Jóvenes de la Universidad Católica participarán de la Misión San Francisco Javier en la ciudad de Mercedes

Orientada a toda la comunidad universitaria de la Universidad Católica se llevará a cabo a partir del 20 al 28 del corriente la Misión San Francisco Javier en la ciudad de Mercedes. Los jóvenes interesados en participar, podrán inscribirse a través de la página web en http://mision-sfj.org/
La Misión Joven San Francisco Javier está integrada por más de cien jóvenes que pertenecen a la Red Juvenil Ignaciana, aunque en estos últimos años se han incorporado otros de muchos lugares que hizo que se enriqueciera mucho la misión en cuanto a diferentes carismas, como también misioneros de diferentes departamentos, y los misioneros extranjeros tanto de Chile y Argentina, que aportan su experiencia de Misión que tienen en sus países.
El grupo misionero empezó misionando en la ciudad de Melo, después hicimos un ciclo de tres años en la Diócesis de Florida, otros tres en la de Tacuarembó, tres en la de Salto y este año se arranca un nuevo ciclo en la Diócesis de Mercedes, que comprende los departamentos de Colonia y Soriano.
La experiencia de Misión consiste en compartir una semana con otros jóvenes cristianos, unidos por el deseo de encontrarnos con la gente de las comunidades que visitamos y motivados por nuestra mutua experiencia de Dios. Para eso, nos preparamos durante todo el año con diferentes tipos de actividades (formativas, de oración, celebrativas, para recaudar fondos).
VISITANDO A LAS FAMILIAS Y CONOCIENDO SUS REALIDADES
Durante esa semana se visita a las familias, casa por casa y a fin de conocer las realidades de primera mano.
En estas visitas se invita a participar en los talleres que se realizan en la tarde en las capillas o parroquias del lugar. Son propuestas diferenciadas para niños, jóvenes y adultos, que buscan ser una experiencia evangelizadora.
La actividad misionera de cada día culmina en la tarde con la celebración de la Eucaristía.
La Misión es, como su nombre lo indica, un envío. Ser misionero es ser enviado. “Como Tú me has enviado al mundo, yo también los envío al mundo” (Jn 17, 18): “Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación” (Mc 16, 15). La misión nos ofrece la oportunidad de ser mensajeros de Dios, nos posibilita comunicar a Cristo y llevar, casa por casa, barrio por barrio, su mensaje de amor. Nos da la oportunidad de difundir el Evangelio y de construir el Reino. Esto es posible en el marco de nuestra experiencia de Iglesia: somos jóvenes que colaboramos con la comunidad de la diócesis a la cual vamos. Es su obispo quien, como Pastor, nos envía para colaborar con la tarea evangelizadora de la Iglesia local, acercando un mensaje de amor y esperanza.
Como jóvenes que estamos vinculados, de una forma u otra, a la espiritualidad de San Ignacio de Loyola, pretendemos vivir durante varios días la experiencia de una vida compartida, un tiempo comunitario fuerte, en donde rezar juntos y trabajar unidos en un mismo proyecto misionero.