Justicia falló a favor de 50 niños en juicios por medicamentos de alto costo

Consultorio jurídico de la Facultad de Derecho tramita acciones de amparo para personas con bajos recursos que necesitan determinados medicamentos

Las acciones de amparo presentadas por el consultorio jurídico de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República continúan en aumento.

Este año se presentaron cerca de 50 casos de niños solicitando medicamentos de alto costo, en todos la justicia falló a su favor.
Desde hace 7 años el consultorio jurídico de la Facultad de Derecho tramita de forma gratuita entre otros casos, acciones de amparo de personas con bajos recursos que reclaman ante la justicia medicamentos de alto costo que no se encuentran en el plan integral de atención a la salud.
Este año se presentaron unos 300 casos de los cuales 50 corresponden a niños que solicitan medicamentos de alto costo, en todos la justicia falló a su favor.
Este año trabajaron 42 estudiantes acompañados de docentes y un equipo especial que trabaja cuando finalizan las clases.
EN EL 93% DE LOS CASOS DE 2018 LOS FALLOS FUERON A FAVOR DE LOS PACIENTES
Las demandas por prestaciones de salud no cubiertas tramitadas por el consultorio jurídico de la Facultad de Derecho de la UdelaR se duplican año a año desde 2016. Ese año hubo 50 juicios, 107 en 2017 y 222 en 2018. En el 93% de los casos de 2018 los fallos fueron a favor de los pacientes.
Las demandas son tramitadas con el objetivo de que el MSP, el Fondo Nacional de Recursos o el BPS revean la posibilidad de otorgar a los pacientes las prestaciones que no están incluidas en el Plan Integral de Atención en Salud, explicó a Informe nacional Juan Ceretta, docente del consultorio universitario.
“Indicó que en la mayoría de los casos se logra cambiar la vida de los pacientes y relató el caso de Santiago, un adolescente de 15 años que tiene atrofia muscular espinal y que a través de un juicio de amparo su familia consiguió que el BPS le pague una silla de ruedas “inteligente”.
NOTORIO CASO GANADO EN MAYO DE 2019
El único medicamento que puede tratar su condición cuesta más de medio millón de dólares.
El pasado mes de mayo la Justicia falló a favor de un niño que padece atrofia muscular espinal para que reciba Spinraza, un medicamento de alto costo. Esta fue la cuarta causa judicial de este tipo desde fines del 2018 y comienzos del 2019.
Primero fue Loan, luego Catalina, Kaia y luego Gabriel, el pequeño de 3 años que logró a través de una causa judicial contra el Ministerio de Salud Pública, conseguir «Spinraza», el único medicamento que puede tratar la atrofia muscular espinal.
Su valor de mercado es muy costoso ya que al inicio del tratamiento cuesta unos 600 mil dólares y más adelante 150 mil al año, y esto para las familias uruguayas que atraviesan esta realidad es imposible de afrontar.
A través del Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho, que tiene como principal integrante al abogado Juan Ceretta, la Agrupación de Familias con Atrofia Muscular Espinal (Fame) que es integrada por más de 30 familias que luchan para que todos los niños accedan a este medicamento, único en el mundo, que mejora notablemente las condiciones de vida de los pequeños.
La atrofia muscular espinal afecta las neuronas motoras de la médula espinal, lo que provoca atrofia y debilidad en los músculos. Hay distintos grados y los niños que tienen el más grave tienen una expectativa de vida de entre dos a seis años de edad.