Intendencia: Rige “reenganche” para cancelar deudas de tributos

La instrumentación de beneficios para sanear la situación de quienes tenían deudas de tributos, multas y recargos con la Intendencia de Salto resultó positiva.

Ante esto los salteños que aún figuran con adeudos solicitaron a la actual administración una nueva instancia de lo que se denominó reenganche.

Atendiendo a esa solicitud el equipo de gobierno del intendente Germán Coutinho dispuso –con aprobación de la Junta Departamental- otorgar una nueva oportunidad a los contribuyentes para acogerse a los beneficios.

Esta nueva edición del reenganche ya mostró sus efectos positivos nuevamente y en los dos primeros días de vigencia la recaudación alcanzó a $ 1.000.000.

Quienes cancelen deudas o convengan el pago de tributos, multas y recargos de contribución inmobiliaria urbana, patente de rodados, tasa de contralor de inspecciones y tasa de mesas y sillas, podrán ingresar al plan de descuentos del actual Decreto.

Los beneficios establecen que por pago contado la bonificación especial es del 50% en multas y recargos.

Pagando en 6 cuotas mensuales iguales y consecutivas el beneficio es del 30% por el mismo concepto. Mientras que el pago en 12 cuotas otorga un descuento del 10%.

La vigencia de este régimen se mantendrá hasta el próximo 31 de diciembre, siendo esta la última oportunidad para que los contribuyentes cancelen sus deudas.

Quienes estén al día con todas las obligaciones tributarias en la fecha mencionada serán considerados buenos pagadores.

Para ello no deben tener atrasos en los convenios, ya que eso haría caducar la refinanciación establecida.

Ostentando la condición de buen pagador, el contribuyente tendrá una bonificación del 15% de descuento en todos los tributos a pagar durante 2012.

Eso es un 5% más que el descuento que se otorga actualmente.

En la primera instancia fueron casi 2.500 personas que pagaron sus deudas al contado o acordaron una financiación con las ventajas propuestas por el Decreto.

Esto significó una notoria disminución de la morosidad tributaria persistente.