La Asamblea de ADEOMS resolvió negociar con el Gobierno Departamental ante el Ministerio de Trabajo

Juan Carlos Gómez, Presidente de ADEOMS

En la noche de ayer, se llevó a cabo la Asamblea de ADEOMS, donde se trató la anulación que la Junta Departamental efectuó a los logros obtenidos por la modificación presupuestal, de acuerdo a las observaciones hechas por el Tribunal de Cuentas
Varios puntos a tratar en la Asamblea mantenida ayer; ¿en qué consistieron?
Había tres puntos a tratar en el orden del día de la Asamblea. Uno era la anulación de la modificación presupuestal, que llevaba aparejado el tema de los salarios, ya que fue anulado la regularización de la escala salarial, y el subescalafón Obrero Especializado, y las cuarenta horas de los Técnicos Profesionales.
Eran punto más que importantes para nosotros, que fueron anulados por la resolución de la Junta Departamental, a raíz de lo que fueron las observaciones del Tribunal de Cuentas.
Obviamente que eso a nosotros nos obliga a elaborar un plan de negociaciones con la administración, para que a través de la negociación colectiva podamos lograr esos objetivos, respetando el marco constitucional, pero también haciendo valer los acuerdos que habíamos firmado, tomando algunos aspectos que están dentro del presupuesto vigente, como el artículo 20 de la modificación presupuestal del año 2012, donde se establece que el Intendente tiene la potestad para otorgar compensaciones a los funcionarios municipales por un monto no mayor al 50% del salario base.
Entonces, qué es lo que nosotros planteamos; es tomar el equivalente a los aumentos de salario más la regularización de la escala -que es la diferencia entre las 20 y las 40 horas-, traducirlos a partidas fijas y en forma de compensaciones que les lleguen a los funcionarios municipales. También, obviamente, instalar un ámbito de negociación colectiva con la administración.
En otro punto del orden del día, teníamos el reclamo por la retroactividad de la adecuación funcional; una adecuación que tendría que haber comenzado a regir a partir del 1º de septiembre del corriente año y por cuestiones de tiempo –extendiéndose más de los previsto-, comenzó a regir a partir del 1º de octubre; pero, en el convenio colectivo estaba establecido a partir del primero de septiembre; entonces, cuando se pagó a los trabajadores lo correspondiente a la adecuación funcional, se pagó lo correspondiente al mes de octubre, quedando para atrás el mes de septiembre.
Por eso, también fue materia de discusión en la Asamblea, el cómo o de qué manera entendíamos nosotros que la administración podía regularizar esa situación. Junto con ello, las partidas de tres mil pesos que el sindicato había acordado anteriormente con la administración; una de ellas se pagó en el mes de agosto, y la otra estaba prevista para pagarse ahora, en el mes de noviembre, lo que la administración en una primera instancia, no le había pagado a las designaciones directas, que son alrededor de unos 150 compañeros; a lo cual el sindicato, automáticamente que no se les pagó a esos compañeros, hizo el reclamo correspondiente, entendiendo de que sí les corresponde y que de no pagarse, eso constituye una violación al convenio que teníamos firmado.
Ante esto, la administración, en el correr de esta semana transmitió su voluntad de pago o de regularización de la situación; al igual que la voluntad de pago del mes atrasado de la adecuación funcional.
¿Qué resolución se adoptó en la Asamblea?
Todo esto fue colocado a consideración de la Asamblea, a lo que se resolvió lo siguiente: primero que nada, instalar un ámbito de negociación a nivel del Ministerio de Trabajo, en donde haya participación del sindicato de ADEOMS, del Gobierno Departamental, del Ministerio del Trabajo, entendiéndose también necesario de que haya algún representante – de ser posible-, del Tribunal de Cuentas; por cuestión de que los acuerdos que se puedan llegar a definir a futuro, que no violen el marco constitucional y que no genere un incumplimiento de la normativa vigente, sino que, se respete el alcance de la ley de negociación colectiva, pero obviamente dentro de lo legal.
Y, obviamente, que ese ámbito de negociación tenga un resultado antes de finalizado el mes de diciembre. Cuestión que, a los trabajadores, les quede claro, cuáles son las partidas salariales que van a recibir a lo largo del año 2018. Esto fue lo que se aprobó por la Asamblea; se le puso un plazo a la administración, que claramente es a fines de diciembre, para concretar el acuerdo colectivo y para que quede claro cuáles son las partidas que se tendría que estar recibiendo en el año 2018. Siempre respetando, los márgenes del acurdo anterior, que era un 1.5 de aumento salarial por encima de ITP a partir del 1º de enero, y la regularización de la escala.
En ese marco, llevar adelante las negociaciones para que eso llegue en forma de partida fija y no de aumento del salario real por encima del IPC.
Después, la propuesta de la administración de pagar en cuatro veces a partir del 1º de enero del 2018 el atraso de ese mes de adecuación funcional y la partida de tres mil pesos a los compañeros que entraron por designación directa, fue aprobado por la Asamblea y será transmitido al Gobierno Departamental.