Judiciales aumentan movilizaciones y la semana próxima decidirán paros y ocupaciones en reclamo por presupuesto

Judiciales aumentan movilizaciones y la semana próxima decidirán paros y ocupaciones en reclamo por presupuesto

Los funcionarios judiciales siguen en conflicto por haber sido excluidos de la ley de presupuesto quinquenal y el pasado jueves realizaron una manifestación frente a la sede del Palacio de Oficinas Públicas, donde funciona la sede de los juzgados civiles y de Familia, así como también la sede de las Defensorías de Oficio.
Los trabajadores de la justicia, con adhesión a sus reclamos pero esta vez no así a sus movilizaciones por parte de los jueces y actuarios, reclamaron mayor presupuesto para ese poder del Estado, considerado la “cenicienta” de los tres poderes por no contar con autonomía para determinar sus presupuestos, tal como sí ocurre con el Poder Ejecutivo y el Legislativo.
Según informó la delegada de los funcionarios judiciales en Salto, Elda Salomón, a EL PUEBLO el próximo 4 de noviembre la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay (AFJU), mantendrán un plenario en Montevideo donde decidirán las futuras movilizaciones a llevar a cabo en el marco de la lucha presupuestal que los funcionarios del Poder Judicial llevan adelante.
Entre esas movilizaciones aparece la posibilidad de concretar además de una serie de paros en el sistema de administración de justicia, la ocupación de las oficinas de los juzgados, en señal de protesta.
El Poder Ejecutivo indicó por su parte que “no hará mensaje complementario” al proyecto de ley de presupuesto que ahora se discute en el Senado de la República tras tener media sanción en Diputados.
El jueves pasado, los funcionarios salteños se concentraron en la puerta del Palacio de Oficinas Públicas por calle Treinta y Tres, leyeron una proclama donde hicieron referencia a la situación general del sistema y recordaron que el gobierno de José Mujica quedó debiéndoles el aumento salarial que les correspondía por ley. En ese sentido, la semana próxima será clave para la definición de las movilizaciones que llevarán adelante los funcionarios judiciales.