Joven representante de YFU llega a Salto para informar sobre la organización y convocar a familias anfitrionas

Tilda Lidman (20) es una joven sueca – nacida en Estocolmo – que a los 16 años decidió vincularse a YFU – organización internacional que se dedica al apoyo de estudiantes de intercambio.
“Hace nueve meses que estoy en Uruguay, trabajando con la organización y en mi adolescencia viajé a los Estados Unidos y estuve viviendo en Illinois con una familia de acogida. Pude establecer una relación fantástica con la familia, concurrí al liceo como estudiante de intercambio. Luego volví a Suecia y me desarrollé como voluntaria.
Quise más tarde viajar otra vez y en la actualidad me desempeño como voluntaria en la oficina de YFU” – reveló.Tilda 001
YFU es una organización que ofrece a los jóvenes la oportunidad de explorar otros países y culturas, aprender nuevas lenguas y descubrirse.
Procura transformar a jóvenes inculcando la pasión por el estudio continuo, y las habilidades y el conocimiento para prosperar y contribuir a la diversidad cultural.
Tanto los estudiantes como sus familias anfitrionas crean relaciones y vínculos emocionales con personas de otra cultura, lo cual provoca una sensación de familia que el dinero no puede comprar.
La experiencia central de YFU es enseñarle a los jóvenes sobre el mundo.
Los estudiantes emergen como adultos jóvenes más independientes y maduros, con una nueva visión. El crecimiento personal es un beneficio fundamental del programa central de YFU.
Se establece una mejora en la comprensión mundial al profundizar nuestro aprecio por otras culturas y tradiciones. La organización tiene el programa adecuado para satisfacer los intereses de cada uno.
El estudiante decide el país a donde quiere ir y cuánto tiempo desea permanecer en él.
Profesionales y miles de voluntarios en todo el mundo, profesionalmente entrenados, que te ayudarán y asesorarán, ya sea cerca de casa o alrededor del mundo.
La educación no formal es esencial en la misión de YFU con el fin de aumentar el conocimiento y el entendimiento global.
Se busca infundir la pasión por el aprendizaje de por vida, como un camino para lograr nuestra misión. Incentivamos a nuestros estudiantes a contribuir con sus habilidades y su conocimiento allí donde se encuentren.
El espíritu de voluntariado es la esencia de YFU. También se encarna en los individuos y familias que dedican su energía, experiencia y empatía para asegurar el bienestar de cada uno de los estudiantes.
¿Qué actividad está cumpliendo ahora?
-“Estamos haciendo una gira convocando a familias que deseen recibir un joven estudiante de intercambio. Tenemos alrededor de treinta estudiantes a los que estamos orientando. El motivo de esta gira es que se pueda dar a conocer cómo funciona la organización.
Buscamos a las familias anfitrionas ya que en agosto llegarán cuarenta estudiantes de todo el mundo que quieren vivir en Uruguay y aprender cómo es la vida y la cultura en este país”.
-¿Por qué los jóvenes han elegido Uruguay?
-“Creo que es porque han escuchado muchas cosas buenas acerca de la cultura uruguaya… existe una sociedad muy amable, amigable. La gente en general es muy comunicativa. También muchos estudiantes están interesados en estudiar Español”.
-¿Cómo fue su experiencia como estudiante de intercambio de YFU?
-“Al principio fue un poco difícil hasta que logré adaptarme. Aprendí muchísimo en esa convivencia con la familia anfitriona… conté con mucha motivación y en pocos meses me sentí como una hija más en la familia y una ciudadana norteamericana.
Esas vivencias nos hacen ver el mundo desde otra perspectiva. La idea es que el estudiante llega y tiene que adaptarse a la familia y a la nueva sociedad.
La familia también tiene que entender al estudiante y explicarle las reglas de la casa.
Al final del año es lindo ver como los jóvenes se van adaptando al nuevo país y a las familias.
Es la mejor manera de poder adaptarse a una sociedad diferente y adoptar las nuevas costumbres”.
-¿Qué requisitos deben reunir las familias anfitrionas?
– “Tienen que disponer de una cama en un cuarto compartido o separado y compartir cada día las cuatro comidas.
La organización va a colaborar con los gastos básicos (agua, luz) y después si el estudiante quiere viajar, esos gastos contarán por cuenta de él.
En estos momentos contamos con una familia aquí en Salto y hay algunas otras familias interesadas. Salto es un lindo lugar para vivir.
Lo importante es que ese joven pueda ser integrado como un miembro más de la familia.
Puede ser una familia con padre y madre o también madres solteras”.
-¿Cómo es su relación con la familia que convivió en los Estados Unidos?
-”Es muy buena. Todavía sigo en contacto con ellos… aún me siento como hija de ellos… por supuesto que tengo mi familia en Suecia. Aquí en Uruguay no estoy con una familia anfitriona porque estoy trabajando en la organización.
Afortunadamente siempre me he sentido muy bien recibida”.
Los chicos que llegan de los diferentes países del mundo antes de llegar a sus familias anfitrionas participan primeramente de un campamento donde se les brinda información acerca de nuestra cultura y luego van con las familias. A la mitad del intercambio se hace otro campamento para reflexionar acerca del intercambio y luego al final.
Las familias y los estudiantes cuentan con una persona que los apoya para que la adaptación pueda fluir mejor”.
-¿Cuáles son sus objetivos a futuro?
“Mi plan es conocer Latinoamérica antes de volver a mi país. A mi vuelta voy a estudiar una carrera universitaria pero aún no tengo idea de qué. En mi país viven mi madre, mi padre y mi hermana Maja que también está pensando en ser una estudiante de intercambio”.
Las personas interesadas en ser familias anfitrionas deberán comunicarse mediante e mail a info@yfu.org.uy o comunicarse al 24065054.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...