La maestra y escritora salteña Susana Vaz Tourem suma a su colección de cuentos infantiles los libros para colorear

ESCRITORA - Susana Vaz Tourem

ESCRITORA – Susana Vaz Tourem

Los libros para colorear de la escritora salteña Susana Vaz Tourem vienen acaparando la atención de los más pequeños y el incremento en la alta demanda hizo que Susana se animara a continuar realizando este tipo de historias que actualmente atrapa a los más pequeños. Lo interesante de sus lecturas ha hecho que incluso varias maestras del nivel inicial de las escuelas del medio y de jardines de infantes le solicitaran a esta escritora salteña que no deje de editar nuevas versiones, ya que la temática que trata y su lectura sencilla y amena hace de sus libros interesante material para compartir en las aulas.
Susana conoce muy bien la calidez y dedicación que implica el trabajo con los niños, una experiencia que adquirió de sus años como maestra, según contó a EL PUEBLO días atrás, tras visitar la redacción de este medio donde mostró sus nuevas ediciones literarias.
Susana Vaz Tourem se recibió de maestra y dictó clases en la escuela del barrio Ceibal y en la escuela Nº 12 del Hipódromo. También trabajó en las oficinas del BPS (Banco de Previsión Social), hasta que se fue a vivir con su familia a Montevideo por un tema de trabajo de su esposo.
Con el tiempo empezó a escribir lo que ella en un principio creía eran canciones, pero cada vez eran más los versos y narraciones que escribía hasta que tomó valor y se animó a publicar su primer libro, en total secreto, sin que su familia supiera nada al respecto.
“Siempre me gustó la literatura, pero nunca pensé que pudiera escribir, al principio pensé que eran canciones, porque había visto a un familiar de mi esposo que escribía canciones y así empecé a escribir yo también, hasta que me di cuenta que tenía muchos escritos y eso ya podía ser un libro”, relató con simpatía.
Susana, explicó la necesidad de que los niños tomen contacto con los libros y aprendan a amar la lectura desde muy temprana edad, sobre todo los libros ilustrados o para colorear que permiten desplegar en los más pequeños un sinfín de ideas. En este sentido arremetió contra la televisión que según dijo “ha acaparado mucho la atención de los niños, tanto como los juegos electrónicos que a veces se olvidan un poco de leer”, dijo con pesar.
Por eso, continúa escribiendo sus libros infantiles, y sobre todo incentivada por algunos docentes que los leen en sus clases y con ello llevan a los niños a un mundo de imaginación y fantasía, algo fundamental para Susana en el fortalecimiento de la educación temprana.
De sus más recientes creaciones, la escritora salteña destacó “El trompo azul”, que según dijo, fue utilizado por varias maestras al momento de enseñar los colores a sus alumnos y sobre todo por la referencia casi constante al color azul.
Muchos de sus libros y estas nuevas ediciones para colorear se pueden encontrar en las librerías del medio, como Office 2000, el Palacio de la Música, Turkos y un quiosco ubicado en calle Brasil casi Viera.
Entre sus primeros libros, se destaca, “Añoranzas”, “Clarita y Julián”, “La aventura de Andrés”, “Un payaso llamado Paco”, “La princesa y el leñador”, “Tesoros de la Infancia”, “La rosa roja”, “Relatos y leyendas”, “La valentía de Frank”, “La buena acción de Micaela”, “Las vacaciones de Marcela”, entre otros.