Justicia Penal aclaró casos importantes por contar con equipos para dar garantías a testigos protegidos

Justicia Penal aclaró casos importantes por contar con equipos para dar garantías a testigos protegidos

«Fue algo importante para Salto», admitió el juez de 4º Turno de nuestro medio, Paulo Aguirre

Lo que pasó hoy fue algo muy importante para Salto», repetía el juez letrado en lo Penal de 4º Turno, Paulo Aguirre, a los periodistas en la sala de audiencias en la que trabaja. Fue ayer de tarde, después de que culminara un intenso procedimiento policial que se cumplió durante toda la mañana y que ameritó un corte de calle por Artigas entre 18 de Julio y Rincón.

«Mañana vendrá la gente a consultar porqué se cortó la calle y aquí voy a estar para dar las explicaciones», señalaba el juez con su particular impronta. Oriundo de Cerro Largo, el juez Aguirre ocupa la titularidad de la sede judicial de 4ºTurno de Salto desde hace tiempo y sostiene que a su juicio, se están viendo «más delitos violentos, como las rapiñas, ahora pareciera que hay más», expresó.
El magistrado convocó a los periodistas a su despacho, para informarles acerca de que hubo dos procedimientos en horas de la mañana que generaron el uso de parte de los investigadores de elementos electrónicos, de alta sofisticación, que ayudaron a contar con la figura del «testigo protegido».
Los dos casos fueron importantes. Uno se trató de un homicidio ocurrido el año pasado, por el cual, merced a las declaraciones de los testigos protegidos y de otros elementos probatorios con los que contaban las partes, pudieron formalizar a una persona imputándola por el crimen ocurrido.
Mientras que en el otro caso, un adolescente fue imputado por una rapiña y remitido a la institución del INAU correspondiente en el sur del país.
«Hubo un importante procedimiento para lo que es Salto, donde participaron más de 50 efectivos policiales, se utilizaron cámaras GoPro para la seguridad, se dispuso un drone para que volara el área delimitada de seguridad, se dispuso un vallado para restringir la circulación de vehículos y circulación restringida mínima de peatones, para garantizar la identidad de esos testigos protegidos», declaró ante la prensa el juez penal Paulo Aguirre.
Señaló además que «se utilizó por primera vez en la ciudad de Salto desde la implementación de este nuevo Código, de dos equipos tecnológicos de última generación como cámaras de alta resolución y un distorsionador de voz, a los efectos que esos cuatro testigos del caso de homicidio y otros dos, del caso de la rapiña, declararan con las garantías de que no iban a ser reconocidos por su imagen ni por su voz».
El magistrado admitió que para esto, solicitaron a la Suprema Corte de Justicia que les enviaran los equipos de alta tecnología que fueron nombrados.
Afirmó el usía que ninguno de los dos procedimientos terminaron aún, y que más allá de que hay personas formalizadas en estos hechos, los dos casos son reservados porque pueden tener más derivaciones.
«Estos medios electrónicos son muy interesantes porque tanto la defensa como la fiscalía, que son las partes en juicio pueden utilizarlos de muy buena manera, los equipos funcionan bien y pueden ayudar mucho a mejorar la calidad de la prueba que nos ayude a nosotros a tomar decisiones», expresó el funcionario.
El Dr. Aguirre comentó a su vez que los equipos electrónicos que mencionó «no están de manera permanente en el juzgado, sino que son traídos cuando el hecho o la investigación judicial así lo ameritan. En este caso, nos llevó unos 15 días aproximadamente coordinar con todos los resortes judiciales tenerlos en Salto».