Integrantes del Sindicato de la Aguja informan de los derechos a los trabajadores del rubro

Integrantes del Sindicato de la  Aguja informan de los derechos a los trabajadores del rubro
Integrantes del Sindicato Único de la Aguja (SUA), llegaron ayer a Salto para cumplir diversas actividades que ap untan al mismo objetivo: informar a las trabajadoras y trabajadores del sector que representan  sobre sus derechos y las ventajas de la agremiación al sindicato.
Luz Clavijo, Washington Ferreira y Luz Perdomo estuvieron anoche en la Redacción de EL PUEBLO para dar a c oncoer los motivos de esta visita al departamento.
Con el propósto de difundir la tarea que cumplen e informar a las y los colegas de nuestra ciudad, desarrollarán una reunión hoy martes a las 17,30 horas en la sede de ASDEMYA, de la calle Brasil.
Las visitantes manifestaron que dentro de la Ley de la Vestimenta, actualmente en vigencia se incluye el beneficio de un subsidio para las trabajadoras del sector, aportado por el gobierno, el que beneficia a todos los trabajadores de la vestimenta que de esta manera reciben una suma de parte del BPS de alrededor de 6.500 pesos.
A este subsidio tienen derecho todos los trabajadores de la Aguja afiliados al BPS y en este sentido cabe señalar que pueden afiliarse por ejemplo, las trabajadoras independientes, costureras, modistas, que hacen tareas como costura y similares. También lo pueden hacer aquellas personas que trabajan en su propio domicilio para empresas.
Queremos que la gente nos conozca, sepa que es el Sindicato de la Aguja, que lo conforman fundamentalmente trabajadoras (en su gran mayoría son mujeres y jefas de hogar) de las textiles y del rubro vestimenta, que gracias a que nos hemos unido en torno al sindicato logramos presencia y tuvimos acceso a este dinero que aporta el gobierno y que antes sólo se lo llevaban los grandes empresarios, explicaron.
Ya hace alrededor de dos años que estamos cobrando y tenemos cerca de c inco años más para cobrarlo, pero nos consta que del Interior de la República nadie ha cobrado todavía, explicaron.
El Sindicato de la Aguja está llevando su tarea de difusión a todo el Interior y además, hemos logrado concretar otras iniciativas. Por ejemplo, en Artigas, a través de la Intendencia y un empresario particular se puso en marcha un proyecto de enseñanza de las tareas propias del rubro. En princpio esperábamos la inscripción de un centenar de mujeres que pudieran interesarse en el proyecto, y fueron casi 400 las inscriptas.
El empresario que ya ha traído la maquinaria para estos talleres se comprometió a darle trabajo a un alto porcentaje de estas mujeres en primera instancia, sumando luego otro importante número.

Integrantes del Sindicato Único de la Aguja (SUA), llegaron ayer a Salto para cumplir diversas actividades que ap untan al mismo objetivo: informar a las trabajadoras y trabajadores del sector que representan  sobre sus derechos y las ventajas de la agremiación al sindicato.

Luz Clavijo, Washington Ferreira y Luz Perdomo estuvieron anoche en la Redacción de EL PUEBLO para dar a c oncoer los motivos de esta visita al departamento.

Con el propósto de difundir la tarea que cumplen e informar a las y los colegas de nuestra ciudad, desarrollarán una reunión hoy martes a las 17,30 horas en la sede de ASDEMYA, de la calle Brasil.

Las visitantes manifestaron que dentro de la Ley de la Vestimenta, actualmente en vigencia se incluye el beneficio de un subsidio para las trabajadoras del sector, aportado por el gobierno, el que beneficia a todos los trabajadores de la vestimenta que de esta manera reciben una suma de parte del BPS de alrededor de 6.500 pesos.

A este subsidio tienen derecho todos los trabajadores de la Aguja afiliados al BPS y en este sentido cabe señalar que pueden afiliarse por ejemplo, las trabajadoras independientes, costureras, modistas, que hacen tareas como costura y similares. También lo pueden hacer aquellas personas que trabajan en su propio domicilio para empresas.

Queremos que la gente nos conozca, sepa que es el Sindicato de la Aguja, que lo conforman fundamentalmente trabajadoras (en su gran mayoría son mujeres y jefas de hogar) de las textiles y del rubro vestimenta, que gracias a que nos hemos unido en torno al sindicato logramos presencia y tuvimos acceso a este dinero que aporta el gobierno y que antes sólo se lo llevaban los grandes empresarios, explicaron.

Ya hace alrededor de dos años que estamos cobrando y tenemos cerca de c inco años más para cobrarlo, pero nos consta que del Interior de la República nadie ha cobrado todavía, explicaron.

El Sindicato de la Aguja está llevando su tarea de difusión a todo el Interior y además, hemos logrado concretar otras iniciativas. Por ejemplo, en Artigas, a través de la Intendencia y un empresario particular se puso en marcha un proyecto de enseñanza de las tareas propias del rubro. En princpio esperábamos la inscripción de un centenar de mujeres que pudieran interesarse en el proyecto, y fueron casi 400 las inscriptas.

El empresario que ya ha traído la maquinaria para estos talleres se comprometió a darle trabajo a un alto porcentaje de estas mujeres en primera instancia, sumando luego otro importante número.