La abundancia de lluvias generó dificultades en Viviendas del Barrio Ceibal que acumularon 45 cm de agua en los fondos

La abundancia de lluvias generó dificultades en Viviendas del Barrio Ceibal que acumularon 45 cm de agua en los fondos
Las abundantes lluvias registradas durante la madrugada y la jornada de ayer viernes provocó varios inconvenientes en algunos barrios de nuestra ciudad que deben afrontar el mismo problema cada vez que se producen episodios de abundantes lluvias.
El tradicional problema de las enchorradas de agua y los inconvenientes por el desagüe es el típico problema que deben soportar principalmente algunos vecinos del barrio Ceibal, como es el caso de las viviendas ubicadas en las proximidades de calle Yacuy y Beltrán, donde el agua entra por los fondos de la mayoría de las propiedades existentes en la zona.
En el caso particular de los vecinos que viven en las inmediaciones de estas calles mencionadas, el agua acumulada en los fondos llegó en algunos casos a la altura de cuarenta y cinco centímetros, teniendo que acudir a la colaboración de personal especializado para retirar el agua acumulada.
Por tal motivo hasta alrededor de las 18:00 horas, se podía constatar personal dirigido por el CECOED (Centro Coordinador de Emergencias Departamentales) que estaba extrayendo con bombas el agua acumulada en los fondos de estas viviendas de la zona del barrio Ceibal.
EL PUEBLO pudo dialogar con el Coordinador del Comité de Emergencias, Sergio Acuña, quien manifestó  que el inconveniente ocurrido en las viviendas ubicadas en las inmediaciones de la zona de Yacuy y Beltrán es un problema general que suelen atravesar muchos vecinos del barrio Ceibal, e incluso se produce de manera similar en otros barrios de la ciudad, pero que el Comité de Emergencia acude a estas zonas que se conoce como los lugares habituales con este tipo de inconvenientes y dispone de personal del CECOED para atender estas emergencias.
Otro de los lugares que señaló Acuña remarcando los efectos del agua y la lluvia se dio en calle Ituzaingó, donde se estaba trabajando en el reacondicionamiento de la zona con maquinaria tratando de prevenir este tipo de situaciones, pero en este caso puntual “desbordó el agua por encima de las veredas y comenzó a entrar en las viviendas” señaló Acuña.
A su vez, el  Coordinador del CECOED, comentó que los trabajos de prevención en este aspecto (para evitar las enchorradas y los desbordes de agua) vienen teniendo sus frutos y siendo bien ejecutados, en la medida que algunas zonas en las que se trabajó de esta manera los problemas fueron menores o prácticamente nulos, como es el caso de un sector de la calle Verocay donde el trabajo del Comité de Emergencia en la prevención solucionó los habituales problemas en la zona.
CALLES AFECTADAS
POR EL HUNDIMIENTO
DEL BITÚMEN
Cada vez que se producen abundantes lluvias, muchos tramos de las calles de nuestra ciudad se ven afectados y se producen desprendimientos o hundimientos de parte del bitumen que las cubre, generando baches o zanjones que provocan inconvenientes para la circulación vehicular o de los mismos peatones, generando situaciones de peligro en el tránsito.
Sergio Acuña, comentó a este diario, que este problema en las calles de la ciudad se está tratando de coordinar con el Departamento de Obras de la Intendencia de Salto, a los efectos de constatar los lugares más perjudicados y acudir a repararlos de forma inmediata.
“Son muchas las calles que se encuentran afectadas por esta situación provocada por las enchorradas, que en algunos lugares prácticamente cortan las calles provocando pequeñas zanjas” dijo Acuña, “pero estamos coordinando con el Departamento de Obras para solucionarlo lo antes posible” agregó; solicitando a la población que tome las precauciones correspondientes en el caso de circular por alguna de estas vías afectadas.
17 PERSONAS TRABAJAN
EN LA PREVENCIÓN DE
ESTE TIPO DE PROBLEMAS
El Coordinador del Comité de Emergencia puntualizó que la intermitencia de la lluvia permitió al personal a cargo de CECOED realizar los trabajos en atención a la emergencia de una manera más eficaz y acudir a los llamados para solucionarlos, “pudimos trabajar de mejor manera porque la lluvia fue intermitente” dijo Acuña.
En lo que tiene que ver con el personal afectado a la tarea de atención a la emergencia, Acuña comentó que desde la hora 06:00 del día viernes se estuvo atendiendo los llamados y trabajando en la solución de los problemas planteados.
Asimismo, señaló que actualmente hay 17 personas trabajando en la prevención de emergencias de este tipo, que vienen realizando dicha tarea desde hace varios meses.

Las abundantes lluvias registradas durante la madrugada y la jornada de ayer viernes provocó varios inconvenientes en algunos barrios de nuestra ciudad que deben afrontar el mismo problema cada vez que se producen episodios de abundantes lluvias.

El tradicional problema de las enchorradas de agua y los inconvenientes por el desagüe es el típico problema que deben soportar principalmente algunos vecinos del barrio Ceibal, como es el caso de las viviendas ubicadas en las proximidades de calle Yacuy y Beltrán, donde el agua entra por los fondos de la mayoría de las propiedades existentes en la zona.

En el caso particular de los vecinos que viven en las inmediaciones de estas calles mencionadas, el agua acumulada en los fondos llegó en algunos casos a la altura de cuarenta y cinco centímetros, teniendo que acudir a la colaboración de personal especializado para retirar el agua acumulada.

Por tal motivo hasta alrededor de las 18:00 horas, se podía constatar personal dirigido por el CECOED (Centro Coordinador de Emergencias Departamentales) que estaba extrayendo con bombas el agua acumulada en los fondos de estas viviendas de la zona del barrio Ceibal.

EL PUEBLO pudo dialogar con el Coordinador del Comité de Emergencias, Sergio Acuña, quien manifestó  que el inconveniente ocurrido en las viviendas ubicadas en las inmediaciones de la zona de Yacuy y Beltrán es un problema general que suelen atravesar muchos vecinos del barrio Ceibal, e incluso se produce de manera similar en otros barrios de la ciudad, pero que el Comité de Emergencia acude a estas zonas que se conoce como los lugares habituales con este tipo de inconvenientes y dispone de personal del CECOED para atender estas emergencias.

Otro de los lugares que señaló Acuña remarcando los efectos del agua y la lluvia se dio en calle Ituzaingó, donde se estaba trabajando en el reacondicionamiento de la zona con maquinaria tratando de prevenir este tipo de situaciones, pero en este caso puntual “desbordó el agua por encima de las veredas y comenzó a entrar en las viviendas” señaló Acuña.

A su vez, el  Coordinador del CECOED, comentó que los trabajos de prevención en este aspecto (para evitar las enchorradas y los desbordes de agua) vienen teniendo sus frutos y siendo bien ejecutados, en la medida que algunas zonas en las que se trabajó de esta manera los problemas fueron menores o prácticamente nulos, como es el caso de un sector de la calle Verocay donde el trabajo del Comité de Emergencia en la prevención solucionó los habituales problemas en la zona.

CALLES AFECTADAS

POR EL HUNDIMIENTO

DEL BITÚMEN

Cada vez que se producen abundantes lluvias, muchos tramos de las calles de nuestra ciudad se ven afectados y se producen desprendimientos o hundimientos de parte del bitumen que las cubre, generando baches o zanjones que provocan inconvenientes para la circulación vehicular o de los mismos peatones, generando situaciones de peligro en el tránsito.

Sergio Acuña, comentó a este diario, que este problema en las calles de la ciudad se está tratando de coordinar con el Departamento de Obras de la Intendencia de Salto, a los efectos de constatar los lugares más perjudicados y acudir a repararlos de forma inmediata.

“Son muchas las calles que se encuentran afectadas por esta situación provocada por las enchorradas, que en algunos lugares prácticamente cortan las calles provocando pequeñas zanjas” dijo Acuña, “pero estamos coordinando con el Departamento de Obras para solucionarlo lo antes posible” agregó; solicitando a la población que tome las precauciones correspondientes en el caso de circular por alguna de estas vías afectadas.

17 PERSONAS TRABAJAN

EN LA PREVENCIÓN DE

ESTE TIPO DE PROBLEMAS

El Coordinador del Comité de Emergencia puntualizó que la intermitencia de la lluvia permitió al personal a cargo de CECOED realizar los trabajos en atención a la emergencia de una manera más eficaz y acudir a los llamados para solucionarlos, “pudimos trabajar de mejor manera porque la lluvia fue intermitente” dijo Acuña.

En lo que tiene que ver con el personal afectado a la tarea de atención a la emergencia, Acuña comentó que desde la hora 06:00 del día viernes se estuvo atendiendo los llamados y trabajando en la solución de los problemas planteados.

Asimismo, señaló que actualmente hay 17 personas trabajando en la prevención de emergencias de este tipo, que vienen realizando dicha tarea desde hace varios meses.