José Morales, el activista uruguayo se siente expulsado ilegalmente desde España y se queja del silencio del MIDES

Por Catalina Trinidad, Villa Constitución. Tres meses después de entregar un informe social hecho por la organización “Idas y Vueltas” a la Oficina del Mides en Salto, José Morales, el activista uruguayo que fue secuestrado e ilegalmente expulsado del Estado español y obligado a entrar por la fuerza a nuestro país, aún no tiene respuesta a su acuciante situación. Diario El Pueblo conversó con este ciudadano residente en nuestra Villa, entablándose el siguiente diálogo.
¿Cuándo dio registro al informe en el Mides y que decía este informe?
– El informe social fue dado registro en la oficina del Mides en Salto el pasado 7 de agosto del corriente año, mañana se cumplen tres meses. Este informe social fue solicitado por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en Montevideo a la organización Idas y Vueltas en virtud a mi situación administrativa en la que me encuentro en este país y que al día de hoy no ha tenido respuesta. Puedo entender que el silencio administrativo es una repuesta obviamente negativa. En este informe se especificaba la situación en la que fui secuestrado en Canarias por orden del gobierno español y hecho entrar contra mi voluntad a Uruguay dado que esta acción era ilícita y que al gobierno le constaba de esto, igual el gobierno uruguayo se hizo cómplice del fascismo español. Luego este informe explicaba mi situación administrativa aquí, sin poder contar con documentación y las documentaciones para lograr una integración social y laboral. Cabe subrayar que este informe fue solicitado por el propio Ministerio para gestionar las acciones tendientes a regularizarme mientras pueda retornar a mi hogar en Canarias.
- ¿Ha tomado contacto con responsables del Mides en Salto y si ha sido que le han dicho?
– Sí, esta pasada semana estuvo una delegación de este ministerio en Villa Constitución y fui a por ellos, directamente le interpelé al Director, Darío Figueroa por la falta de respuesta a la solicitud hecha en Agosto y este señor solamente se limitó a contestar que “ellos a mi no me tienen que responder nada, que mi caso lo enviaron a Montevideo”,  esta es una clara muestra de la enorme burocracia que existe en este país y que analfabetos funcionales hay en todas partes.
- ¿Cuál es su situación ahora mismo?
– Muy precaria. Entenderá que sin contar con la documentación necesaria para mi integración socio-laboral y luego que este gobierno (gobierno que yo mismo viaje desde Canarias para votarlo) no tiene políticas de asistencia a persona que, como es mi caso, han sido extraditadas ilegalmente, encontrándome ahora mismo en un limbo legal aquí. En entrevista con dos mandaderos del Ministro de Asuntos Exteriores de este país, hace cuatro meses atrás, esto me decían “Morales, usted está en su país, no necesita papeles”,  sin duda esa argumentación es un claro insulto a la inteligencia ya que como trámite necesario para múltiples cosas como solicitar trabajo o emprender cualquier iniciativa es necesario contar con una documento de Identidad Nacional, ya que el pasaporte (único documento que poseo) sólo sirve como documento de viaje.
- ¿Cómo hace para subsistir en nuestro país?
– Gracias a la solidaridad de las compañeras y compañeros de lucha en el Estado español que consiente de la postura de complicidad que tiene el gobierno uruguayo con el fascismo español, no me han dejado solo, y también gracias a la solidaridad y caridad de mi familia.
- ¿En qué situación está su procedimiento legal en el Estado español?
– Mis abogados en Canarias interpusieron en tiempo y forma un Contencioso Administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias en donde se solicitan medidas cautelares que dejen sin efecto la acción acometida por el gobierno español.
- Volviendo a su caso con el Mides, ¿espera que le respondan como debiera hacerlo un Ministerio?
– Sinceramente creo que no lo harán, ni siquiera para decirme que no hacen lugar a lo solicitado en el informe que ellos mismos lo han solicitado. Me preocupa más las parte documental, pero si he estado mucho tiempo residiendo en el extranjero y en algunos casos residiendo en forma irregular, mi actual situación que es administrativa irregular no me será obstáculo para buscar mi integración, aunque ellos me condenen a la marginalidad social, no les daré el gusto de que me vean así, salí adelante en muchos países, acá no va hacer la excepción, eso sí esto me enseña que para los gobiernos los Derechos Económicos están sobre los Derechos Humanos.

Por Catalina Trinidad, Villa Constitución. Tres meses después de entregar un informe social hecho por la organización “Idas y Vueltas” a la Oficina del Mides en Salto, José Morales, el activista uruguayo que fue secuestrado e ilegalmente expulsado del Estado español y obligado a entrar por la fuerza a nuestro país, aún no tiene respuesta a su acuciante situación. Diario El Pueblo conversó con este ciudadano residente en nuestra Villa, entablándose el siguiente diálogo.

¿Cuándo dio registro al informe en el Mides y que decía este informe?

– El informe social fue dado registro en la oficina del Mides en Salto el pasado 7 de agosto del corriente año, mañana se cumplen tres meses. Este informe social fue solicitado por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en Montevideo a la organización Idas y Vueltas en virtud a mi situación administrativa en la que me encuentro en este país y que al día de hoy no ha tenido respuesta. Puedo entender que el silencio administrativo es una repuesta obviamente negativa. En este informe se especificaba la situación en la que fui secuestrado en Canarias por orden del gobierno español y hecho entrar contra mi voluntad a Uruguay dado que esta acción era ilícita y que al gobierno le constaba de esto, igual el gobierno uruguayo se hizo cómplice del fascismo español. Luego este informe explicaba mi situación administrativa aquí, sin poder contar con documentación y las documentaciones para lograr una integración social y laboral. Cabe subrayar que este informe fue solicitado por el propio Ministerio para gestionar las acciones tendientes a regularizarme mientras pueda retornar a mi hogar en Canarias.

– ¿Ha tomado contacto con responsables del Mides en Salto y si ha sido que le han dicho?

– Sí, esta pasada semana estuvo una delegación de este ministerio en Villa Constitución y fui a por ellos, directamente le interpelé al Director, Darío Figueroa por la falta de respuesta a la solicitud hecha en Agosto y este señor solamente se limitó a contestar que “ellos a mi no me tienen que responder nada, que mi caso lo enviaron a Montevideo”,  esta es una clara muestra de la enorme burocracia que existe en este país y que analfabetos funcionales hay en todas partes.

– ¿Cuál es su situación ahora mismo?

– Muy precaria. Entenderá que sin contar con la documentación necesaria para mi integración socio-laboral y luego que este gobierno (gobierno que yo mismo viaje desde Canarias para votarlo) no tiene políticas de asistencia a persona que, como es mi caso, han sido extraditadas ilegalmente, encontrándome ahora mismo en un limbo legal aquí. En entrevista con dos mandaderos del Ministro de Asuntos Exteriores de este país, hace cuatro meses atrás, esto me decían “Morales, usted está en su país, no necesita papeles”,  sin duda esa argumentación es un claro insulto a la inteligencia ya que como trámite necesario para múltiples cosas como solicitar trabajo o emprender cualquier iniciativa es necesario contar con una documento de Identidad Nacional, ya que el pasaporte (único documento que poseo) sólo sirve como documento de viaje.

– ¿Cómo hace para subsistir en nuestro país?

– Gracias a la solidaridad de las compañeras y compañeros de lucha en el Estado español que consiente de la postura de complicidad que tiene el gobierno uruguayo con el fascismo español, no me han dejado solo, y también gracias a la solidaridad y caridad de mi familia.

– ¿En qué situación está su procedimiento legal en el Estado español?

– Mis abogados en Canarias interpusieron en tiempo y forma un Contencioso Administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias en donde se solicitan medidas cautelares que dejen sin efecto la acción acometida por el gobierno español.

– Volviendo a su caso con el Mides, ¿espera que le respondan como debiera hacerlo un Ministerio?

– Sinceramente creo que no lo harán, ni siquiera para decirme que no hacen lugar a lo solicitado en el informe que ellos mismos lo han solicitado. Me preocupa más las parte documental, pero si he estado mucho tiempo residiendo en el extranjero y en algunos casos residiendo en forma irregular, mi actual situación que es administrativa irregular no me será obstáculo para buscar mi integración, aunque ellos me condenen a la marginalidad social, no les daré el gusto de que me vean así, salí adelante en muchos países, acá no va hacer la excepción, eso sí esto me enseña que para los gobiernos los Derechos Económicos están sobre los Derechos Humanos.