Juez revocará hoy decisión de otorgar tenencia a la cuidadora y al padre biológico admitiendo un “error”

La decisión del juez de Familia de 3º Turno, Hugo Debone, de restituir la tenencia a la madre sustituta a la que meses atrás le había quitado el niño, tendrá un revés y a partir de hoy se sustancia la revocación de la resolución y se ordenará que se prosiga con el proceso de pre adopción, anunció ayer a EL PUEBLO el director de Comunicación Institucional de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat.
El error en la decisión del magistrado saltó a la vista por la publicación realizada en la edición de ayer de EL PUEBLO, donde se daba cuenta del dictamen del pasado 1º de marzo, cuando ante la petición en un expediente separado por parte del abogado, sobre un convenio de tenencia ocultando los antecedentes del caso, se involucraba a la cuidadora y al padre biológico del pequeño de 3 años de edad.
Esto llevó a que la Justicia fallara a favor de la tenencia presentada en ese convenio sin verificar quienes eran los peticionantes, ya que la historia de ellos no estaba descripta en el escrito presentado y tanto el Ministerio Público y Fiscal, como el Juez Letrado de 3º Turno de Salto, aprobaron la solicitud y la homologaron judicialmente.
La situación causó disgusto en las autoridades de la Suprema Corte de Justicia quienes advirtieron del error al juez Debone, quien de inmediato expresó que revocaría la decisión a partir de la presente jornada.
MACANAZO
La presentación de un convenio de tenencia ante un juzgado de Familia, por lo general no tiene mayores inconvenientes, siempre y cuando todo esté en regla. Sin embargo, el 1º de marzo la homologación de un convenio de estas características levantó polvareda al más alto nivel judicial, cuando el magistrado actuante no advirtió quienes eran las partes involucradas y al aprobarlo pudo ocasionar un conflicto de grandes proporciones.
La situación se dio así, luego que la madre sustituta del menor Walter Emmanuel de 3 años de edad, Miriam Leal, perdiera el cuidado del pequeño al que crió desde los 6 meses de vida, el abogado patrocinante de ésta, Sergio Rodríguez, presentó en el mismo expediente donde se tramitó la solicitud de retiro por parte del INAU, una acción de amparo que finalmente no prosperó.
La situación siguió adelante y el expediente fue enviado a la ciudad de Mercedes donde se tramita el proceso de adopción del niño, quien ya fue enviado por el INAU para aquel departamento.
Pero al tanto de esta situación, y con la aparición del padre biológico del niño manifestando que está de acuerdo con que le restituyan el pequeño a la cuidadora, al Dr. Sergio Rodríguez se le ocurrió que ambos podrían solicitar la tenencia compartida del menor, presentando ante el juzgado en otro expediente distinto al que tenía todos los antecedentes del caso, un convenio para que sea homologado judicialmente.
Efectivamente esto fue lo que pasó. El escrito fue presentado ante el juzgado de 3º Turno de Salto, solicitando la tenencia compartida entre la cuidadora a quien le retiraron la custodia del pequeño y su padre biológico, quien no lo puede mantener por presentar problemas económicos.
Cumplidas las distintas etapas procesales, el expediente llega a manos del Ministerio Público y Fiscal, el cual da un dictamen positivo sobre este convenio que aparentemente no presentaba ningún inconveniente en las cuestiones de forma y lo pasó al despacho del juez Hugo Debone.
VUELTA ATRÁS
Una vez esto, el magistrado decretó el pasado 1º de marzo, la homologación judicial de la tenencia entre los peticionantes. La madre sustituta contenta y el padre biológico satisfecho con la decisión. La noticia llega a la Redacción de EL PUEBLO y es publicada ayer lunes 5 de marzo.
El hecho llega a conocimiento de la Suprema Corte de Justicia y desde ese organismo se le solicita explicaciones al magistrado por la resolución, quien en primera instancia niega haber hecho semejante decreto. Y al presentársele el número del expediente con los datos a la vista surge lo demás, el juez no reconoce por el nombre a las partes y al presentársele un convenio de esa naturaleza sin mayores complicaciones jurídicas, dio el visto bueno al asunto.
La Suprema Corte se complica y entiende que de prosperar este decreto pondría en riesgo el sistema tal está planteado, vulneraría el derecho de los padres adoptivos que están en pleno trámite y generaría controversias al punto que los demás casos similares a estos, mandarían una andanada de reclamos para que se tome en cuenta la jurisprudencia sobre el tema y caso de ellos, como el de la bebé Mía de Canelones, también sea contemplado.
Zanjado el asunto vía telefónica con las autoridades de la Suprema Corte de Justicia, el juez Hugo Debone anuncia que comenzaría a tramitar el caso para revocar la sentencia y dar marcha atrás en este asunto. “El decreto del juez se revoca y el niño se quedará en Soriano a la espera de ser adoptado”, anunció a EL PUEBLO el director de comunicaciones de la Suprema Corte de Justicia, el Dr. Raúl Oxandabarat.
El tiro salió mal y lo que en principio fue una estrategia dejó al descubierto para los magistrados como una “maniobra”, que según afirmaron, “lograron frenar a tiempo”. Nuevamente las expectativas de la cuidadora vuelven a quedar en ascuas y ahora deberán buscar nuevos caminos a nivel judicial para poder acercarse al niño, al que vieron crecer y al cual desean que forme parte de su familia.

La decisión del juez de Familia de 3º Turno, Hugo Debone, de restituir la tenencia a la madre sustituta a la que meses atrás le había quitado el niño, tendrá un revés y a partir de hoy se sustancia la revocación de la resolución y se ordenará que se prosiga con el proceso de pre adopción, anunció ayer a EL PUEBLO el director de Comunicación Institucional de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat.

El error en la decisión del magistrado saltó a la vista por la publicación realizada en la edición de ayer de EL PUEBLO, donde se daba cuenta del dictamen del pasado 1º de marzo, cuando ante la petición en un expediente separado por parte del abogado, sobre un convenio de tenencia ocultando los antecedentes del caso, se involucraba a la cuidadora y al padre biológico del pequeño de 3 años de edad.

Esto llevó a que la Justicia fallara a favor de la tenencia presentada en ese convenio sin verificar quienes eran los peticionantes, ya que la historia de ellos no estaba descripta en el escrito presentado y tanto el Ministerio Público y Fiscal, como el Juez Letrado de 3º Turno de Salto, aprobaron la solicitud y la homologaron judicialmente.

La situación causó disgusto en las autoridades de la Suprema Corte de Justicia quienes advirtieron del error al juez Debone, quien de inmediato expresó que revocaría la decisión a partir de la presente jornada.

MACANAZO

La presentación de un convenio de tenencia ante un juzgado de Familia, por lo general no tiene mayores inconvenientes, siempre y cuando todo esté en regla. Sin embargo, el 1º de marzo la homologación de un convenio de estas características levantó polvareda al más alto nivel judicial, cuando el magistrado actuante no advirtió quienes eran las partes involucradas y al aprobarlo pudo ocasionar un conflicto de grandes proporciones.

La situación se dio así, luego que la madre sustituta del menor Walter Emmanuel de 3 años de edad, Miriam Leal, perdiera el cuidado del pequeño al que crió desde los 6 meses de vida, el abogado patrocinante de ésta, Sergio Rodríguez, presentó en el mismo expediente donde se tramitó la solicitud de retiro por parte del INAU, una acción de amparo que finalmente no prosperó.

La situación siguió adelante y el expediente fue enviado a la ciudad de Mercedes donde se tramita el proceso de adopción del niño, quien ya fue enviado por el INAU para aquel departamento.

Pero al tanto de esta situación, y con la aparición del padre biológico del niño manifestando que está de acuerdo con que le restituyan el pequeño a la cuidadora, al Dr. Sergio Rodríguez se le ocurrió que ambos podrían solicitar la tenencia compartida del menor, presentando ante el juzgado en otro expediente distinto al que tenía todos los antecedentes del caso, un convenio para que sea homologado judicialmente.

Efectivamente esto fue lo que pasó. El escrito fue presentado ante el juzgado de 3º Turno de Salto, solicitando la tenencia compartida entre la cuidadora a quien le retiraron la custodia del pequeño y su padre biológico, quien no lo puede mantener por presentar problemas económicos.

Cumplidas las distintas etapas procesales, el expediente llega a manos del Ministerio Público y Fiscal, el cual da un dictamen positivo sobre este convenio que aparentemente no presentaba ningún inconveniente en las cuestiones de forma y lo pasó al despacho del juez Hugo Debone.

VUELTA ATRÁS

Una vez esto, el magistrado decretó el pasado 1º de marzo, la homologación judicial de la tenencia entre los peticionantes. La madre sustituta contenta y el padre biológico satisfecho con la decisión. La noticia llega a la Redacción de EL PUEBLO y es publicada ayer lunes 5 de marzo.

El hecho llega a conocimiento de la Suprema Corte de Justicia y desde ese organismo se le solicita explicaciones al magistrado por la resolución, quien en primera instancia niega haber hecho semejante decreto. Y al presentársele el número del expediente con los datos a la vista surge lo demás, el juez no reconoce por el nombre a las partes y al presentársele un convenio de esa naturaleza sin mayores complicaciones jurídicas, dio el visto bueno al asunto.

La Suprema Corte se complica y entiende que de prosperar este decreto pondría en riesgo el sistema tal está planteado, vulneraría el derecho de los padres adoptivos que están en pleno trámite y generaría controversias al punto que los demás casos similares a estos, mandarían una andanada de reclamos para que se tome en cuenta la jurisprudencia sobre el tema y caso de ellos, como el de la bebé Mía de Canelones, también sea contemplado.

Zanjado el asunto vía telefónica con las autoridades de la Suprema Corte de Justicia, el juez Hugo Debone anuncia que comenzaría a tramitar el caso para revocar la sentencia y dar marcha atrás en este asunto. “El decreto del juez se revoca y el niño se quedará en Soriano a la espera de ser adoptado”, anunció a EL PUEBLO el director de comunicaciones de la Suprema Corte de Justicia, el Dr. Raúl Oxandabarat.

El tiro salió mal y lo que en principio fue una estrategia dejó al descubierto para los magistrados como una “maniobra”, que según afirmaron, “lograron frenar a tiempo”. Nuevamente las expectativas de la cuidadora vuelven a quedar en ascuas y ahora deberán buscar nuevos caminos a nivel judicial para poder acercarse al niño, al que vieron crecer y al cual desean que forme parte de su familia.