Intendencia demuele ranchos en la zona del Polo en Costanera Norte

Intendencia demuele ranchos en la zona del Polo en Costanera Norte

Intendencia retira los ranchos de la costanera en la zona del Polo, buscará mejorar el lugar como espacio público

El viernes se produjo la demolición de uno de los ranchos ubicados en la zona del Polo en la Costanera Norte. Solo quedan unos pocos más en pié, los demás que habían, ya fueron desarmados y sus pertenencias retiradas por sus propios dueños.
Tres de los que quedan, están a la espera de la orden judicial que autorice a la comuna su demolición y entonces sí, la Intendencia procederá a una mejora de un espacio público que por muchos años estuvo en manos del disfrute de algunos particulares.
EL PUEBLO, dialogó con la Dra. Marcela Panizza, del Área Jurídica de la Intendencia de Salto, quien informó sobre la medida dispuesta y el procedimiento que viene llevando a cabo la comuna para retirar a los ocupantes del lugar.
Según explicó Panizza, en el lugar se viene trabajando de acuerdo a derecho y todos los ocupantes de los ranchos fueron oídos en sus argumentos y la mayoría se presentó con sus abogados. Sobre los ocupantes, dijo que solo uno utilizaba el rancho como vivienda de forma permanente (un pescador que vive solo) mientras el resto la utiliza como descanso los fines de semana o en feriados.
SE CITÓ A TODOS LOS OCUPANTES
La abogada, explicó que dicho lugar es un espacio público ubicado en la franja costera y que tiene una protección legal especial. Las construcciones del lugar son totalmente precarias, no tienen autorización ninguna y están en infracción porque no tienen ningún tipo de permiso ni autorización para estar allí.
Este procedimiento se viene llevando a cabo desde hace muchos años y el antecedente primario en el tema data del año 2007, durante la administración de Germán Coutinho. “Esto fue algo que comenzó en el 2007 después se detuvo, se avanzaba y se retrocedía y no se había llegado a concretar. A finales de 2017, en octubre o noviembre, se tomaron los últimos ranchos que estaban quedando y se hizo un expediente administrativo para cada uno de ellos. Se aplicó la normativa prevista en estos casos que es todo lo que tiene que ver con ordenamiento territorial y se aplicaron todos los decretos previstos para estas situaciones”, explicó Panizza.
Esto significó que los dueños de los ranchos fueran notificados de la intención de la Intendencia de derribar dichas construcciones otorgándoles un plazo para que se retiren del lugar.
Según afirmó la abogada, la mayoría de los ocupantes de dichos predios se presentaron en sus respectivos expedientes con sus abogados patrocinantes y trataron de defender su postura. En general, argumentaron que estaban en un espacio que usaban para el disfrute los fines de semana y en algunos casos aducían que el Polo hace unos 40 o 50 años les había dado la autorización para estar allí. Esta última situación fue corroborada por la Intendencia y la profesional del área jurídica informó que “el Polo no tenía ningún interés en que eso fuera así, ni de autorizarlos ni de que permanezcan en el lugar”. Además, el Polo ha cedido ese espacio a la Intendencia transformándolo en un espacio público donde se pretende colocar bancos o parrilleros para el disfrute de toda la comunidad.
LA MAYORÍA RETIRÓ SUS PERTENENCIAS Y ALGUNOS AUTORIZARONA LA COMUNA A DEMOLER
La Dra. Panizza comentó también que la mayoría de los ocupantes entendió el motivo de la Intendencia que busca mejorar la zona y accedió a retirar sus ranchos. Se presentaron algunos casos de personas que querían demoler pero no tenían los medios para hacerlo y pidieron colaboración a la Intendencia en ese aspecto firmaron una autorización a la Intendencia para que procediera a demoler. Uno de estos casos fue el que se produjo el pasado viernes, cuando una máquina de la Intenencia fue a demoler un rancho cuyo ocupante autorizó la demolición.
TRES CASOS EN LA VÍA JUDICIAL
Todavía quedan algunos ranchos en pie en la zona del Polo sobre la Costanera Norte, junto a un camino que conduce a la desembocadura del arroyo San Antonio y que la Intendencia acaba de vituminizar.
Sobre esos ranchos que quedan, la Intendencia solicitó al Juez la autorización para demolerlos “para que un juez respalde la actuación de la Intendencia”.
Son tres los casos que permanecen en vía judicial y la Intendencia esperará la resolución judicial.
El juez revisará el procedimiento administrativo, si se cumplieron todos los plazos, si se respetó el derecho de defensa de los ocupantes a contestar y presentar la documentación que avalara su derecho.
“Una vez que el juez homologue la actuación de la Intendencia, entendemos que va a autorizar la demolición que en definitiva es una potestad de la Intendencia en base a las normativas departamentales y al plan de ordenamiento territorial”, comentó la abogada.
NO VIVEN FAMILIAS Y TAMPOCO NIÑOS
Algo que quiso precisar la referente del área jurídica de la comuna es que en el lugar no viven niños ni familias. La mayoría de los ocupantes adujo que solamente va los fines de semana y que el rancho lo utiliza para un disfrute en esos días o en feriados. Unicamente se planteó un caso donde una persona dijo vivir de forma permanente. Se trata de un hombre solo, y por el momento la abogada desconoce si el sujeto solicitó algún tipo de ayuda en el área de Desarrollo Social.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...