno de los departamentos que tuvo más corderos en todo el país y hoy no los tiene, por eso, queremos empezar despacio a tener información”, dijo en alusión a la medida adoptada y por la cual se comenzará a trabajar.
PERROS DETENIDOS
EN LA COMISARÍA
“Después, habrá que hablar con los jueces. Porque un juez manda detener un perro y lo llevan a la comisaría y allá los policías nos dicen que no saben qué hacer con el perro. Están las leyes, pero hay que ver cómo las articulamos. Por eso llegamos a un cierto consenso entre todos los que nos reunimos para ver con qué información contamos, en qué situación estamos, para saber cómo vamos a seguir trabajando, sobre todo con los perros de los que nadie se hace responsable”, agregó.







Recepción de Avisos Clasificados