Judiciales extienden día de paro hasta mañana miércoles; el registro civil parará 2 días

Los gremios rechazan de plano la oferta del Ejecutivo de un 8% y siguen reclamando un 26%. Además, están en contra del proyecto que enviaría esta tarde el Poder Ejecutivo al Parlamento.
La Asociación de Funcionarios Judiciales extendió el paro nacional de hoy, que afecta los juzgados de todo el país, hasta el próximo miércoles, cuando lo levantarán para asistir a una asamblea, informó a El País Raúl Vázquez, secretario general del sindicato.
Además, la Asociación de Funcionarios del Registro Civil decidió realizar un paro mañana y pasado. Esto quiere decir que no habrá inscripciones ni casamientos.
Asimismo, los gremios judiciales (jueces, funcionarios, actuarios y defensores de oficio) están reunidos coordinando medidas en conjunto. Y a las 16:30 el ministro de Educación Ricardo Ehrlich recibe a una delegación de la Asociación de Funcionarios Registrales de la Dirección de Registro.
El dirigente de la Asociación de Funcionarios Judiciales Esteban Romasanta dijo a El País que el paro se decretó hoy «por el malestar del anuncio del proyecto de ley que enviaría en la tarde de hoy el Poder Ejecutivo al Parlamento, que contiene normas que son inllevables para los funcionarios judiciales. Tira abajo un enganche y no podemos dar sentencias contra Rentas Generales».
Por su parte, Ricardo Míguez, presidente de la Asociación de Magistrados del Uruguay, dijo esta mañana en radio Carve que el aumento del 8% que el Poder Ejecutivo ofreció a los gremios judiciales, a los fiscales y los funcionarios del Ministerio Público, “más que una propuesta es una imposición. Nos sorprendió que planteen un 8% cuando pedíamos un 26%».
Míguez aseguró que desde la Asociación de Magistrados recibieron la propuesta «con sorpresa»: “No esperábamos esta posición de parte del Poder Ejecutivo pero tendremos que analizar la situación y vemos cómo seguimos”.
“Lo que este proyecto plantea entregar no cubre la suma generada. La suma generada por nosotros según nuestros cálculos es superior a esa. Estimamos que se debe un incremento de un 26% en cada uno de los sueldos”, señaló.
Además, Míguez dijo que el Poder Ejecutivo sostiene que la liquidación del 26% reclamada no fue calculada de forma correcta y por lo tanto no llega a ese porcentaje, “ pero llama la atención que el departamento de Contaduría de la Suprema Corte de Justicia tenga una diferencia casi del 18%”, aseguró.
Este lunes habrá una reunión de todos los gremios afectados para tratar el tema y el sábado 20 de diciembre también realizarán una asamblea. Míguez destacó que solicitarán una reunión con autoridades de la Suprema Corte de Justicia.
El conflicto entre los magistrados y el Poder Ejecutivo deriva del aumento salarial establecido en la ley de Presupuesto de 2011 para los ministros de Estado, a quienes están igualados los ministros de la Suprema Corte de Justicia, cuyo salarios regulan la escala de retribuciones del Poder Judicial y también los funcionarios equiparados y “enganchados” a los salarios judiciales, como los registrales, los fiscales y los funcionarios del Ministerio Público.

Los gremios rechazan de plano la oferta del Ejecutivo de un 8% y siguen reclamando un 26%. Además, están en contra del proyecto que enviaría esta tarde el Poder Ejecutivo al Parlamento.

La Asociación de Funcionarios Judiciales extendió el paro nacional de hoy, que afecta los juzgados de todo el país, hasta el próximo miércoles, cuando lo levantarán para asistir a una asamblea, informó a El País Raúl Vázquez, secretario general del sindicato.

Además, la Asociación de Funcionarios del Registro Civil decidió realizar un paro mañana y pasado. Esto quiere decir que no habrá inscripciones ni casamientos.

Asimismo, los gremios judiciales (jueces, funcionarios, actuarios y defensores de oficio) están reunidos coordinando medidas en conjunto. Y a las 16:30 el ministro de Educación Ricardo Ehrlich recibe a una delegación de la Asociación de Funcionarios Registrales de la Dirección de Registro.

El dirigente de la Asociación de Funcionarios Judiciales Esteban Romasanta dijo a El País que el paro se decretó hoy «por el malestar del anuncio del proyecto de ley que enviaría en la tarde de hoy el Poder Ejecutivo al Parlamento, que contiene normas que son inllevables para los funcionarios judiciales. Tira abajo un enganche y no podemos dar sentencias contra Rentas Generales».

Por su parte, Ricardo Míguez, presidente de la Asociación de Magistrados del Uruguay, dijo esta mañana en radio Carve que el aumento del 8% que el Poder Ejecutivo ofreció a los gremios judiciales, a los fiscales y los funcionarios del Ministerio Público, “más que una propuesta es una imposición. Nos sorprendió que planteen un 8% cuando pedíamos un 26%».

Míguez aseguró que desde la Asociación de Magistrados recibieron la propuesta «con sorpresa»: “No esperábamos esta posición de parte del Poder Ejecutivo pero tendremos que analizar la situación y vemos cómo seguimos”.

“Lo que este proyecto plantea entregar no cubre la suma generada. La suma generada por nosotros según nuestros cálculos es superior a esa. Estimamos que se debe un incremento de un 26% en cada uno de los sueldos”, señaló.

Además, Míguez dijo que el Poder Ejecutivo sostiene que la liquidación del 26% reclamada no fue calculada de forma correcta y por lo tanto no llega a ese porcentaje, “ pero llama la atención que el departamento de Contaduría de la Suprema Corte de Justicia tenga una diferencia casi del 18%”, aseguró.

Este lunes habrá una reunión de todos los gremios afectados para tratar el tema y el sábado 20 de diciembre también realizarán una asamblea. Míguez destacó que solicitarán una reunión con autoridades de la Suprema Corte de Justicia.

El conflicto entre los magistrados y el Poder Ejecutivo deriva del aumento salarial establecido en la ley de Presupuesto de 2011 para los ministros de Estado, a quienes están igualados los ministros de la Suprema Corte de Justicia, cuyo salarios regulan la escala de retribuciones del Poder Judicial y también los funcionarios equiparados y “enganchados” a los salarios judiciales, como los registrales, los fiscales y los funcionarios del Ministerio Público.