Juez Penal ordenó archivar denuncia contra principales dirigentes de ADEOMS por entender que no hay delito

El juez penal de 2º turno, Ismael Falco, decidió darle un duro revés a la pretensión de los jerarcas municipales que denunciaron a los representantes del sindicato
ADEOMS, y ordenó el archivo del expediente por encontrar que no había delito de difamación e injurias ni de daño al honor en las expresiones vertidas por los delegados sindicales, cuando denunciaron acoso laboral y persecución sindical por parte de los mandos medios que están a cargo de los Guardavidas de las termas tanto de Daymán como de Arapey.
La resolución del juez Falco, acompañó el dictamen del Fiscal del caso, Ricardo Lackner, acerca de que no había elementos de convicción suficientes en la denuncia presentada por los funcionarios municipales de jerarquía, para procesar a la presidente de ADEOMS, Mónica Rodríguez, al secretario general de la gremial, Antonio Rodríguez y al dirigente sindical Juan Carlos Gómez, por haber expresado públicamente que contaban en su haber con denuncias escritas de trabajadores del sector donde señalaban en forma reiterada, que eran perseguidos por su actividad sindical, por dos mandos medios que fueron colocados por la actual administración de gobierno.
Las mismas fueron hechas públicas por la presidente de ADEOMS, Mónica Rodríguez, quien en el acto por el Día de los Municipales llevado a cabo el pasado 23 de abril en el Parque Harriague, dio a conocer la existencia de las denuncias e incluso hasta dio los nombres de los denunciados.
Esto motivó que los dos funcionarios, asesorados por el Dr. Gabriel Cartagena, presentaran una denuncia penal por el delito de difamación e injurias y por entender que había daño al honor.
Pero la Justicia entendió que no era así. Los abogados defensores de los dirigentes de ADEOMS, Gustavo Grassi y Julio Zunino, dijeron que las expresiones de los sindicalistas se enmarcaban dentro del ejercicio de la libertad sindical y que estaban amparados por la ley vigente.
El fiscal acompañó esta posición y sumó el hecho de que los funcionarios públicos están expuestos en su función y que en ese caso, como existían las denuncias en contra de los funcionarios que ejercen como mandos medios, no había difamación ni daño alguno.
Todo esto fue tomado por el juez penal Ismael Falco, quien resolvió el pasado miércoles que se determine el archivo de la causa, por no existir méritos ni elementos de convicción suficientes que den lugar a la existencia del delito pretendido.
Ahora ADEOMS solicitó a la División Jurídica de la Intendencia de Salto, que inicie una investigación administrativa contra los mandos medios, para determinar si existe acoso laboral y persecución sindical contra los guardavidas municipales que ejercen su tarea en los centros termales de Daymán y Arapey tal como lo vienen denunciando desde el año 2011 y en ese caso, que las autoridades comunales adopten las medidas correspondientes.

El juez penal de 2º turno, Ismael Falco, decidió darle un duro revés a la pretensión de los jerarcas municipales que denunciaron a los representantes del sindicato

ADEOMS, y ordenó el archivo del expediente por encontrar que no había delito de difamación e injurias ni de daño al honor en las expresiones vertidas por los delegados sindicales, cuando denunciaron acoso laboral y persecución sindical por parte de los mandos medios que están a cargo de los Guardavidas de las termas tanto de Daymán como de Arapey.

La resolución del juez Falco, acompañó el dictamen del Fiscal del caso, Ricardo Lackner, acerca de que no había elementos de convicción suficientes en la denuncia presentada por los funcionarios municipales de jerarquía, para procesar a la presidente de ADEOMS, Mónica Rodríguez, al secretario general de la gremial, Antonio Rodríguez y al dirigente sindical Juan Carlos Gómez, por haber expresado públicamente que contaban en su haber con denuncias escritas de trabajadores del sector donde señalaban en forma reiterada, que eran perseguidos por su actividad sindical, por dos mandos medios que fueron colocados por la actual administración de gobierno.

Las mismas fueron hechas públicas por la presidente de ADEOMS, Mónica Rodríguez, quien en el acto por el Día de los Municipales llevado a cabo el pasado 23 de abril en el Parque Harriague, dio a conocer la existencia de las denuncias e incluso hasta dio los nombres de los denunciados.

Esto motivó que los dos funcionarios, asesorados por el Dr. Gabriel Cartagena, presentaran una denuncia penal por el delito de difamación e injurias y por entender que había daño al honor.

Pero la Justicia entendió que no era así. Los abogados defensores de los dirigentes de ADEOMS, Gustavo Grassi y Julio Zunino, dijeron que las expresiones de los sindicalistas se enmarcaban dentro del ejercicio de la libertad sindical y que estaban amparados por la ley vigente.

El fiscal acompañó esta posición y sumó el hecho de que los funcionarios públicos están expuestos en su función y que en ese caso, como existían las denuncias en contra de los funcionarios que ejercen como mandos medios, no había difamación ni daño alguno.

Todo esto fue tomado por el juez penal Ismael Falco, quien resolvió el pasado miércoles que se determine el archivo de la causa, por no existir méritos ni elementos de convicción suficientes que den lugar a la existencia del delito pretendido.

Ahora ADEOMS solicitó a la División Jurídica de la Intendencia de Salto, que inicie una investigación administrativa contra los mandos medios, para determinar si existe acoso laboral y persecución sindical contra los guardavidas municipales que ejercen su tarea en los centros termales de Daymán y Arapey tal como lo vienen denunciando desde el año 2011 y en ese caso, que las autoridades comunales adopten las medidas correspondientes.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...