La creciente durará varios días y el mayor caudal todavía no llegó

La creciente durará varios días y el mayor caudal todavía no llegó

VIENE MÁS AGUA.

Según afirmó ayer a EL PUEBLO el presidente de la Delegación del Uruguay ante la CTM, Gabriel Rodríguez, los niveles del río Uruguay podrían llegar hoy a los 14,30 metros de altura, lo que también indica que se superará las mil personas fuera de sus hogares, varias calles cortadas y problemas de todo tipo. A su vez, el jerarca informó que la actual creciente que afecta a nuestra ciudad será prolongada en el tiempo y que los niveles más importantes de agua aún no llegaron, por lo que advirtió a la población a que esté atenta a lo que informen las autoridades sobre este asunto.
A su vez, ya se activó un mecanismo de donaciones tanto de organizaciones sociales como de distintos partidos políticos, además de que las donaciones de mantas y ropa pueden hacerse llegar al Comité de Emergencias que funciona junto al Destacamento de Bomberos.

Dijo ayer el presidente de Salto Grande, Gabriel Rodríguez a EL PUEBLO
“Salto atraviesa por una creciente prolongada en el tiempo y en la que aún no pasó la mayor cantidad de agua prevista”

La situación es compleja. Llueve más de lo previsto, sobre todo aguas arriba de la represa y los suelos ya no absorben tanta agua. Esto hace que los técnicos de Salto Grande deban reveer y modificar los valores previstos para la altura del río Uruguay y del Lago de Salto Grande constantemente y en la medida que la situación continúe así, la capacidad de maniobra reguladora de la represa comienza a limitarse.
Ayer, hubo que modificar los valores al alza y la altura prevista para la jornada que era de 13,30 metros, nivel que se alcanzó anoche según confirmaron fuentes de Prefectura local a EL PUEBLO y que debió nuevamente sufrir ajustes, lo que hace que la población deba permanecer alerta a los comunicados emitidos por las autoridades.
“Todavía no tenemos el dato definitivo porque la gente está trabajando en todo lo que pasó de noche (por la intensa lluvia caída en la noche del martes y madrugada del miércoles aguas arriba de la represa, en territorio brasileño) y se está recalculando todo”, comentó a EL PUEBLO, el presidente de la Delegación Uruguaya de Salto Grande, Ing. Gabriel Rodríguez, mientras venía en viaje hacia la represa en la mañana de ayer para monitorear de primera mano lo que está pasando en Salto.
COMPLEJA
“La situación es compleja y Salto Grande ha venido tratando de asegurar los niveles de cotas aguas abajo (la zona del Puerto) pero dado el alto escurrimiento de los suelos y la cantidad de lluvia caída, eso complica. Además, en estos últimos días ha llovido más que lo que indicaban los pronósticos los días anteriores. Al pasar raya al finalizar cada jornada nos encontramos a la mañana siguiente con más agua en el río de la prevista y eso nos hace reprogramar nuevamente todos los cálculos. Estamos en una situación de inestabilidad con mucha agua y la alerta es que la situación puede cambiar día a día”, agregó Rodríguez a este diario.
Esto hizo que la alerta que se había dado de llegar a los 13,30 metros para la jornada de ayer debió ser modificada al alza debido a esa situación de inestabilidad y la gran cantidad de agua que trae el río desde el Brasil. Si bien anoche, frente a el Puerto de Salto se llegó a estos valores, los mismos ya no son los anunciados, sino que la variante sumó un metro más de agua y se situó en los 14,30 para hoy jueves y con tendencia a subir.
Por este motivo, el delegado de Salto Grande solicitó a la población que “esté atenta” a lo que informa el CECOED (Centro Coordinador de Emergencia Departamental), que es en definitiva el organismo al cual se le vuelca toda la información y se encarga de la atención de los damnificados por la creciente.
MODIFICACIONES AL ALZA
“Estamos en una crecida que todavía no es de las más grandes, pero es una crecida importante y que se mantiene por muchos días, lo que resta capacidad de maniobra al lago y determina que haya que ir ajustando los valores hora a hora e incluso durante el día se modifican algunas acciones pero tratando de respetar las consignas que se dan”, manifestó.
“Siempre se avisa al Comité de Emergencia Departamental un nivel un poco superior al que estimamos llegar para mantener una mayor seguridad debido a esa inestabilidad de la que hablaba. En los hechos hemos venido teniendo que correr hacia arriba la consigna prevista”, dijo Rodríguez.
Cada mañana, Salto Grande realiza la primera evaluación de la jornada sobre la situación del río, con la lluvia caída en toda la cuenca y los pronósticos, informó el delegado. Tras conocer los resultados, se emiten los comunicados sobre la altura prevista para el río Uruguay y el lago de Salto Grande.
“Lo que ha venido sucediendo es que en el correr del día hay más lluvia en distintos puntos de la cuenca, lo que hace que esos valores deban subir. No es que se calcule mal sino que la lluvia que termina cayendo es mayor a la prevista y eso es lo que ha venido sucediendo”, comentó el titular de la CTM.
Entre la noche del martes y la madrugada de ayer miércoles, volvió a suceder lo mismo que en los días anteriores, lo que obligó a los técnicos de la represa de Salto Grande a corregir y modificar los valores nuevamente.
ESTAR ALERTAS PERO NO GENERAR ALARMA
Más allá de esta situación de inestabilidad, Rodríguez fue cauto a la hora de aventurar una creciente de grandes magnitudes. “Una cosa es estar alerta y decir que estamos en una situación compleja y otra es generar alarma que es algo que no podemos hacer”. Salto Grande juega un rol que casi todos conocemos, pero que tiene un cierto margen, cuando empieza a venir mucha agua esa capacidad de regulación de la crecida se reduce y pasa a ser muy limitada.
“Nuestro rol es trabajar en conjunto con CECOED, comunicando constantemente los niveles que tenemos previstos a que puede llegar el río e informar si en la situación está todo controlado o es una situación de alerta y la situación pude cambiar” y por eso hay que estar atentos a la información porque se pueden modificar los valores.
“Estamos en una crecida que no es de las más pequeñas pero tampoco es de las más grandes, todavía no pasó la mayor cantidad de agua que puede venir y los pronósticos van variando día a día pero todo se canaliza a través de los comités de emergencia”, que son los encargados de avisar a los posibles afectados por el agua por el desplazamiento que esto implica.
Actualmente la represa está largando más de 20.000 m3 de agua y en la medida que sea mayor el caudal erogado será por tanto mayor el nivel aguas abajo que alcance el río y mayor el número de desplazados.

La Intendencia dio a conocer ayer varios cortes de calles por la creciente y el tránsito en la ciudad se congestiona

Salto está asistiendo nuevamente a una de las situaciones más críticas por la crecida del río Uruguay hay una serie de calles que se encuentran cortadas por la nueva crecida del nivel del principal caudal hídrico que baña nuestras costas.
En tal sentido la normal circulación de la ciudad se verá interrumpida, ya que la Intendencia de Salto, con el fin de ordenar el tránsito vehicular en diversas zonas de la ciudad de Salto, emitió un comunicado.
La actualización a través de la información suministrada por la Dirección de Tránsito establece los siguientes lugares: Acuña de Figueroa y Sarandí, Acuña de Figueroa y Colón, Acuña de Figueroa y Cervantes, Costanera Sur, Puente La Paraguaya, Paraguay y Atahualpa, Apolón y Costanera Norte, Garibaldi y Costanera Norte, Brasil y Chiazzaro, 19 de Abril y Julio Delgado, Artigas y Costanera Sur y Barbieri y República Italiana.
LA CIUDAD SE MUEVE
Ante el anuncio de Salto Grande acerca de que el nivel del río aumentaría su caudal en las próximas horas, la movilización en la zona donde está destacado el Comité de Emergencia, en Rivera y Florencio Sánchez comenzó a incrementarse y podían verse una serie de camiones desplazándose a toda hora.
Asimismo, mucha gente estaba saliendo de sus casas en la zona portuaria, por calle República Argentina, calle Albisu y calle Julio Delgado, donde el agua empieza a amenazar a los vecinos de la zona que tantas crecidas han soportado. En ese aspecto, hoy será viable ver el movimiento de camiones retirando muebles y personas en los lugares mencionados.
Por otro lado, la ciudad se achica y con los cortes de calles, las vías de tránsito serán pocas y más transitadas, algo que incrementará la tarea de los inspectores que deberán concentrar su tarea en ordenar el tránsito en las zonas más álgidas para evitar accidentes.