La adaptación al jardín es un desafío para niños y adultos quienes deben acompañar el proceso con mensajes positivos

No se sabe quien aprieta más la mano, si la madre o el hijo, en el momento en que el pequeño llega al jardín. Algunos chicos entran sin ningún problema y saludan a través del vidrio a sus padres, mientras otros, se largan a llorar. A veces, también, quedan sin ningún problema el primer día y al día siguiente “arman lío” porque no quieren ir al jardín.

El inicio del año escolar es una etapa ya conocida para algunos, pero también los primeros pasos para los más pequeños de la casa, quienes afrontan el comienzo del jardín o su entrada al CAIF (Centro de Atención a la Infancia y la Familia).

Esta etapa, constituye un proceso muy importante en sus vidas, marcando el comienzo en la vida educativa, permitiéndoles así ingresar a un nuevo espacio de estimulación y exploración de su entorno y avanzar poco a poco hacia la autonomía.

En diálogo con la Licenciada en Psicología Mercedes Cincunegui Curbelo, especialista en Psicología Infantil y del Adolescente, la profesional, brindó a EL PUEBLO, sus conocimientos para afrontar esta situación que a veces parece más compleja para los padres que para los propios hijos.
En próximas ediciones se podrá conocer más sobre este tema que ampliaremos en este diario.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...