La Intendencia de Salto entrega tres canastas de materiales mensuales a familias de contexto vulnerable

La Intendencia de Salto entrega tres canastas de materiales mensuales a familias de contexto vulnerable

A través del departamento de Desarrollo Social.

El departamento de Desarrollo Social de la Intendencia de Salto viene entregando canastas de material a familias de contexto vulnerable y a quienes, por diferentes motivos, han sufrido pérdidas materiales importantes.
La directora de ese departamento, María Soria, dijo que “la entrega de las canastas se había suspendido por motivos económicos, pero a partir de diciembre de 2016 se retomó”. Soria destacó que se da prioridad a “familias que han tenido pérdidas grandes, por ejemplo a causa de incendios, enchorradas o temporales de viento, y familias con alta vulnerabilidad social” y agregó que “se trabaja coordinadamente con otras instituciones como el MIDES”.
Significó que “existe un convenio con los ladrilleros que entregan una determinada cantidad de ladrillos que son destinados a las tres canastas mensuales, más para alguna ayuda puntual que se puede dar en caso de emergencias para aquellas familias de contexto vulnerable”.
En cuanto al procedimiento de entrega, Soria explicó que se está trabajando “con un criterio técnico, no político, y en base a ese criterio es que se entregan tres canastas al mes”. Destacó la jerarca que se trata de familias que “han estado en distintos programas sociales y que no pueden acceder a un plan de viviendas por sí solos, por lo que colaboramos a través de esta modalidad de ayuda para que las familias puedan tener un techo de construcción firme y tradicional, que no tenga inconvenientes con el tiempo”. Además de las canastas, se realizan otras ayudas puntuales que pueden ser chapas, ladrillos u otros materiales, según lo requiera la situación.
Luego de la solicitud que se hace al departamento de Desarrollo Social, “se hacen dos visitas: primero de las asistentes sociales y luego va un constructor para hacer la evaluación”, agregó que “en caso de que una persona esté ocupando un predio de algún familiar, deberá tener un permiso realizado por un escribano que autorice a realizar la construcción en el espacio físico que solicita. Luego se hace una evaluación técnica y pasa a la dirección de Desarrollo Social, donde entre todos, se evalúa si corresponde entregar de manera urgente el mismo mes la canasta o si puede esperar un mes o más, según cada caso. También se puede dar una orientación y hacer un primer contacto para que soliciten ayuda en otro organismo como Mides, BPS o DINAVI”.