La Asociación Cristiana de Jóvenes recibió ayer los implementos necesarios para climatizar su piscina

La Asociación Cristiana de Jóvenes recibió ayer los implementos necesarios para climatizar su piscina

«Uno de los días históricos para la institución»

Un ambiente donde reinaba la emoción y la felicidad era el que se vivía en la Asociación Cristiana de Jóvenes en la mañana de ayer, cuando llegaron las tan anheladas calderas para climatizar su piscina y así, se empezaba a concretar una realidad largamente soñada. EL PUEBLO estuvo presente en medio del gran despliegue de técnicos y funcionarios de la construcción (entre los que estaba el arquitecto Juan Pablo Baldassini, encargado de la obra), y dialogó con Carlos Calixto (Mtro. Director Ejecutivo), Nilo La Greca (Pte. del Directorio) y Juan Carlos Barrachina (Secretario Gral.).

Una solución para invierno ante la creciente demanda de clases de natación
«Hoy, 11 de febrero, es uno de los días históricos para la institución, porque ya están ahí en la vereda las dos calderas del sistema que eligió la comisión de obras para calentar el agua de la piscina cerrada que la ACJ dividió en 2015, con un convenio firmado a fines de 2013, se trabajó en 2014 y el objetivo era llegar a tener una piscina climatizada, porque se entendía que acá en Salto, que hay una sola institución que ofrece piscina todo el año, era una buena oportunidad de ampliar la oferta de servicios, y además hacerlo con una de las propuestas que no existe en Salto. Si bien tenemos mucha competencia en otras actividades y más allá que la competencia es sana y buena, en este caso estamos pegando no primero ACJ 2pero sí segundo, y atendiendo un público creciente, porque en el verano tenemos un número de gente muy importante, que viene creciendo en los últimos cinco años en cuanto a las clases de natación, tanto en niños como adultos, algo que nos llama poderosamente la atención», comentó Calixto. Quienes asisten a estas clases conforman «un número que crece vertiginosamente, lo que habla de una demanda y una necesidad», explicaron los directivos, «pero el problema es que en los meses de invierno mucha gente se iba, por no contar con agua climatizada, el número bajaba considerablemente». Entonces, «esto es una oferta saludable en el sentido que la natación es entre los deportes el más completo, el más sano, el que no tiene contraindicaciones; la única contraindicación era justamente el agua fría, que es de pozo. Incluso nosotros mismos le decíamos a la gente que no ingresara si tenía problemas respiratorios o eran menores de tres años. En cambio una piscina climatizada habilita a la embarazada, al adulto, al anciano, al reumático, a todos, si está adecuadamente mantenida», dijeron.
Más de 150.000 dólares invertidos
En esta obra de acondicionamiento de la piscina, en sucesivas etapas, se llevan invertidos más de 150.000 dólares. A propósito explicaron que «el gran socio nuestro es el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, pero obviamente, como se sabe, el Ministerio aporta no más del 50%, nos ha correspondido a nosotros completar el resto, se hizo con muchísimo esfuerzo local de la propia directiva de la institución, claro que cuando hablamos de institución, hablamos también en el marco internacional, hemos tenido colaboración en dos oportunidades de la división internacional de la ACJ de los Estados Unidos, dos partidas de 10.000 dólares en dos etapas anteriores (división de la piscina y cerramiento de una de ellas), y quizás ahora que se pueda mostrar esto (la climatización), consigamos una tercera partida. Además conseguimos una colaboración de la Alianza Latinoamericana de la ACJ de 5.000 dólares, y estamos esperanzados que otras ACJ de la región colaboren viendo que estamos trabajando en serio con la región y el desarrollo institucional». Consultados acerca de si han contado con apoyo de empresas locales, respondieron que «eso no ha sido factible hasta ahora, se ha planteado y hubo promesas pero no fue factible».
Plan de obras de tres meses
Vale agregar que el plan de obras prevé la finalización en tres meses, después de instaladas las calderas y el tanque de climatización en su lugar definitivo, falta la instalación del sistema de filtrado de las dos piscinas, con un sistema especial para la climatizada, además de construcción de vestuarios y duchas a nuevo. Finalmente, concluyeron los entrevistados que esta nueva etapa significa para esta institución fundada el 30 de abril de 1964, «un giro de 180 grados en lo que hace a la vida institucional, un enorme salto de calidad».