La Intendencia sigue devolviendo motos incautadas con condiciones

Aún está vigente el plazo para los interesados en acogerse al sistema de cancelación de adeudos y entrega de ciclomotores y motos, que fueron incautadas por la Intendencia hasta el 31 de diciembre de 2011.
El decreto 6633/2012, otorga al usuario importantes beneficios en la caducidad de las deudas que el vehículo mantenga con la comuna. A tales efectos se aplica un único valor según las cilindradas del vehículo ($ 500 o $ 1.000).
El estudio de cada caso es personalizado a cargo de funcionarias de la cooperativa Vanguardia. Atienden en calle Artigas Nº 363, de 9 a 17.30 horas. Para ampliar la información dirigirse a la citada oficina, o comunicarse por la vía telefónica al 47329898, interno.123.
El interesado debe presentar Cédula de Identidad, libreta de propiedad, o denuncia de extravío de la documentación. La cancelación de adeudos deberá hacerse en la caja de la sección Ingresos Varios, de la Intendencia. Si no es propietario, el concurrente deberá presentar compromiso de compra-venta y carta poder con certificación de escribano. O portar compromiso de compraventa sin certificar como promitente comprador, junto al promitente vendedor. Ambos con documentos de identidad, para ratificación de sus firmas.
Una condición ineludible será asistir a charlas técnicas sobre Seguridad Vial, impartidas gratuitamente por la Intendencia. Están dirigidas a quienes figuren con sanciones en el registro de la División Control del Departamento de Tránsito, por infracciones a las normas vigentes.
Para volver a circular, el vehículo deberá constar de 2 espejos (izquierdo y derecho), chapa matrícula correcta (si no la tuviere, realizar el trámite correspondiente), caño de escape original, señaleros y luces reglamentarias.
Cada moto o ciclomotor se entregará en el estado que presenta al momento del retiro, con constancia escrita, y firmada por el titular del vehículo. El sistema de devolución brinda trato equitativo a los contribuyentes y aplica mecanismos que aseguran el cumplimiento de las ordenanzas que rigen actualmente.

Aún está vigente el plazo para los interesados en acogerse al sistema de cancelación de adeudos y entrega de ciclomotores y motos, que fueron incautadas por la Intendencia hasta el 31 de diciembre de 2011.

El decreto 6633/2012, otorga al usuario importantes beneficios en la caducidad de las deudas que el vehículo mantenga con la comuna. A tales efectos se aplica un único valor según las cilindradas del vehículo ($ 500 o $ 1.000).

El estudio de cada caso es personalizado a cargo de funcionarias de la cooperativa Vanguardia. Atienden en calle Artigas Nº 363, de 9 a 17.30 horas. Para ampliar la información dirigirse a la citada oficina, o comunicarse por la vía telefónica al 47329898, interno.123.

El interesado debe presentar Cédula de Identidad, libreta de propiedad, o denuncia de extravío de la documentación. La cancelación de adeudos deberá hacerse en la caja de la sección Ingresos Varios, de la Intendencia. Si no es propietario, el concurrente deberá presentar compromiso de compra-venta y carta poder con certificación de escribano. O portar compromiso de compraventa sin certificar como promitente comprador, junto al promitente vendedor. Ambos con documentos de identidad, para ratificación de sus firmas.

Una condición ineludible será asistir a charlas técnicas sobre Seguridad Vial, impartidas gratuitamente por la Intendencia. Están dirigidas a quienes figuren con sanciones en el registro de la División Control del Departamento de Tránsito, por infracciones a las normas vigentes.

Para volver a circular, el vehículo deberá constar de 2 espejos (izquierdo y derecho), chapa matrícula correcta (si no la tuviere, realizar el trámite correspondiente), caño de escape original, señaleros y luces reglamentarias.

Cada moto o ciclomotor se entregará en el estado que presenta al momento del retiro, con constancia escrita, y firmada por el titular del vehículo. El sistema de devolución brinda trato equitativo a los contribuyentes y aplica mecanismos que aseguran el cumplimiento de las ordenanzas que rigen actualmente.