“La mamografía ha sido hasta hoy, insustituible”

Prevención. Con el Dr. Mauricio Luongo. Oncólogo.

“La Oncología en todo el mundo así como en Uruguay, apunta siempre a un tratamiento multidisciplinario de los pacientes oncológicos”, nos dice el profesional.
Porque una sola persona no puede tratar al paciente oncológico.

Dr. Mauricio Luongo

Dr. Mauricio Luongo

Y es en el Comité de Tumores o Científico, donde nos reunimos todos los integrantes de ese mencionado equipo, para discutir los casos clínicos.
Muchas veces se nos hace difícil, discutir todos los casos, pero en su mayoría, lo hacemos. Más cuando son casos y pacientes complicados, lo hacemos entre todos.
¿Cómo se conforma el equipo?
La base de tratamiento Oncológico, es siempre un Cirujano, un Oncólogo Medico, Clínico o de Quimioterapia. Un Oncólogo de Radioterapia que es lo que yo realizo y lo complementa un Patólogo y un Imagenólogo.
Este conjunto de personas, son indispensables para conformar dicho comité.
Acá en Salto ya está funcionando en CAM, y no solo consultan básicamente pacientes de Centro de Asistencia Médica, sino de ASSE, o cualquier paciente oncológico que así lo requiera.
Participando incluso Hematólogos, Ginecólogos, Gastroenterólogo, Urólogos, entre otros.
De acuerdo a la patología de cada paciente, es que se invita a diferentes especialistas en particular.
¿Cuánto hace que se encuentra formado este comité?
Ya hace unos tres años. Quedó un poco en suspenso y ahora se retomaron las actividades con más fuerza, reuniéndonos todos los martes, para lograr discutir unos veinte casos por día.
¿Clínica del Litoral, apoya a instituciones del medio?
Sí, trabaja con el CAM, pacientes de ASSE y por supuesto con pacientes particulares.
Pero básicamente, Centro Médico, envía a todos sus pacientes a nuestra clínica, entonces al integrar ese Comité, estamos en contacto permanente con los pacientes que sufren ésta patología.
¿Cómo se encuentra actualmente la incidencia en Cáncer de mama en Uruguay?
La comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, publica cada tres o cuatro años, un estudio epidemiológico por la incidencia de cáncer en general y por patología.
Se hace un relevamiento y comparación.
El cáncer de mama, no ha cambiado mucho en comparación.
Lo bueno que tiene, que con los estudios para clínicos que se han implementado y que han aumentado, estando algunos en tela de discusión, como lo son la mamografía, la ecografía mamaria y la obligación a las mujeres a realizarse el estudio, ha llevado a que se diagnostique, de manera más precóz.
Eso nos da la posibilidad de captar más pacientes, cuando antes, no se captaba o se lo hacía en forma tardía.
Parece ahí, que el número aumenta, pero lo que aumenta, es la captación precoz. Y eso está muy bueno.
Porque existen enfermedades pre malignas o in situ (en proceso de formación).
Cuando felizmente el paciente tiene un muy alto porcentaje de curación, en un noventa y nueve por ciento, con un tratamiento adecuado.
Esa es la etapa a la que hay que apuntar, a que las mujeres se diagnostiquen, porque hay probabilidad de curar.
¿Y si fuera un caso más grave?
Sería de un calcinoma inflitrante, donde el in situ se sigue transformando en un cáncer más profundo, que sea tratado en las etapas precoces.
Que es donde hay más chance de curabilidad.
Si se diagnostica en etapas más avanzadas, el índice de curación, va bajando.
¿Y en mamas?
En el caso de cáncer de mamas, con el descubrimiento de nuevas drogas, los cambios en la tecnología incluso de la Radioterapia, han mejorado tanto el tratamiento que la sobrevida de la enfermedad mamaria, se ha alargado mucho.
Se diagnostican muchos, pero muchos viven muchos años, también.
O sea que la mortalidad, ha bajado, o por lo menos, no es tan precoz.
Conocemos casos de pacientes con neoplasma de mamas, que llegan a vivir catorce, veinte años o más.
¿Va a depender mucho de la calidad de vida que lleve el paciente?
Sí, depende del estadío.
No estamos hablando de todos los casos. Cada uno es una persona y un paciente.
Pero en líneas generales, se apunta, a que el primer nivel de atención sea el examen clínico, el auto-examen mamario, la educación a las pacientes mamarios, a consultar de manera precoz ante cualquier sospecha, sin miedos.
La mujer por lo general tiene sus miedos, pudor, no va a consultar, se dejan estar. “Voy a ver si me duele, voy a ver si crece”.
No. Eso justamente, es lo que no hay que hacer.
Siempre tenemos que tener en cuenta, que la consulta precoz, lleva a una mejor opción, respuesta al tratamiento y por sobre todo, a sobrevida.
¿Existe algún cambio en la normativa de la obligatoriedad, para la edad de la mujer en realizarse la mamografía?
La mamografía viene a ser el estudio de Scrining (el más acertado) que puede hacerse.
Anteriormente, era obligatorio con las mujeres mayores a treinta y cinco años, luego fue mayor a cuarenta y actualmente, son a las mayores a cuarenta y cinco alargándose a los cincuenta.
Es que existen equipos de mamografía, de buena tecnología, que minimiza la radiación y hay conceptos de que la radiación es provocadora de cáncer. En mamas, tiroides, cuando uno utiliza los estudios radiológicos. Y eso no es tan así.
Pero si bien la tecnología ha avanzado y los equipos han mejorado, cada vez irradian menos y más localizados.
¡Es una verdad!
¿Existe otro tipo de examen a la mamografía?
Sí existen otros y son distintos que se sugieren, como la ecografía.
Y muchas veces se complementa, uno con radiación y el otro no.
Pero es verdad que hay cosas que muchas veces se ven en la ecografía que con la mamografía no se ven.
No sustituye uno al otro, se complementan y más ante una duda.
Lo mismo pasa con la resonancia, porque hay pocos en Uruguay.
Es un estudio que lleva mucho tiempo y no lo podemos hacer de rutina. Es por eso nosotros nos manejamos con Scrining, que es un estudio fácil y rápido, brindando una buena información.
La mamografía ha sido hasta hoy, insustituible.
Y los casos que puedan dar enfermedades secundarias a las mamografías, como pueden ser segundos tumores, son muchísimos menos, a la cantidad de casos, que se diagnostican precozmente.
Es por ello que nunca se va a abandonar la mamografía: son muchos más casos los que se detectan de los que se pueden enfermar por la radiación que se produce.
En cuanto a la edad de la mujer, es muy difícil establecer una edad.
Son normas que se van poniendo y que van cambiando.
Porque además de aconsejable es obligatorio.
Y yo creo que eso está bien, porque lleva al diagnóstico precóz, que es a lo que uno apunta.
Si vamos a esperar a los sesenta, para hacer una mamografía, va a ser tarde evidentemente. Hay que ver, cuántas personas menores a los sesenta se han visto beneficiadas.
De todas maneras, en el caso puntual de algunas personas que han contraído la enfermedad a los cuarenta, y la obligatoriedad es a realizarse la mamografía a los cuarenta y cinco, tendría que haberse realizado mucho antes igual.
De todas formas, hay mujeres que no se hacen nada nunca, ni un autoexamen. Y como piensan que la obligación es a los cuarenta y cinco o cincuenta, “me la hago más adelante” y ahí sí, ya puede llegar a ser tardía.
¿Para usted está bien, una mamografía a los cincuenta?
Es difícil saberlo, pero tenemos que ir a la mayoría de los números, que están situados en un porcentaje importante, la mayoría están después de los cincuenta.
Por supuesto que se la ve a la enfermedad en edades menores.
Pero son los menos, por suerte.
¿Se ha implementado nueva tecnología?
Sí, hemos tenido un gran acontecimiento, con el cambio de tecnología, para la clínica y toda la región, en sí. Implementando un Acelerador Lineal de última generación, con una variedad enorme de energías, con posibilidad de realizar tratamientos con electrones, que para la mama, sin dudas es un cambio positivo.
Ya que irradia de mejor manera conformada la radiación, con multiláminas realizando un mejor tratamiento.
Se evita irradiar zonas profundas y todo es por el cambio tecnológico.
La medicina cambia y hay que ir acompañando, porque se ve reflejado en el tratamiento y las pacientes sufren mucho menos.
¿Algunos consejos?
Al autoexamen mamario, tienen que hacerlo muy seguido y ante cualquier duda, no dejarse estar. Consultar al médico.
Esa es la conciencia que tiene que tomar una mujer, siempre.







El tiempo


  • Otras Noticias...