Jueza tendría la resolución del fiscal sobre el accidente laboral fatal

La Justicia todavía no se expresó sobre las eventuales responsabilidades que podrían surgir hacia el conductor del camión que protagonizó el accidente laboral con desenlace fatal acontecido el pasado 4 de agosto.
En aquella oportunidad el hombre permaneció durante 24 horas bajo arresto domiciliario y volvió a ser conducido en la tarde siguiente ante la jueza penal de 4º Turno, Marcela Vargas, la que tiene a cargo la conducción de la investigación judicial de este caso.
Mientras tanto, el infortunado joven Ricardo Sebastián Pacífico Dufey de 18 años de edad, fue sometido a una autopsia en momentos previos a recibir sepultura, con la finalidad de reunir un elemento más y adjuntarlo a los  que deberá manejar la Justicia antes de expedirse sobre este triste asunto.
La tragedia que ocurrió en las primeras horas de la mañana del martes 4 de agosto pasado causó conmoción en los allegados a los protagonistas, así como en las personas que residen por la zona donde tuvo lugar el lamentable accidente.
Durante el velatorio del infortunado joven en esa misma oportunidad y como suele ocurrir en estos casos, se notó una nutrida concurrencia de adolescentes, amigos del fallecido, que acompañaron a los familiares en el dolor ante la pérdida irreparable.
TEMPRANO
Faltaban pocos minutos para las siete de la mañana del martes 4, cuando en el galpón de la avenida Rodó 1458, la visión aún era algo tenue. La claridad era proporcionada por las luces del establecimiento y del pesado vehículo que hacía minutos había arribado desde el Mercado Modelo de la ciudad de Montevideo transportando siete toneladas de frutas, distribuidas en dos zorras.
Cuando el camión matriculado en Montevideo con las características STP 3116 llegó desde la capital hacia el galpón comercial, allí estaba presente el dueño de la mercadería, que esperaba que la misma fuera descargada y el infortunado Ricardo Pacífico, quien hacía 10 días había empezado a trabajar en ese lugar.
El pesado rodado arribó al lugar e ingresó marcha atrás por la puerta principal con las dos zorras repletas de frutas, según se indicó a este diario por fuentes de la investigación, la intención era poder descargarlas adentro del galpón para lo cual ya estaba presente el dueño de la mercadería.
En eso, el conductor del rodado, Miguel Dos Santos, un hombre de 58 años de edad y ya conocido transportista, empezó a efectuar la maniobra de ingreso al establecimiento.
Para esto Pacífico prestó su ayuda haciendo de guía para el ingreso del camión empleando para ellos sus dos manos. En determinado momento, el joven se vio encerrado y ante esta situación hizo gestos hacia el conductor del vehículo, pero éste no lo habría visto y por lo tanto lo apretó con todo el peso de la primera zorra del camión asfixiándolo lo que le causó la muerte.
Cuando el conductor se da cuenta de lo que estaba ocurriendo se bajó rápidamente del vehículo y acude a ayudarlo, junto al dueño de la carga, que estaba en ese momento en el interior del establecimiento esperando que el mismo se estacionara para poder empezar a descargar la mercadería.
Pero ya era demasiado tarde y pese a darle aviso a la Policía de lo que había sucedido, el joven llegó al Hospital local donde le diagnosticaron un paro cardiorrespiratorio, y se determinó que ya había fallecido en el lugar del accidente.
RECONSTRUCCIÓN
Ante esta dramática situación el conductor del camión se mostró en una situación de nerviosismo que no le permitió prestar declaraciones. En ese sentido, y a pedido de la Fiscalía, una semana más tarde se llevó a cabo la reconstrucción del hecho. La  instancia operó para reafirmar lo que ya había sido relevado por la Justicia y para ilustrar mejor los acontecimientos tal cual fueron denunciados.
Según afirmó a EL PUEBLO en esa oportunidad la jueza en lo penal de 4º Turno, Marcela Vargas, la reconstrucción del hecho “reafirmó” el conocimiento que “ya se tenía” sobre lo acontecido y por esa razón, la instancia que se llevó a cabo en la mañana del viernes 15 de agosto, en el lugar del accidente resultó ser “muy positiva”.
Sobre las seis de la mañana del viernes 15, se llevó a cabo la reconstrucción del hecho, medida de prueba que fue pedida por la fiscalía, en el galpón ubicado en la avenida Rodó 1458.
Hasta allí se trasladaron el conductor del camión, el comprador de la mercadería que operó como testigo, los funcionarios policiales, la juez del caso y el fiscal de turno para poder concretar la instancia, la que comenzó sobre las seis y media de la mañana.
La Dra. Marcela Vargas comentó a este diario que el camionero, Miguel Dos Santos, prestó toda su “colaboración” para poder esclarecer los hechos, tal como ocurrieron aquella fatídica mañana del 4 de agosto pasado.
Sostuvo que también en el lugar participó el testigo no presencial del hecho y que la Policía Técnica efectuó un relevamiento para poder determinar algunos detalles de lo ocurrido.
Tras esto, dijo que “este tipo de instancias (la reconstrucción del hecho) siempre ayuda a ilustrar mejor los hechos ocurridos”. En ese sentido, informó que “no hubo variaciones con respecto lo que ya se había instruido”.
La jueza actuante sostuvo que ayer le solicitó a la Policía Técnica que entregara a la brevedad posible la información recabada a la Fiscalía, que es la parte que debe actuar en esta etapa.
Luego de esta pericia, la fiscalía analizó el caso y luego de expresar su dictamen, el expediente volvió a manos de la jueza penal de 4º Turno, Marcela Vargas, la que se expedirá de un momento a otro.