La llegada de un hijo: más allá de la alegría

El advenimiento de un niño no es solamente fuente de alegría en un hogar, ya que de por sí, la llegada de un nuevo integrante supone que todo sea fiesta y celebración. Pero además de eso, la alegría se transforma en responsabilidad y esa responsabilidad en compromiso. Pero ¿de qué tipo de compromiso estamos hablando? De compromiso económico, ya que los bebés, aunque no lo quieran, ni lo sepan y mucho menos entiendan, también gastan.
Por esa razón, los comercios destinados a la ropa de bebé, así como a sus accesorios y a todo lo que a estos supuestamente les hace falta, pululan por todo Salto y encontramos desde las dichosas y siempre bienvenidas pañaleras hasta boutiques enteras de indumentaria, juguetes, cochecitos, hamacas y todo lo relativo a estos pequeñines que llegan al mundo trayendo alegría y hacen rascar los bolsillos a los abuelos, tíos y principalmente los padres sin tregua.
Arranca la odisea por querer brindarle todo, pero eso siempre tiene un límite y por eso nunca es todo. Aunque quién no ha concurrido a algún local con mercadería destinada a estos infantes y empieza a elegir artículos que inicialmente no estaban en la lista. Quizás a usted le haya pasado. Por eso, en esta entrega de nuestra sección Detrás de los Números  les hacemos saber cuánto sale aproximadamente esperar la llegada de un niño, en el mundo en que vivimos.
NUNCA ES DEMASIADO
Esa sería la frase en la que piensan muchos de los padres cada vez que visitan una tienda del sector de niños recién nacidos. Qué cosas comprar y qué cosas son imprescindibles no deberían ser un dilema, aunque muchas veces son una interrogante que nos generan minutos de discernimiento, saque de cuentas y especulaciones con precios.
Para empezar, hay que comprar ropa. Y como estamos en invierno, no podemos quedarnos tranquilos si solamente compramos camisetas blancas de algodón, por las que se pueden llegar a pagar desde dos por 119 pesos, hasta 219 pesos cada una, dependiendo de la marca, del estilo y de la calidad de la tela con la que está elaborada la prenda.
Pero seguimos revolviendo y encontramos medias y escarpines ideales para la temporada, con colores vivos, cintas y todos los adornos que nos podamos imaginar y que pensamos que les quedan de lujo, cuando en realidad son solamente abrigo para los pies del pequeñito. Aquí la variedad de precios es mucho mayor y están las ofertas desde dos pares de medias por 59 pesos, hasta un par de medias en los comercios de plaza por la suma de 109 pesos.
Acompañando esto están los escarpines que, independientemente de dónde se los compra  los precios pueden llegar a valer entre 49 y 89 pesos el par para bebés recién nacidos.
Los peleles son tan importantes como la ropa misma, ya que deben separar la piel de la ropa de abrigo y causar un calor intermedio que en los últimos días, por la humedad que existía no era necesario, pero que son totalmente imprescindibles.
Podemos seguir con conjuntos de lana, hilo, polar o algodón, por lo general traen un gorrito de regalo, todos desde 219 pesos hasta 799 en precios promedio. Los hay de todos los colores pero como es lo que viste al nene hay que elegir bien, tanto para que abrigue como para que haga lucir a ese niño tan esperado.
Después podemos seguir con camperitas de lana, hilo o telas más gruesas, los que vienen preparados para proteger al bebé del frío. En las camperas ya los precios son más altos y podemos estar comprando una buena indumentaria por 299 pesos y otra de mayor exclusividad pero de buen abrigo y larga duración por 899 pesos.
Los implementos merecen un capítulo especial, ya que entre bañito por 299 pesos, la almohadilla necesaria, el cochecito y el corral, ya estamos hablando de precios promedios que oscilan entre coches por 1.490 hasta 4.250 y corrales cuyo precio gira entre 2.250 hasta 4.650.
Más allá de los gastos médicos, implementos de higiene personal, pañales y otras yerbas que son sumamente necesarios a la hora de pensar en la llegada de un nuevo niño a la familia. Así que papá y mamá principalmente, a ponerse porque mantener un  chico cuesta y bastan

El advenimiento de un niño no es solamente fuente de alegría en un hogar, ya que de por sí, la llegada de un nuevo integrante supone que todo sea fiesta y celebración. Pero además de eso, la alegría se transforma en responsabilidad y esa responsabilidad en compromiso. Pero ¿de qué tipo de compromiso estamos hablando? De compromiso económico, ya que los bebés, aunque no lo quieran, ni lo sepan y mucho menos entiendan, también gastan.

Por esa razón, los comercios destinados a la ropa de bebé, así como a sus accesorios y a todo lo que a estos supuestamente les hace falta, pululan por todo Salto y encontramos desde las dichosas y siempre bienvenidas pañaleras hasta boutiques enteras de indumentaria, juguetes, cochecitos, hamacas y todo lo relativo a estos pequeñines que llegan al mundo trayendo alegría y hacen rascar los bolsillos a los abuelos, tíos y principalmente los padres sin tregua.

Arranca la odisea por querer brindarle todo, pero eso siempre tiene un límite y por eso nunca es todo. Aunque quién no ha concurrido a algún local con mercadería destinada a estos infantes y empieza a elegir artículos que inicialmente no estaban en la lista. Quizás a usted le haya pasado. Por eso, en esta entrega de nuestra sección Detrás de los Números  les hacemos saber cuánto sale aproximadamente esperar la llegada de un niño, en el mundo en que vivimos.

NUNCA ES DEMASIADO

Esa sería la frase en la que piensan muchos de los padres cada vez que visitan una tienda del sector de niños recién nacidos. Qué cosas comprar y qué cosas son imprescindibles no deberían ser un dilema, aunque muchas veces son una interrogante que nos generan minutos de discernimiento, saque de cuentas y especulaciones con precios.

Para empezar, hay que comprar ropa. Y como estamos en invierno, no podemos quedarnos tranquilos si solamente compramos camisetas blancas de algodón, por las que se pueden llegar a pagar desde dos por 119 pesos, hasta 219 pesos cada una, dependiendo de la marca, del estilo y de la calidad de la tela con la que está elaborada la prenda.

Pero seguimos revolviendo y encontramos medias y escarpines ideales para la temporada, con colores vivos, cintas y todos los adornos que nos podamos imaginar y que pensamos que les quedan de lujo, cuando en realidad son solamente abrigo para los pies del pequeñito. Aquí la variedad de precios es mucho mayor y están las ofertas desde dos pares de medias por 59 pesos, hasta un par de medias en los comercios de plaza por la suma de 109 pesos.

Acompañando esto están los escarpines que, independientemente de dónde se los compra  los precios pueden llegar a valer entre 49 y 89 pesos el par para bebés recién nacidos.

Los peleles son tan importantes como la ropa misma, ya que deben separar la piel de la ropa de abrigo y causar un calor intermedio que en los últimos días, por la humedad que existía no era necesario, pero que son totalmente imprescindibles.

Podemos seguir con conjuntos de lana, hilo, polar o algodón, por lo general traen un gorrito de regalo, todos desde 219 pesos hasta 799 en precios promedio. Los hay de todos los colores pero como es lo que viste al nene hay que elegir bien, tanto para que abrigue como para que haga lucir a ese niño tan esperado.

Después podemos seguir con camperitas de lana, hilo o telas más gruesas, los que vienen preparados para proteger al bebé del frío. En las camperas ya los precios son más altos y podemos estar comprando una buena indumentaria por 299 pesos y otra de mayor exclusividad pero de buen abrigo y larga duración por 899 pesos.

Los implementos merecen un capítulo especial, ya que entre bañito por 299 pesos, la almohadilla necesaria, el cochecito y el corral, ya estamos hablando de precios promedios que oscilan entre coches por 1.490 hasta 4.250 y corrales cuyo precio gira entre 2.250 hasta 4.650.

Más allá de los gastos médicos, implementos de higiene personal, pañales y otras yerbas que son sumamente necesarios a la hora de pensar en la llegada de un nuevo niño a la familia. Así que papá y mamá principalmente, a ponerse porque mantener un  chico cuesta y bastan.

Los Números:

59 a 109 pesos un par de medias

119 a 219 pesos camisetas de algodón

219 a 799 pesos un conjunto con gorrito

299 a 899 pesos camperitas talles 1 y 2

1.490 a 4.250 pesos los cochecitos







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...