Italia ganó un partidazo

Cuando el sorteo del Mundial deparó que Italia e Inglaterra debían medirse en el debut, pocos se imaginaron que iban a protagonizar el partidazo que protagonizaron en el estadio Amazonia de Manaos, donde la “Azzurra” se impuso en un encuentro que brilló por la cantidad de situaciones de riesgo.Cuando el sorteo del Mundial deparó que Italia e Inglaterra debían medirse en el debut, pocos se imaginaron que iban a protagonizar el partidazo que protagonizaron en el estadio Amazonia de Manaos, donde la “Azzurra” se impuso en un encuentro que brilló por la cantidad de situaciones de riesgo.

Italia venció 2-1 a Inglaterra en un encuentro que se destacó por la verticalidad que ambas selecciones exhibieron en ataque.
Marchisio y Balotelli marcaron para los de Prandelli, que de esta forma picaron en punta junto a Costa Rica en el Grupo D; mientras que para los ingleses, el empate parcial lo consiguió Sturridge.
En el arranque del partido, Inglaterra salió a jugar en campo italiano. Por una mala salida de la zaga italiana, Wellbeck tuvo la chance de convertir, pero su derechazo, demasiado cruzado, no encontró el arco. Italia, con Pirlo como abanderado, buscaba con remates desde lejos, pero ni Candreva ni Balotelli lograron darle buena dirección a sus tiros.
Pirlo no gravitaba hasta que comenzó a hacerlo. Tanto, que sin tocar la pelota asistió a Marchisio para que pusiera el 1 a 0. Tras un córner desde la derecha jugado hacia atrás, Pirlo abrió sus piernas y la pelota le quedó a Marchisio, que con un derechazo rasante y cruzado marcó la apertura a los 35 minutos. Pero la alegría le duró poco a los italianos, porque dos minutos más tarde, Sturridge puso el 1-1 en una velocísima jugada, tras un desborde de Rooney por izquierda, cuyo centro atrás superó el cierre de Gabriel Paletta. Todo era muy vertiginoso y en el último minuto del primer tiempo, Italia casi volvió a celebrar. Primero por Balotelli, que tras un hermoso pase de Pirlo gambeteó al arquero Hart y disparó bombeado, pero su remate fue despejado en la línea por Jagielka. En la última, el poste derecho le negó el gol a Candreva, en lo que fue el corolario de un primer tiempo que no dio respiro.
No bajó el ritmo el partido en el inicio del segundo tiempo. Y en cinco minutos, otra vez Italia estaba arriba, ahora por un cabezazo de Balotelli. La figura del Milan fue muy bien asistida por un centro de zurda de Candreva, que había desbordado por la derecha. El ida y vuelta continuaba: enseguida, Rooney encaró de izquierda a derecha y antes de entrar al área cruzó un derechazo que por poco no se convirtió en una nueva igualdad.
Promediando el segundo tiempo, a partir del buen pie de sus volantes Pirlo, De Rossi, Marchisio y Thiago Motta -reemplazante de Verrati-, Italia buscaba quitarle algo de ritmo al juego y cuando lo conseguía, sufría menos.
En los últimos 15 minutos, lógicamente, la intensidad no fue la del primer tiempo. Y con piernas cansadas, Italia buscaba no perder el orden defensivo y salir de contragolpe. En ese lapso, los arqueros ya no sufrían como antes, pero Sirigu debió desviar un lindo tiro libre de Baines y vio como otro de Gerrard se perdió cerca de su travesaño. La sensación de partidazo sobrevolaba por el estadio Amazonia, y el público celebraba lo ofrecido por ingleses e italianos. Como si lo mostrado hubiese sido poco, Pirlo terminó a toda orquesta, con hermosos pases largos y con un tiro libre que se estrelló en el travesaño.

Italia venció 2-1 a Inglaterra en un encuentro que se destacó por la verticalidad que ambas selecciones exhibieron en ataque.

Marchisio y Balotelli marcaron para los de Prandelli, que de esta forma picaron en punta junto a Costa Rica en el Grupo D; mientras que para los ingleses, el empate parcial lo consiguió Sturridge.

En el arranque del partido, Inglaterra salió a jugar en campo italiano. Por una mala salida de la zaga italiana, Wellbeck tuvo la chance de convertir, pero su derechazo, demasiado cruzado, no encontró el arco. Italia, con Pirlo como abanderado, buscaba con remates desde lejos, pero ni Candreva ni Balotelli lograron darle buena dirección a sus tiros.

Pirlo no gravitaba hasta que comenzó a hacerlo. Tanto, que sin tocar la pelota asistió a Marchisio para que pusiera el 1 a 0. Tras un córner desde la derecha jugado hacia atrás, Pirlo abrió sus piernas y la pelota le quedó a Marchisio, que con un derechazo rasante y cruzado marcó la apertura a los 35 minutos. Pero la alegría le duró poco a los italianos, porque dos minutos más tarde, Sturridge puso el 1-1 en una velocísima jugada, tras un desborde de Rooney por izquierda, cuyo centro atrás superó el cierre de Gabriel Paletta. Todo era muy vertiginoso y en el último minuto del primer tiempo, Italia casi volvió a celebrar. Primero por Balotelli, que tras un hermoso pase de Pirlo gambeteó al arquero Hart y disparó bombeado, pero su remate fue despejado en la línea por Jagielka. En la última, el poste derecho le negó el gol a Candreva, en lo que fue el corolario de un primer tiempo que no dio respiro.

No bajó el ritmo el partido en el inicio del segundo tiempo. Y en cinco minutos, otra vez Italia estaba arriba, ahora por un cabezazo de Balotelli. La figura del Milan fue muy bien asistida por un centro de zurda de Candreva, que había desbordado por la derecha. El ida y vuelta continuaba: enseguida, Rooney encaró de izquierda a derecha y antes de entrar al área cruzó un derechazo que por poco no se convirtió en una nueva igualdad.

Promediando el segundo tiempo, a partir del buen pie de sus volantes Pirlo, De Rossi, Marchisio y Thiago Motta -reemplazante de Verrati-, Italia buscaba quitarle algo de ritmo al juego y cuando lo conseguía, sufría menos.

En los últimos 15 minutos, lógicamente, la intensidad no fue la del primer tiempo. Y con piernas cansadas, Italia buscaba no perder el orden defensivo y salir de contragolpe. En ese lapso, los arqueros ya no sufrían como antes, pero Sirigu debió desviar un lindo tiro libre de Baines y vio como otro de Gerrard se perdió cerca de su travesaño. La sensación de partidazo sobrevolaba por el estadio Amazonia, y el público celebraba lo ofrecido por ingleses e italianos. Como si lo mostrado hubiese sido poco, Pirlo terminó a toda orquesta, con hermosos pases largos y con un tiro libre que se estrelló en el travesaño.

Colombia debutó con goleada

Colombia celebró su regreso a un Mundial tras 16 años de ausencia con una clara victoria por 3-0 ante Grecia.

Con un tempranero gol del lateral Pablo Armero, y los siguientes de Teófilo Gutiérrez y James Rodríguez, el conjunto cafetero se impuso a los helénicos en el estadio Mineirao en la apertura del grupo C.

El equipo que conduce el argentino José Pekerman, si bien no contó con la exclusividad en la posesión del balón, se mostró muy vertical en su juego y llevó de forma constante peligro a la meta defendida por Orestis Karnezis.

Tras este debut triunfal, Colombia esperará un poco más aliviado su segundo compromiso, el próximo jueves ante Costa de Marfil en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

Por su parte, Grecia llegará urgido al duelo frente a Japón del mismo día en el estadio Arena das Dunas de Natal.