La falta de capacidad locativa en la sede de Regional Norte compromete el crecimiento de la institución, dijo el director

“Las necesidades edilicias que tenemos comprometen el crecimiento de la Regional Norte”, expresó el director de la casa de estudios, el ingeniero agrónomo Pancracio Cánepa, mirando a los dos candidatos a rector de la Universidad de la República, Roberto Markarián y Álvaro Rico, cuando el pasado lunes 21, los dos candidatos estuvieron en la sede de la Regional Norte con la finalidad de dar a conocer sus propuestas para gobernar la casa de estudios.
La actividad se desarrolló en el marco de una nueva elección de Rector que se llevará a cabo en las próximas semanas, cuando sea citada la Asamblea General del Claustro, con la finalidad de votar por uno u otro de los candidatos.
Los rectorables fueron recibidos por el director interino del Cenur, el escribano Arturo Yglesias (profesor Grado 5 de la Facultad de Derecho) ya que el titular, José Vieitez, se encuentra de viaje por Europa. Asimismo, estuvieron participando de la ocasión los directores de la Regional Norte, Pancracio Cánepa y el director de la casa universitaria de Paysandú, Carlos Planel. Asimismo, desde la sala virtual de Tacuarembó, los locales seguían la transmisión e intervenían a su turno.
El aula magna de la sede universitaria contaba con una nutrida participación de público, entre los que se contaban muchos docentes, egresados y varios estudiantes. Además de los funcionarios que también fueron invitados a participar de la ocasión.
El evento comenzó con una introducción de Yglesias, quien destacó la instancia y valoró el hecho de que los dos candidatos a rectores se hayan trasladado a Salto para dar a conocer sus ideas de cómo potenciar y desarrollar a la Regional Norte.
Luego, a su turno, el primero en hablar fue el director de la Regional Norte, Pancracio Cánepa, quien reseñó la oferta de la casa de estudios y habló del potencial crecimiento que puede llegar a tener la sede si se cumple con los postulados de darle los recursos pertinentes para hacerlo.
NO HAY LUGAR
Pero uno de los problemas más importantes que tiene la Universidad estatal con asiento en nuestra ciudad y que se vuelve un tema recurrente cada vez que se plantea cuáles son las necesidades que posee el lugar, es el de la capacidad locativa.
Aunque esta vez, el director de la Regional Norte fue dramático en sus apreciaciones. “Las necesidades edilicias que tenemos comprometen el crecimiento de la Regional Norte”, señaló el jerarca.
Aduciendo que si bien los números cantan una matrícula de unos 4.900 estudiantes, la capacidad locativa del edificio que fue inaugurado en su totalidad en el año 2002 con la finalidad de albergar a unos 2500 estudiantes, quedó chico, debido al crecimiento de carreras y a la multiplicidad de la oferta académica. Esto dio lugar a una expansión de la matrícula universitaria en Salto que sobrepasó lo proyectado 15 años atrás cuando el entonces rectorado de Rafael Guarga, estimó que aquel edificio sería suficiente.
“No hay más espacios, no se puede albergar más estudiantes, estamos comprometiendo nuestro desarrollo a futuro”, expresó el ingeniero Cánepa. Si bien la Universidad tiene proyectado la construcción de una nueva ala del actual edificio con más salones de clases, la misma comenzaría a partir del 2015 con las licitaciones pertinentes y se estima que las obras no estarían finalizadas antes del 2018. Lo que es considerado tarde por las autoridades locales que estiman que la situación debe resolverse cuanto antes.
Actualmente, la Regional Norte ha contado con el apoyo de la Intendencia de Salto, así como de instituciones del medio, a quienes ha tenido que recurrir para contar con salones donde puedan dictar clases de las distintas carreras. Tanto la Biblioteca Municipal, como la Casa Diocesana o la Sociedad Italiana, han venido prestando sus salones para que los universitarios puedan tener clases, ante el lleno total de la capacidad locativa.
Si bien no se vislumbra una solución a corto plazo, al menos el director de la sede universitaria local dejó planteado el asunto, ante los candidatos a rectores por la casa de estudios.
LA MITAD SON SALTEÑOS
Entre los datos interesantes que brindó Cánepa sobre la población estudiantil de la Regional Norte, dijo que el 47 por ciento de los matriculados son de Salto, lo que convierte a este departamento en el que más alumnos aporta a la Universidad de la República en la región.
Al tiempo que el 25 por ciento del total de los estudiantes de la universidad local provienen de hogares donde sus padres solamente han terminado Educación Primaria y otro 25 por ciento, provienen de hogares donde sus padres solamente terminaron Educación Secundaria. El 25,5 por ciento provienen de hogares de capitales departamentales que están al norte del Río Negro. Al tiempo que solamente el 2,4 por ciento lo hacen desde capitales departamentales que están al sur del Río Negro.
Asimismo, el ingeniero Cánepa, dijo que el 21 por ciento de los estudiantes del centro universitario que él dirige, provienen de localidades del interior que no son capitales departamentales, que se denominan villas o pueblos. Y que en esos casos el mejor de los escenarios es que puedan acceder a la Regional Norte y en el peor de los casos, que no accedan nunca a la Universidad.
Aunque el director de la Regional Norte los miró tanto a Markarián como a Rico, y les dijo que hablar de Uruguay profundo, como hablan desde la capital es un eufemismo, porque en todo caso la realidad que hay que referirse al interior como “Uruguay postergado” y llamó a que la Universidad ayude a cambiar esta realidad.
Luego hablaron los catedráticos Markarián y Rico, expusieron lo suyo con la intención de contar con apoyo interno para lograr su objetivo, el de suceder a Rodrigo Arocena, quien se alejará del cargo el próximo mes de agosto.

“Las necesidades edilicias que tenemos comprometen el crecimiento de la Regional Norte”, expresó el director de la casa de estudios, el ingeniero agrónomo Pancracio Cánepa, mirando a los dos candidatos a rector de la Universidad de la República, Roberto Markarián y Álvaro Rico, cuando el pasado lunes 21, los dos candidatos estuvieron en la sede de la Regional Norte con la finalidad de dar a conocer sus propuestas para gobernar la casa de estudios.

La actividad se desarrolló en el marco de una nueva elección de Rector que se llevará a cabo en las próximas semanas, cuando sea citada la Asamblea General del Claustro, con la finalidad de votar por uno u otro de los candidatos.

Los rectorables fueron recibidos por el director interino del Cenur, el escribano Arturo Yglesias (profesor Grado 5 de la Facultad de Derecho) ya que el titular, José Vieitez, se encuentra de viaje por Europa. Asimismo, estuvieron participando de la ocasión los directores de la Regional Norte, Pancracio Cánepa y el director de la casa universitaria de Paysandú, Carlos Planel. Asimismo, desde la sala virtual de Tacuarembó, los locales seguían la transmisión e intervenían a su turno.

El aula magna de la sede universitaria contaba con una nutrida participación de público, entre los que se contaban muchos docentes, egresados y varios estudiantes. Además de los funcionarios que también fueron invitados a participar de la ocasión.

El evento comenzó con una introducción de Yglesias, quien destacó la instancia y valoró el hecho de que los dos candidatos a rectores se hayan trasladado a Salto para dar a conocer sus ideas de cómo potenciar y desarrollar a la Regional Norte.

Luego, a su turno, el primero en hablar fue el director de la Regional Norte, Pancracio Cánepa, quien reseñó la oferta de la casa de estudios y habló del potencial crecimiento que puede llegar a tener la sede si se cumple con los postulados de darle los recursos pertinentes para hacerlo.

NO HAY LUGAR

Pero uno de los problemas más importantes que tiene la Universidad estatal con asiento en nuestra ciudad y que se vuelve un tema recurrente cada vez que se plantea cuáles son las necesidades que posee el lugar, es el de la capacidad locativa.

Aunque esta vez, el director de la Regional Norte fue dramático en sus apreciaciones. “Las necesidades edilicias que tenemos comprometen el crecimiento de la Regional Norte”, señaló el jerarca.

Aduciendo que si bien los números cantan una matrícula de unos 4.900 estudiantes, la capacidad locativa del edificio que fue inaugurado en su totalidad en el año 2002 con la finalidad de albergar a unos 2500 estudiantes, quedó chico, debido al crecimiento de carreras y a la multiplicidad de la oferta académica. Esto dio lugar a una expansión de la matrícula universitaria en Salto que sobrepasó lo proyectado 15 años atrás cuando el entonces rectorado de Rafael Guarga, estimó que aquel edificio sería suficiente.

“No hay más espacios, no se puede albergar más estudiantes, estamos comprometiendo nuestro desarrollo a futuro”, expresó el ingeniero Cánepa. Si bien la Universidad tiene proyectado la construcción de una nueva ala del actual edificio con más salones de clases, la misma comenzaría a partir del 2015 con las licitaciones pertinentes y se estima que las obras no estarían finalizadas antes del 2018. Lo que es considerado tarde por las autoridades locales que estiman que la situación debe resolverse cuanto antes.

Actualmente, la Regional Norte ha contado con el apoyo de la Intendencia de Salto, así como de instituciones del medio, a quienes ha tenido que recurrir para contar con salones donde puedan dictar clases de las distintas carreras. Tanto la Biblioteca Municipal, como la Casa Diocesana o la Sociedad Italiana, han venido prestando sus salones para que los universitarios puedan tener clases, ante el lleno total de la capacidad locativa.

Si bien no se vislumbra una solución a corto plazo, al menos el director de la sede universitaria local dejó planteado el asunto, ante los candidatos a rectores por la casa de estudios.

LA MITAD SON SALTEÑOS

Entre los datos interesantes que brindó Cánepa sobre la población estudiantil de la Regional Norte, dijo que el 47 por ciento de los matriculados son de Salto, lo que convierte a este departamento en el que más alumnos aporta a la Universidad de la República en la región.

Al tiempo que el 25 por ciento del total de los estudiantes de la universidad local provienen de hogares donde sus padres solamente han terminado Educación Primaria y otro 25 por ciento, provienen de hogares donde sus padres solamente terminaron Educación Secundaria. El 25,5 por ciento provienen de hogares de capitales departamentales que están al norte del Río Negro. Al tiempo que solamente el 2,4 por ciento lo hacen desde capitales departamentales que están al sur del Río Negro.

Asimismo, el ingeniero Cánepa, dijo que el 21 por ciento de los estudiantes del centro universitario que él dirige, provienen de localidades del interior que no son capitales departamentales, que se denominan villas o pueblos. Y que en esos casos el mejor de los escenarios es que puedan acceder a la Regional Norte y en el peor de los casos, que no accedan nunca a la Universidad.

Aunque el director de la Regional Norte los miró tanto a Markarián como a Rico, y les dijo que hablar de Uruguay profundo, como hablan desde la capital es un eufemismo, porque en todo caso la realidad que hay que referirse al interior como “Uruguay postergado” y llamó a que la Universidad ayude a cambiar esta realidad.

Luego hablaron los catedráticos Markarián y Rico, expusieron lo suyo con la intención de contar con apoyo interno para lograr su objetivo, el de suceder a Rodrigo Arocena, quien se alejará del cargo el próximo mes de agosto.







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...