Integrante del Grupo de Madres de Jóvenes Caídos en la Pasta Base denuncia amenazas y teme por la vida de sus hijos

Integrante del Grupo de Madres de Jóvenes Caídos en la Pasta Base denuncia amenazas y teme por la vida de sus hijos

Rosario Ugolino – quien integra el Grupo de Madre de Jóvenes Caídos en la Pasta Base denunció que fue amenazada por un individuo cercano al barrio, quién amenazó que tomaría represalia contra sus hijos – víctimas de las adicciones.

“Hace ya un tiempo que hemos conformado un grupo y venimos luchando para que nuestros hijos puedan rehabilitarse y salir de las adicciones.
Al haber un allanamiento en el barrio La Esperanza hace dos días, la Policía encontró armas y fueron llevados ante las autoridades jóvenes que hicieron rapiñas. A posteriori de este hecho recibí a la noche y en la mañana de ayer amenazas que iban a atentar contra la vida de mis hijos que andan en la calle” – declaró Ugolino a la vez que aclaró – “Nosotros no trabajamos con la Policía, nuestro objetivo es hacer énfasis en la rehabilitación de los jóvenes. Mi gran temor es que le puedan hacer daño a mis hijos”.

El grupo de Madres de Jóvenes Caídos en la Pasta Base continúa trabajando a fin de que se pueda concretar un centro de rehabilitación donde los adictos puedan recuperarse, mediante la asistencia de un grupo multidisciplinario.
“Estamos conscientes de que va a llevar mucho tiempo pero sabemos que aunando esfuerzos vamos a poder lograrlo” remarcó Rosario Ugolino.
Las integrantes del grupo pusieron en claro que esta denuncia nada tiene que ver con una movida o estrategia política, puesto que desde el principio dejó constancia que el grupo es apolítico y sin fines de lucro. La misión es lograr la recuperación de las personas adictas y para ello es necesario presentar un proyecto que al ser aprobado permitiría avanzar hacia la construcción de un centro de rehabilitación. Las madres expresaron su malestar porque sus hijos a menudo son discriminados por su adicción y que todas las fuerzas políticas se han mostrado dispuestas a colaborar con la iniciativa de llevar adelante un proyecto que permita a los jóvenes salir de la droga y tener otra motivación en la vida.
“Nosotros somos madres y sufrimos día a día la situación de abandono en que están nuestros hijos” – enfatizó Ugolino. Si bien la situación aún es compleja. El grupo ha logrado que docentes de boxeo y de Rugby comiencen a dar clases a los jóvenes en situación de adicción para que puedan superarla.