Intenso pasaje de personas en el puente de Salto Grande causó malestar, las demoras alcanzaron hasta dos horas

Intenso pasaje de personas en el puente de Salto Grande  causó malestar, las demoras alcanzaron hasta dos horas

Viene siendo sumamente intenso el movimiento de personas que transitan por el puente internacional de Salto Grande, en el paso de frontera de la represa. En la pasada jornada, miles de personas, tanto salteños residentes en nuestro medio, como quienes están de vacaciones aprovechando el asueto por la Semana de Turismo que transcurre, así como un altísimo número de turistas de nuestro país, cruzaron el río con la finalidad de visitar Concordia. Pero hubo un importante embotellamiento de vehículos y aglomeración de personas, debido los controles de documentación que viene llevando a cabo la Aduana uruguaya, donde a estos efectos, conformaron un puesto paralelo previo al pasaje por Migraciones, como requisito para poder acceder a hacer el trámite de cruce hacia la República Argentina.
Esto, generó que en la pasada jornada, la situación en el paso de frontera fuera complicada, ya que centenares de personas debieron hacer una extensa fila de varios metros que llegó a ocupar la calle y generó complicaciones por momentos en el tránsito de vehículos, debido a las nuevas exigencias de la Aduana.
MAL DOCUMENTADOS
Según informaron fuentes de la Aduana local apostadas en el paso de frontera a este diario, la decisión de la repartición estatal en el cruce local, obedece a tratar de “que la gente regularice la documentación de sus vehículos, ya que en la mayoría de los casos podemos decir que es un desastre la situación documentaria de la mayoría de las personas que llegan hasta aquí para cruzar a Concordia y queremos contribuir a solucionar esto”, dijeron funcionarios del organismo.
Asimismo, señalaron que en esa oportunidad “no estamos prohibiendo el paso a nadie, solamente que controlando, les hacemos saber del déficit que tienen en su documentación y les advertimos que de esa manera, no podrán volver a cruzar hacia Concordia, sin regularizan la situación de sus papeles”.
Por otro lado, los controles referente al ingreso de mercaderías se hizo más intenso. Los funcionarios de Aduana y Barreras Sanitarias del Ministrio de Ganadería, que están apostados en el lugar, llevaban a cabo intensos controles en cada vehículo, llevando las revisaciones hasta debajo de los asientos y en las distintas partes de cada vehículo.
Aunque con la disposición actual, entre las 8 de la mañana y las 20 horas, de lunes a viernes, las personas que crucen por el paso de frontera pueden traer mercaderías adquiridas como para el consumo diario de una familia tipo. Por lo cual, la inmensa mayoría de salteños que cruzaron hasta “el otro lado del río”, regresaron con algunas compras llevadas a cabo en ese lugar.
“Lo que no se permite son los grandes volumenes de mercaderías, porque estos son llevados para la comercialización en Uruguay y eso está prohibido porque se trata de contrabando”, dijo a EL PUEBLO uno de los funcionarios que se encontraba cumpliendo el servicio en el lugar.
En tanto, el malestar de las personas que pretendían cruzar por la frontera se hacía notar, ya que la extensa fila hacía que la espera promediara las dos horas para poder cruzar hacia Concordia, espera que en la mayor parte del tiempo se hacía al sol.
La falta de funcionarios que tiene la Aduana de Salto, en relación a los controles que tiende a implementar y en función de la cantidad de gente que ayer cruzó el puente de la represa, se hizo notar cuando la situación se vio totalmente desbordada. Extremo que duró hasta altas horas de la noche de ayer.
“El lunes fue tan complicado como hoy (por ayer)”, contó un funcionario a este diario, quien incluso dijo que “seguramente el jueves va a ser un día bastante complicado, porque empiezan las vacaciones en Argentina y ahí el cruce va a ser de los dos lados”, puntualizó.