La Escuela Hiram abrió las puertas a todo público de su reinaugurada Biblioteca denominada “Dr. Pablo J. Muñoa”

La Escuela Hiram abrió las puertas a todo público de su reinaugurada Biblioteca denominada “Dr. Pablo J. Muñoa”

Cuenta con una colección de 3.000 volúmenes de las más diversas temáticas

EL PUEBLO dialogó con Roberto Sierig, responsable de la Biblioteca Dr. Pablo J. Muñoa, de la Escuela Filantrópica Hiram, quien manifestó la satisfacción por la reinauguración de la misma, la que cuenta con 3.000 libros de diferentes temáticas, los que podrán ser retirados en calidad de préstamo, así como también se refirió a la formación de un Museo, que alberga reliquias antiguas, como el diccionario Español – Francés del Dr. Apolón de Mirbeck, o los apuntes del maestro Anastasio Albisu, entre otros insignes integrantes de la Logia Masónica a la que responde dicha escuela.
-¿Por qué la Biblioteca de la Escuela Hiram lleva el nombre del Dr. Pablo. J. Muñoa?
El Dr. Pablo Muñoa fue realmente una personalidad con todas las letras, aquí en Salto, allá por las décadas del 30 y del 40 del siglo pasado. Tuvo una importante actividad social, filantrópica y profesional; y esta Escuela Hiram, la que ya cumplió sus 160 años, en algún momento decidió, en base a los méritos del Dr. Muñoa, una vez que este falleció, colocarle su nombre a la biblioteca de la institución.
Con la reinauguración de la misma, nos pareció que correspondía y era de orden mantener ese nombre, como forma de reconocimiento; que si bien es alguien que con el paso del tiempo, de las décadas, ha quedado un poco olvidado en la sociedad, fue un hombre que realmente tuvo una participación filantrópica, como lo dijimos, social y profesional, sumamente destacada.
En mi caso particular, me obligó a averiguar, indagar quién era el Dr. Muñoa; y si uno se sorprende al encontrar cualquier información sobre él. Por eso, es que tenemos el honor de llamar a la biblioteca con su nombre.
-Podemos observar que se cuenta con una importante colección de diversas temáticas…
A partir de la reinauguración y de una depuración del material que había, al que se le ha sumado, además, dos importantes colecciones que nos fueron legadas por un abogado y diplomático y por un intelectual de la ciudad de Montevideo, ambos; llegamos a tener unos 3.000 ejemplares, que conforman una biblioteca muy rica, fundamentalmente en el área de las ciencias sociales, la economía, la política, la historia, la antropología, en fin.
La idea es que se use la biblioteca y sus libros, porque los libros solamente sirven si se abren y se leen; entonces el deseo es popularizarla, para que la gente se acerque y pueda leer en sala, o inclusive llevarlos en préstamos a domicilio.
-¿Cuáles son los días y el horario en que la biblioteca está abierta al público?
Los interesados pueden venir los días martes y jueves, en el horario de 13:30 a 17:30; se les hará llenar un formulario con sus datos personales, siendo el único requisito para que pueda llevarse el libro, con un período de préstamos de unos 15 días, luego de los cuales se lo deberá devolver.
-¿También se ha inaugurado no hace mucho tiempo atrás un museo que conserva reliquias como el diccionario del Dr. Apolón de Mirbeck?
Es verdad. Tenemos un museo que hoy por hoy no es muy grande en extensión, pero sí valiosísimo por los materiales que incluye. Contamos con el diccionario de Español – Francés que utilizaba, como bien lo dijo, el primer médico de Salto el Dr. Apolón de Mirbeck; fotografías; documentos; libros de actas de la Escuela; libros de ejercicios del maestro Anastasio Albisu, de una caligrafía y prolijidad asombrosas. Tenemos también, el reglamento de la Escuela del año 1868; un cofre de plomo que se enterró en octubre de 1883, cuando se colocó la piedra fundamental antes de la construcción del Hospital de Salto, el que contenía en su interior una medalla de la Escuela Hiram; un cucharón simbólico, también enterrado dentro del cofre, que perteneció al Cnel. Teófilo Córdoba, Jefe Político de Salto en aquél entonces, y que se utilizó en la colocación en la piedra fundamental. En fin.
Poseemos también otros objetos antiguos como los viejos bancos de escuela varelianos, y los que se usaban anteriormente a la reforma vareliana, en la vieja escuela lancasteriana; unas mesas largas, donde se sentaban todos los niños, y los más adelantados en sus aprendizajes, les enseñaban a los más chicos, un viejo método de enseñanza anterior a la escuela de Varela.
Tras 160 años de historia, con una fuerte presencia en el ámbito cultural, la Escuela Hiram vuelve a apostar al mismo, ¿por qué la biblioteca y no otro aspecto de la cultura?
Si hablamos de cultura, de información, de pensamiento, y de razonamiento, sin duda la biblioteca es un jalón importantísimo. La Escuela Hiram está posicionándose cada vez más, desde hace ya algunos años, como un centro cultural, en un Ateneo; nosotros hemos realizado muchas veces en el año, conferencias trascendentes, de personas de todos los ámbitos del pensamiento y de todas las filosofías e ideologías; también exposiciones, lanzamientos de libros, y la biblioteca, como le dije, es un jalón importante más.
El año pasado, la Escuela renovó algo que no se hacía desde hace muchísimos años, como era el editar libros; reeditando un libro que se encontraba agotado, y que realmente es muy importante, pues trata sobre la vida de Horacio Quiroga. El mismo fue escrito por dos amigos personales de Horacio Quiroga, en la década del 30, considerándose que se justificaba una reedición, la cual estuvo bajo la dirección del Prof. Leonardo Garet, y que fue hecha con mucha calidad.
Dicho libro ha tenido una fantástica recepción por parte de la gente, tanto en Salto, como en Montevideo.
-Esa presencia en la vida educativa, ¿podríamos decir, inclusive, que se remonta a tiempos anteriores a la existencia de la reforma vareliana y los liceos departamentales?
Sin dudas; es anterior a la reforma vareliana. El año pasado cumplimos 160 años de actividad ininterrumpida; esto fue escuela de primeras letras para los niños generalmente de bajos recursos, en épocas en que la escuela pública no existía, y la enseñanza gratuita tampoco, siendo la única oportunidad de poder aprender era concurrir a un lugar como este.
Aquí, recibieron instrucción personalidades que tuvieron importancia a nivel nacional, como el caso de Horacio Quiroga, quien hizo toda su primaria acá; el Presidente de la República Feliciano Viera; Antonio Grompone, entre otras tantas personalidades del Departamento de Salto. Así que sí; 160 años de antigüedad, la transforma, seguramente, después de la Universidad de la República, en la institución de enseñanza más antigua del país. Por lo tanto, para nosotros es un orgullo mantenerla viva y llena de proyectos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...