La Administración Nacional de Puertos exige un seguro de U$S 20.000 por local del puerto a pescadores artesanales

El local de la Administración Nacional de Puertos (ANP)que se iba a destinar a la venta de pescado fresco del río y productos elaborados a través de una cooperativa de pescadores se ha visto “trancado” por problemas burocráticos, informó el sindicalista de la pesca.
“Ya está toda la documentación para que se firme el contrato por el local, pero la Administración de Puertos nos pide que aseguremos el local por un monto de U$S 20.000 lo que llevaría a un pago en cuotas de U$S 200, pero nosotros no podemos asegurar un local a nombre nuestro si todavía no está firmado el contrato, según nos dijeron en el seguro. Por eso estamos con un mal entendido con eso. Nosotros estamos convencidos de que la solución se va a dar lo antes posible, de todas maneras con las constantes crecientes del río, hemos tenido una pesca irregular por lo cual no podemos abrir un local donde vamos a tener ese costo mensual con esta situación si no sabemos si vamos a contar con pescado para vender”, indicó.
LA CRECIENTE AFECTÓ
LA PESCA ARTESANAL
“La creciente del río Uruguay nos afectó bastante en la pesca, porque los lugares a donde solíamos pescar quedaron bajo agua y tuvimos que andar con nuestros campamentos de tiro, porque la mayoría de los pescadores artesanales estamos por debajo de la cota de seguridad. Como se viene dando el nivel del río nos  hemos complicado bastante. Por el momento ninguno de los compañeros tiene pescado en abundancia, solo sacamos lo básico para poder comer”, comentó el pescador consultado.
Más allá de las dificultades para la pesca, Sequeira comentó que “lo que más sale es Bagre, alguna Boga, algo de Patí y en algunas zonas algo de Dorado.
En lo que refiere a la veda del dorado, Sequeira dijo que antes iba del 1º de setiembre al 28 de febrero y ahora se ha unificado este criterio con la pesca deportiva acortando dicho plazo del 1º de setiembre al 31 de diciembre.
PESCADOR DE LA
PALOMA EN  HUELGA
DE HAMBRE
Finalmente Sequeira quiso hacer un planteo de solidaridad del sindicato de la pesca para con  un pescador de La Paloma. Según dijo, en el puerto de La Paloma, una empresa española dejó amarrado su barco en dicho puerto y su propietario se regresó a España dejando a su tripulación sin pagar haberes. A  todo esto uno de los pescadores decidió quedarse a vivir en el  barco y mantenerlo  bajo su cuidado. Tras 7 años de permanecer allí, le llega la orden de desalojo y el pescador no cuenta con la posibilidad  para demandar a la empresa dueña del barco, por lo cual ha iniciado una huelga de hambre. “Como es un  miembro del sindicato, nosotros nos solidarizamos con él y estamos atentos a lo que

El local de la Administración Nacional de Puertos (ANP)que se iba a destinar a la venta de pescado fresco del río y productos elaborados a través de una cooperativa de pescadores se ha visto “trancado” por problemas burocráticos, informó el sindicalista de la pesca.

“Ya está toda la documentación para que se firme el contrato por el local, pero la Administración de Puertos nos pide que aseguremos el local por un monto de U$S 20.000 lo que llevaría a un pago en cuotas de U$S 200, pero nosotros no podemos asegurar un local a nombre nuestro si todavía no está firmado el contrato, según nos dijeron en el seguro. Por eso estamos con un mal entendido con eso. Nosotros estamos convencidos de que la solución se va a dar lo antes posible, de todas maneras con las constantes crecientes del río, hemos tenido una pesca irregular por lo cual no podemos abrir un local donde vamos a tener ese costo mensual con esta situación si no sabemos si vamos a contar con pescado para vender”, indicó.

LA CRECIENTE AFECTÓ

LA PESCA ARTESANAL

“La creciente del río Uruguay nos afectó bastante en la pesca, porque los lugares a donde solíamos pescar quedaron bajo agua y tuvimos que andar con nuestros campamentos de tiro, porque la mayoría de los pescadores artesanales estamos por debajo de la cota de seguridad. Como se viene dando el nivel del río nos  hemos complicado bastante. Por el momento ninguno de los compañeros tiene pescado en abundancia, solo sacamos lo básico para poder comer”, comentó el pescador consultado.

Más allá de las dificultades para la pesca, Sequeira comentó que “lo que más sale es Bagre, alguna Boga, algo de Patí y en algunas zonas algo de Dorado.

En lo que refiere a la veda del dorado, Sequeira dijo que antes iba del 1º de setiembre al 28 de febrero y ahora se ha unificado este criterio con la pesca deportiva acortando dicho plazo del 1º de setiembre al 31 de diciembre.

PESCADOR DE LA

PALOMA EN  HUELGA

DE HAMBRE

Finalmente Sequeira quiso hacer un planteo de solidaridad del sindicato de la pesca para con  un pescador de La Paloma. Según dijo, en el puerto de La Paloma, una empresa española dejó amarrado su barco en dicho puerto y su propietario se regresó a España dejando a su tripulación sin pagar haberes. A  todo esto uno de los pescadores decidió quedarse a vivir en el  barco y mantenerlo  bajo su cuidado. Tras 7 años de permanecer allí, le llega la orden de desalojo y el pescador no cuenta con la posibilidad  para demandar a la empresa dueña del barco, por lo cual ha iniciado una huelga de hambre. “Como es un  miembro del sindicato, nosotros nos solidarizamos con él y estamos atentos a lo que suceda”, concluyó.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...